Fibromialgia una enfermedad real pero incomprendida


La fibromalgia es una enfermedad crónica que fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud en el año 1992, como una realidad clínica. Ya han pasado casi treinta años desde que la OMS le dio la categoría de enfermedad internacional.
Durante este tiempo los especialistas y médicos de diversas áreas han realizado una gran variedad de estudios a los fines de tener una mayor compresión de la misma. Así, tenemos que los especialistas han logrado identificar muchos aspectos o características, los cuales nos permiten tener nociones dicha enfermedad.
Entre estos aspectos más resaltantes tenemos que dicha enfermedad o síndrome afecta alrededor del 5% de la población mundial.
De igual forma, se ha logrado determinar que el sexo femenino es potencialmente más propenso de padecer la misma. Sin embargo, ello no quiere decir que los hombres se encuentren totalmente seguros de sufren de la misma.
Se ha logrado establecer muchos métodos o tratamiento a los fines de aliviar los síntomas que genera esta enfermedad.
A pesar de ello, los especialistas no han logrado establecer un tratamiento o medicamento que erradique o cure a los pacientes que sufren de la misma.

Desconocimiento de la enfermedad

Actualmente, existen muchos avances en los estudios realizados para comprender esta enfermedad crónica. En virtud de ello, es que se entiende que esta enfermedad consiste en una alteración en la estructura o funcionamiento del cuerpo que se caracteriza por brotes o episodios de intenso dolor.
Básicamente, es conocido por una gran parte de la población que esta enfermedad genera episodios de intenso dolor, los cuales suelen afectar la vida del paciente.
Ahora bien, si bien es cierto que los brotes o episodios de dolor son la principal característica no es el único síntoma que puede general. Ciertamente, las personas que padecen de esta enfermedad suelen presentar otros síntomas, entre los cuales debemos destacar la depresión, ansiedad y los problemas para conciliar el sueño.
Estos síntomas son importantes resaltar en virtud que los propios pacientes y sus círculos familiares, pueden desconocer que los mismos constituyen un síntoma de la enfermedad.
Así, tenemos que muchas personas desconocen los efectos de estos síntomas sobre el paciente, y, como consecuencia, no entienden el padecimiento de los afectados.

Fibromialgia una enfermedad real pero incomprendida

Ahora bien, por una parte tenemos que las personas suelen desconocer estos síntomas “adicionales”, y por otra que no “saben” reconocer las características de los mismos. Así, la combinación de estos dos factores suele ser perjudicial para el desarrollo y cuidado del paciente.
De hecho, en virtud de este desconocimiento tenemos que los pacientes no suelen tener la atención médica debida. De igual forma, se genera una falta de compresión en el desarrollo de la vida del paciente.
Ello como consecuencia, que al no entender que un paciente de fibromialgia puede padecer de ansiedad, depresión y problemas de sueño debe ser visto de otra forma.
Esto no quiere decir que padecer de fibriomialgia debe generar una discriminación a los pacientes. Sin embargo, es importante que todos sepan hasta que punto puede afectar el desarrollo de sus actividades habituales.
En conclusión, la fibromialgia es una enfermedad real... Pero incomprendida...