¿Qué hacer si tu hijo padece de fibromialgia?


La fibromialgia es una enfermedad realmente devastadora, debido a que ocasiona grandes dolores a nivel músculo esquelético constantemente y que parecieran que no fueran a terminar nunca. Además, ocasiona muchos otros síntomas como fatiga, trastornos del sueño, ansiedad, anquilosamiento, problemas de memoria, entre muchos otros.

Si realmente es tan terrible para un adulto que tiene conocimiento pleno de su cuerpo y de sus alrededores, así como el afrontar maduramente ante las diversas cosas que le presenta la vida, imagínense lo terrible que puede ser para un niño o joven que apenas está comenzando la vida, que no sabe que le está ocurriendo y que no saben nada, ni han escuchado hablar sobre la fibromialgia.

¿Qué hacer si tu hijo padece de fibromialgia?


Entonces, viene la gran incertidumbre de los padres ¿qué pueden o deben hacer si su hijo tiene fibromialgia?

Realmente, es una noticia, una realidad muy difícil de afrontar, debido a que quieres lo mejor apara tu hijo, quisieras curarlo y que no le pase nada malo, pero estás de atado de manos en este plano, debido a que esta enfermedad no tiene una cura total.

Antes que nada, lo más importante es mantener la calma y ser fuertes por tu hijo y por ti. Sinceramente, esta condición no es nada fácil, pero tampoco ayuda que te precipites o te alteres por esta condición. Son solo circunstancias que debes enfrentar en la vida y que seguro tu hijo y tu lograran salir victoriosos de ello.

Anota todos sus síntomas


Para empezar, puedes ir anotando cada uno de los síntomas que vaya experimentando tu hijo, todos sin excepción. De esta manera, el médico tiene toda la información posible, diagnosticará correctamente y te guiará en los tratamientos y medicamentos que necesite tu hijo.

Realiza todos los exámenes que te solicite tu médico


Por otro lado, la fibromialgia es muy difícil de diagnosticar debido a que se necesita antes descartar muchas otras enfermedades antes de llegar a la conclusión que se está ante esta enfermedad.

Por lo tanto, debes llevar a tu hijo con todos los especialistas que te indique tu doctor y que le realicen todos los exámenes y análisis necesarios. De esta manera, se descarta cualquier otra afección y se puede llegar al diagnóstico correcto y recetar el tratamiento correspondiente.

Sigue el tratamiento por completo que indique el médico


Finalmente, si se diagnostica correctamente a tu hijo que efectivamente padece de fibromialgia, sigue paso a paso los medicamentos y tratamientos de tu médico, así como sus recomendaciones.

Así puedes aliviar el gran dolor por el que está pasando tu hijo y le garantizas una mejor calidad de vida.

Además, también puedes buscar tratamientos alternativos como la acupuntura, el yoga, taichí, masajes, entre otros. Pero siempre consulta a tu médico, el siempre te guiará ante tus dudas e inquietudes y siempre procurará lo mejor para tu hijo.