Consejos para reducir la fatiga y el dolor de la fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad que provoca muchos dolores y la fatiga. De esta manera, muchas veces el paciente se siente limitado para hacer cualquier tipo de actividad.

Con la fibromialgia habrá días buenos y días malos, donde la intensidad del dolor va disminuir o aumentar. Ciertamente, todo va a depender como despierte cada día y cómo se puede afrontar estas limitaciones.

Por ello, te presentaremos unos consejos para reducir o afrontar la fatiga y el dolor de la fibromialgia especialmente, en aquellos días en donde te sientes peor cómo conseguir el empuje que necesitas.

Hacer ejercicio cuando te sientes agotado


Cuando te sientas agotado o muy dolorido, seguramente lo que menos quieres hacer es realizar cualquier tipo de actividad y especialmente si es algún ejercicio. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer para no sentirte tan adolorido o tan fatigado es justamente hacer alguna actividad deportiva o ejercicio.

Y es que el ejercicio ayuda a liberar el dolor, la fatiga, el estrés y cualquier otro síntoma que padezca aquella persona con FM. Entonces, para empezar a hacer ejercicio con alguna dolencia es haciendo poco a poco, lentamente, no se esfuerce demasiado.

Puede empezar simplemente caminando, empiece con 20 minutos y luego va subiendo el tiempo gradualmente. Con esta simple actividad verá como poco a poco va agarrando fuerzas y más ánimo para ejercitarse.

Los masajes también pueden ayudar a aliviar el dolor y la fatiga


Los masajes son una excelente terapia para aliviar el dolor y la fatiga provocados por la fibromialgia. Además, también ayudan notoriamente a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión.

Asimismo, ayuda a tener un mejor rango de movimiento. Por otro lado, los masajes vigorosos alivian los dolores musculares característicos de la fibromialgia.

Puede usted mismo aplicarse un masaje con ayuda de pelotas de tenis o cualquier otra que sea firme. Simplemente, masajee el área adolorida con ayuda de la pelota con movimientos circulares y precisos.

La acupuntura, otra terapia para aliviar el dolor y la fatiga


La acupuntura es una terapia de curación de origen chino, la cual consiste en colocar agujas especiales en ciertos sectores del cuerpo. De esta manera, sirve para drenar mejor la energía, hacer que aumenten los químicos naturales beneficiosos del cuerpo y así se alivia el dolor que padezca el paciente.

A las personas que padecen de fibromialgia, esta terapia puede ser de gran ayuda. Ciertamente, ayuda enormemente a aliviar el dolor y la fatiga, combatiendo los dolores con la liberación de energías y químicos.

Todo va a depender como reaccione este tipo de terapia en cada individuo, porque en cada persona les puede ser de gran ayuda como en otros parece que no les produce nada.

El calor para aliviar el dolor


Inducir calor en el sitio que se sienta molestia puede ayudar a aliviar cualquier malestar o dolor. Es muy fácil de realizar, solo debe colocar una toalla tibia sobre el área que le molesta.

Asimismo, también puede ayudar a relajarse con un baño con agua tibia.