Fibromialgia y la artritis reumatoide


La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por presentar sensibilidad generalizada en las articulaciones, fatiga, dolores a nivel músculo esquelético y agotamiento después de realizar un esfuerzo físico y especialmente después de dormir.

La fibromialgia afecta más a las mujeres que los hombres. Ciertamente, afecta principalmente a las mujeres que se encuentra en su etapa fértil.

Esta enfermedad por lo general se presenta en personas entre las edades comprendidas de 20 a 55. Desgraciadamente, se puede presentar en los niños, sin discriminar edad alguna.

Entre toda la población, se estima que entre el 3 y el 6 por ciento de la población general, incluidos los niños, cumplen los criterios formales para un diagnóstico oficial de fibromialgia. Esto haría que la fibromialgia sea dos veces más común que la artritis reumatoide.

Síntomas de la Fibromialgia


Algunos síntomas de la fibromialgia incluyen:

- Sensación de dolor, ardor y dolor en el cuerpo a nivel general y músculo esquelético.
- Fatiga, problemas para conciliar el sueño, despertarse cansado, rigidez matutina.
- Insomnio, despertarse frecuentemente o quedarse dormido inmediatamente.
- Síndrome del intestino irritable, diarrea, estreñimiento, hinchazón y calambres.

La Artritis Reumatoide


La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune la cual el mismo organismo ataca el revestimiento de las articulaciones. Ciertamente, lo que diferencia este tipo de artritis a cualquier otro, es que se manifiesta en ambos lados por igual, es decir, en ambas manos, en ambas rodillas, muñecas, entre otras articulaciones.

Debido a este tipo de simetría que presenta la artritis reumatoide, es que se puede diferenciar fácilmente de otras artritis. Además, también puede afectar a los nervios, pulmones, piel, corazón e incluso hasta los ojos.

La artritis reumatoide mayormente empieza en las manos. Sin embargo, puede afectar cualquier articulación como la mandíbula, cuello, codos, muñecas, espalda, caderas, rodillas y pies.

En ocasiones extraordinarias, la artritis reumatoide puede generar que la voz se ponga más ronca. De hecho, esto ocurre debido a que este tipo de artritis afecta la caja de voz, donde se encuentran las cuerdas vocales.

Síntomas de la artritis reumatoide en sus articulaciones


Mayormente, la artritis reumatoide afecta las articulaciones ocasionándoles inflamación. Sin embargo, también puede tener otros síntomas que afectan notoriamente a las articulaciones. Entre estos otros síntomas se encuentra:

- Se produce un notorio abultado o hinchazón en la articulación.
- La articulación tiene mucha rigidez y no permite que esta se mueva con facilidad.
- La inflamación de la articulación produce mucho dolor, bien sea que la mueva o no.
- Se nota un gran enrojecimiento en la articulación y aumento de calor.

¿Existe alguna relación entre la fibromialgia y la artritis reumatoide?


Realmente, no existe una entre la fibromialgia y la artritis reumatoide. Ciertamente, estás dos enfermedades son distintas, aunque algunos síntomas se puedan parecer.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, es decir que el organismo ataca el recubrimiento de las articulaciones. Mientras que la fibromialgia no es una enfermedad autoinmune y todavía no se sabe que la produce.

Además, este tipo de artritis ocasiona una gran inflamación en las articulaciones, en cambio, la FM no ocasiona ningún tipo de inflamación.

Sin embargo, lo que si comparten estas enfermedades es que dependiendo del estilo de vida del paciente, estos padecimientos pueden empeorar o disminuir.