La Fibromialgia y el Sueño


La fibromialgia es una enfermedad crónica en la cual el paciente sufre de varios síntomas entre los que resaltan el dolor a nivel músculo esquelético, fatiga, dolores abdominales, problemas de memoria, ansiedad, depresión, entre otros.

Entre sus múltiples síntomas, se manifiesta en las personas que padecen esta enfermedad que tienen problemas relacionados con el sueño o por falta de este. De hecho, es uno de los padecimientos que más frustra a quienes padecen esta enfermedad.

Problemas de sueño con la fibromialgia


Todos aquellos pacientes con fibromialgia desarrollan problemas con el sueño. Sin embargo, todavía no está muy claro si los dolores que padece la persona son los culpables de no poder dormir bien o si duermen y este sueño no es totalmente reparador por culpa de la fibromialgia. Cualquiera de los dos casos, no cabe duda que a falta de sueño reparador o por ausencia del sueño, los síntomas de esta enfermedad empeoran.

Ciertamente, los pacientes se encuentran en un eterno ciclo en que debido al dolor no duerme bien y que por ausencia de un sueño reparador se les ocasionan mayores dolores. Además, esto ocasiona una gran depresión y estrés en el paciente.

Las etapas del sueño


No necesariamente el dormir varias horas quiere decir que la persona va a despertar totalmente descansada, lo cual se presenta mucho en los pacientes con fibromialgia. Por ello, no importa tanto la cantidad del sueño, sino la calidad del sueño.

Es importante que el paciente tenga un sueño profundo, en el cual las ondas son lentas, en este tipo de sueño se le denomina como sueño delta.

Es muy importante lograr tener sueño delta, debido a que en esta etapa del sueño el cuerpo se relaja por completo y así éste procede a restaurar los tejidos, la musculatura y la energía del cuerpo.

Por ello, si no se logra tener este sueño profundo el cuerpo no termina de recuperarse y es por ello que la persona despierta totalmente agotada, como si no hubiese dormido nada.

Consejos para poder tener un sueño reparador


Para poder llegar a la fase delta del sueño, es muy importante que siga estos consejos, para así descansar completamente y su organismo se recupere de su jornada del día.

  • Establece un horario para dormir, procura dormir a la misma hora todos los días, sin excepción. Así, su organismo se habitúa y fácilmente cuando llegue esa hora sentirás sueño. También aplica con la hora para despertar, procura siempre despertar a la misma hora.
  • Usa tu cama sólo para dormir. No te pongas a ser otro tipo de actividades como ver la televisión, leer, comer, revisar su teléfono e incluso trabajar.
  • Evita comer de dos a tres horas antes que ir a dormir y que preferiblemente estas comidas antes de ir a la cama sean ligeras.