Los parásitos intestinales pueden provocar Fibromialgia


Actualmente, la ciencia no se sabe con certeza que ocasiona la fibromialgia. Hay cientos de miles de teorías sobre que puede ocasionarlo, pero ninguna a sido verificada en su totalidad.

Entre las múltiples tesis que se manejan es que los parásitos intestinales pueden provocar fibromialgia. De hecho, algunos pacientes que padecen de esta enfermedad aseguran que se la causó específicamente parásitos intestinales.

Sin embargo, existen muchos tipos de parásitos ¿cuáles pudieran ocasionar la fibromialgia?

Tipos de parásitos intestinales


Hay muchos tipos de parásitos que se pueden contraer los humanos de distintas formas. Además, dependiendo de cual sea, puede ocasionar ciertas sintomatologías e incluso diversas afecciones.

Pero, a pesar de la gran cantidad de parásitos, esencialmente se dividen en dos grandes tipos los que son intestinales:

Protozoos

Los protozoos son microscópicos y, por ello, se pueden multiplicar fácilmente dentro del ser humano. De esta manera, se desarrollan infecciones muy graves.

Además, las personas se contagian vía oral de los protozoos intestinales, consumiendo agua, alimentos o cualquier cosa que esté contaminada. Por otro lado, se pueden contagiar de protozoos de la sangre por contagio de un artrópodo vector como, por ejemplo, la picada de algún insecto portador de este parásito.

Helmintos

Los helmintos se pueden ver a simple vista, y también pueden alojarse dentro de los seres humanos cuando son adultos. Estos ingresan al organismo por vía oral e incluso a través de la piel.

Los parásitos intestinales y la fibromialgia


Todos estos tipos de parásitos pueden provocar síntomas muy parecidos a la fibromialgia. Mayormente, pueden ocasionar grande dolores abdominales y problemas de estreñimiento o incluso de diarrea, los cuales son síntomas que también tiene la fibromialgia.

Pero, a diferencia de la FM, los parásitos son fáciles de detectar con simples exámenes médicos y estudios bajo el microscopio. Además, los síntomas que generan solo duran poco tiempo y no durante años como sucede con la fibromialgia. Por lo tanto, pareciera a primera vista que estos organismos diminutos pudieran ser los causantes de esta grave afección.

Además, apenas el 2% de la población mundial padece de fibromialgia. Si fuera ocasionada por parásitos intestinales, estos se detectarían fácilmente e incluso debería de haber muchos más casos por FM, debido a que son miles de millones de personas que adquieren estos parásitos nada deseados, mucho más que el porcentaje mundial de las personas con fibromialgia.

En conclusión, es casi imposible, improbable que los parásitos intestinales pueden provocar fibromialgia. Sin embargo, no existen estudios o investigaciones sobre esta temática, bien sea para demostrar o descartar que estos organismos realmente puedan causar esta terrible enfermedad.