La Hepatitis C y la Fibromialgia

La Hepatitis C y la Fibromialgia son enfermedades las cuales tienen muchas similitudes. De hecho, se presentan y tienen síntomas las cuales se parecen mucho. Ciertamente, la hepatitis C se transmite a través de la sangre infectada. Sin embargo, la fibromialgia todavía no se sabe que lo provoca o cómo se transmite y todavía los especialistas siguen en investigaciones para determinarlo.

 Entre las hipótesis que manejan los especialistas, creen que la persona que se infecta de hepatitis C también puede llegar a desencadenar que esta termine padeciendo de FM. Esta teoría se debe a que últimamente existen muchos casos de personas que padecen de ambos padecimientos. Además, otros estudios apuntan que la fibromialgia está presente en más personas con hepatitis C que como una enfermedad aislada.

  Sobre la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual ocasiona muchas dolencias a nivel músculo esquelético al paciente. Además, genera dolores de cabeza, malestares estomacales, trastornos del sueño, anquilosamiento, entre otros malestares. Asimismo, las personas que padecen de FM tienen unos puntos en su cuerpo llamados “puntos gatillos”, los cuales al ser presionados, le genera mucho dolor al paciente.

 Lo que hace complejo el determinar el origen de esta enfermedad, es que el paciente sufre de demasiados síntomas que se presentan conjuntamente. Ciertamente, es un ciclo de dolor, fatiga, insomnio, depresión, entre otros muchos síntomas que hace difícil el rastrear el origen de esta enfermedad.

 Algunos especialistas han señalado posibles orígenes de la fibromialgia, claro está todavía no determinan si son una causa real o parte del problema. Entre los posibles desencadenantes que sugieren están:

  Evento traumático a nivel físico o psicológico.

 Que el sistema inmunológico no funcione correctamente. Alguna enfermedad infecciosa. Desordenes en el sueño. Anormalidades musculares. Desequilibrios a nivel hormonal.

  La Hepatitis C y la Fibromialgia

Como se dijo anteriormente, los especialistas apuntan que existe algún tipo de conexión entre la hepatitis C y la fibromialgia. Ciertamente, creen específicamente que la hepatitis C es un desencadenante la cual provoca el inicio de la FM. Entre las coexistencias que se encuentran entre estas patologías se encuentran:

  Síntomas muy parecidos

Tanto la fibromialgia como la hepatitis C tienen síntomas muy parecidos, entre las que resalta que ambas manifiestan dolores a nivel músculo esquelético y la fatiga. Además, cuando el paciente tiene estas dos afecciones, tienen inflamación alrededor de las articulaciones y de los vasos sanguíneos o linfáticos.

  Proteínas inmunes

 Las citoquinas son aquellas proteínas encargadas de regular la respuesta del sistema inmunológico. Dentro de estas proteínas, se encuentran unas llamadas interleucinas, las cuales son las que permiten que el individuo sienta dolor.

Ahora bien, los pacientes con fibromialgia tienen las interleucinas considerablemente elevadas. Además, investigaciones también han revelado que estas mismas proteínas también aumentan cuando el paciente sufre de hepatitis C.

  Causas infecciosas

Las enfermedades infecciosas, tienen una estrecha conexión con los pacientes con FM. De esta manera, a medida que se encuentran en el organismo del individuo, pueden causar mayores daños a nivel celular. Es por ello, que la hepatitis C tiene una extraña conexión con la fibromialgia. Si bien, hasta los momentos, no se ha evidenciado que la FM es causada por una infección, es posible que sea una manifestación de la hepatitis C.

 Hay muchas pruebas de esta relación entre estas enfermedades. Sin embargo, que efectivamente algún virus o microorganismo es la causante de la fibromialgia, o se manifieste en conjunto con la hepatitis C o sea el resultado de esta última.