Síntomas de Fibromialgia y Fatiga Crónica

La fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, también conocida como el síndrome de Disfunción Inmune, son enfermedades que se ven con mayor frecuencia en la población. Por una parte, pudiéramos pensar que dichas enfermedades se vuelven más comunes en la población.

Aunque, tal vez lo correcto sería decir que los médicos y especialistas han aprendido a reconocer la presencia de estas enfermedad en los pacientes.

 Ciertamente, con los avances médicos podemos indicar que existen procesos para identificar con mayor certeza si un paciente padece de una u otra enfermedad. De hecho, debemos indicar que ambas enfermedades presentan una serie de síntomas comunes, los cuales pudieran provocar la confusión de cualquier médico no especialista.

  Síntomas comunes de ambas enfermedades 

Inicialmente, debemos precisar que ambas enfermedad guardan muchas características en común, entre las cuales tenemos la variedad de síntomas. De hecho ambas enfermedades durante su evolución pueden general distintos síntomas entre los cuales tenemos:

  Cuadros o brotes de dolor

 Estos síntomas se presentan en ambas enfermedades. Sin embargo, constituye el síntoma por excelencia en los pacientes que padecen de fibromialgia. Los episodios o brotes pueden experimentarse en diversas partes del cuerpo, articulaciones, músculos, extremidades o el torso del cuerpo. De igual forma, el tiempo de duración y frecuencia puede evolucionar de acuerdo a cada paciente.

  La Fatiga

 Este es el síntoma por excelencia del síndrome de fatiga crónica, aunque de igual forma los pacientes con fibromialgia suelen experimentar episodios de fatiga extrema. La diferencia principal entre ambos pacientes se constituye en el grado de dicha fatiga.

 Así, mientras que un paciente con fibromialgia presenta cuadros de fatiga después de un episodio, sin embargo la misma no afecta la vida del paciente por sí misma. Tenemos a los pacientes con el síndrome de fatiga crónica, los cuales experimentan un profundo agotamiento por el desarrollo de cualquier actividad.

  Problemas de Dormir

 Este síntoma se presenta en ambos pacientes y consiste en que los pacientes no sienten haber descansado después de dormir. Así, tenemos que no importa el tiempo que duerman, no recuperan su energía para realizar las actividades cotidianas.

 Asimismo, debemos señalar que este síntomas propio de ambas enfermedad puede verse intensificado por el estrés y otros factores externos.

  Problemas cognoscitivos

 Es muy común que los pacientes que padecen de estas enfermedades desarrollen problemas o dificultades en los procesos cognitivos. Básicamente, pueden desarrollar confusión, problema de concentración de memoria entre otros. Asimismo, tenemos precisar que estos síntomas por lo general, son asociados a otros factores mas que a la propia enfermedad.

  Problemas psicológicos

 Es muy común que los pacientes que sufren de estas enfermedad desarrollen problemas emocionales, como depresión y ansiedad. Ciertamente, estos síntomas son muy frecuentes, de igual forma, suele ser acompañado de estrés.

 Así, tenemos que la combinación de todos estos síntomas suele general problemas anímicos muy fuertes en el paciente. Por otra parte, consideramos necesario destacar que los síntomas de los pacientes suelen ir en aumento hasta el punto de afecta la vida cotidiana.

De hecho la evolución de los síntomas suelen afectar el desarrollo de cualquier tipo de actividad hasta el punto de general invalidez en los pacientes.