Fibromilagia y el Sexo


La fibromialgia es una enfermedad que afecta a la persona con graves dolores a nivel músculo esquelético y con fatiga. De esta manera, afecta el ánimo y la calidad de vida del paciente, en cada una de las facetas por las cuales debe pasar.

Ciertamente, una de esas facetas que afecta considerablemente es la parte de la sexualidad. De hecho, la persona experimenta grandes pérdidas de su libido y de su rendimiento sexual.

En otros casos, puede que el libido se mantenga intacto, pero debido a los dolores tan fuertes y la rigidez del cuerpo, hacen que no se logre disfrutar del sexo como antes podías hacerlo.

Desgraciadamente, toda persona que padecen de alguna enfermedad crónica le afecta considerablemente su vida sexual. Pero, es necesario, a pesar de las dolencias, que la persona con fibromialgia pueda disfrutar de su sexualidad.

El sexo no solamente es importante para tener una buena relación íntima con tu pareja, sino que también trae buenos beneficios. Entre éstos, es que mientras se mantiene una actividad sexual plena, se aumentan las endorfinas, las cuales ayudan a disminuir el dolor y mejorar el estado de ánimo y el bienestar.

¿Por qué la fibromialgia afecta la libido?


Principalmente, la fibromialgia afecta la libido debido a que la persona está en un constante malestar debido a los grandes dolores, rigidez y fatiga que padece. Asimismo, algunos medicamentos que se usan para tratar la FM, pueden afectar considerablemente el deseo sexual.

Entre éstos fármacos que afectan el libido están la duloxetina y el milnacipran. Por otro lado, están también los antidepresivos como la paroxetina y la sertralina que afectan considerablemente el deseo sexual.

Sin embargo, cambiando estos medicamentos o reduciendo sus dosis, pueden permitir que pueda disfrutar de su intimidad. Pero, todo esto debe consultarlo con su médico a los fines que éste le indique cuál puede ser el mejor tratamiento para usted.

Si padezco de fibromialgia, ¿cómo puedo tener relaciones sexuales sin lastimarme?


Es normal que, padeciendo de tanto dolor, evites hacer cualquier tipo de actividad que pueda generarse más dolor o molestia. Pero, no te preocupes, puedes tener relaciones sexuales sin lastimarte ni tener nuevas lesiones o dolores.

El todo está en la práctica. Ciertamente, con tantas dolencias y puntos sensibles, necesitas saber qué posiciones y movimientos puedes realizar sin que represente para ti una mayor molestia. Como te dijimos antes, todo está en la práctica y con tu pareja puedes encontrar que es lo más cómodo para ti durante el coito.

Por ejemplo, puedes ayudarte con almohadas durante tus relaciones sexuales para acomodar mejor cuerpo y así no sientas ninguna presión o dolencia. También puedes implementar nuevas posturas que te hagan sentir más cómodo, puedes intentar estar acostado de lado o estar sobre tu pareja.

Posiblemente, anteriormente tenía ciertas posturas favoritas o estabas acostumbrado tener relaciones de una determinada manera. Pero, esto no quiere decir que sean las únicas formas de lograr disfrutar de tu intimidad.

Todo es tener paciencia, tomarlo con calma y encontrar que otra forma puedes disfrutar de tu vida sexual. De esta forma, evitarás más dolencias y tendrás una buena calidad de vida.