Fibromialgia una enfermedad silenciosa

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual ocasiona múltiples dolores a nivel músculo esquelético, fatiga, dolores a nivel abdominal, problemas de concentración, dificultades para dormir entre otras muchos síntomas y dolencias.
La FM puede atacar a cualquier tipo de persona de cualquier edad o sexo. Sin embargo, la padecen son las mujeres mayores de 40 años de edad.
A pesar de las múltiples investigaciones, todavía no se ha determinado por qué se produce esta enfermedad. Ciertamente, ciertos hechos bastantes traumáticos pueden ocasionar que aparezca esta enfermedad.
Debe ser por circunstancias muy fuertes, tanto física como psicológicamente, como un accidente automovilístico o una violación. Este tipo incidentes producen un estrés tan grande que desgraciadamente dejan como secuela esta lamentable enfermedad.
Fibromialgia es una enfermedad silenciosa... Desgraciadamente, el paciente sufre de mucho dolor y no hay ninguna evidencia física que haga evidenciar que ocasiona tanto dolor.
Efectivamente, existen unos puntos en el cuerpo del paciente con FM que son hipersensibles, al ser apretados siente más dolor de lo esperado. Ciertamente, estos puntos son llamados puntos gatillo y están situados en el cuello, hombros, espalda, brazos, cadera, y piernas.

Fibromialgia una enfermedad silenciosa

Las personas que padecen de esta enfermedad viven todos los días a todas horas con dolor. Deben estar siempre bajo un tratamiento constante porque sino tanto dolor no le permite desarrollar su vida cotidiana.
La FM causa un dolor y un fatiga increíbles, lo cual afecta enormemente el desempeño de las actividades diarias. De hecho, estos tienen una respuesta mayor al dolor y pueden experimentar dolor por estímulos no dolorosos como puede ser una simple caricia.
Además, la persona puede padecer de grandes dolores de cabeza o faciales, que hacen que tenga dificultades para concentrase, dificultades para recordar, así como problemas para concentrarse.
Puede padecer de una gran fatiga, esto ocasionado a tiene problemas para conciliar el sueño. O, por el contrario, poder dormir pero este tipo de sueño no sea el necesario para recuperar las energías necesarias. Por ello, a pesar que el paciente pudo dormir sus horas necesarias, despierta totalmente exhausto porque su sueño no fue reparador.
Definitivamente, no es una forma fácil de vivir. Constantemente la persona tiene un gran dolor en su interior, silencioso, que solo ella puede sentirlo, padecerlo y que nadie más puede sentirla o verla.
Es por ello, que la sociedad no logra entender al paciente con fibromialgia. Son muy pocos quienes la padecen, pero de la misma forma son pocas las personas que conocen de la existencia de la misma.
Esto hace que el paciente se sienta peor de lo que se siente, esto debido a que nadie le entiende o comprende por lo está pasando. No le queda de otra que acostumbrarse a tanto dolor, el cual nunca desaparece por completo.
Simplemente, la fibromialgia es una enfermedad silenciosa.