Fibromialgia y la Alimentación


La fibromialgia es una patología la cual ocasiona mucho dolor generalizado, a nivel músculo esquelético, fatiga, problemas con el sueño, entre otros síntomas que afectan la calidad de vida de quien la padece. Ciertamente, afecta a más de 5 millones de personas en el mundial.

Pero, a pesar de las cifras y de los estudios efectuados todavía no se sabe cuál es el origen de esta enfermedad, ni cuál es la causa, ni existe un tratamiento en la medicina que logre curarla por completo.

Solamente existen tratamientos a los fines de aliviar las dolencias que presenta el paciente con fibromialgia. Absolutamente todos los medicamentos y fármacos están destinados a los fines de sobrellevar el dolor.

Es por ello, que los pacientes con fibromialgia buscan y tratan con tratamientos alternativos. De esta manera, logran adoptar un estilo de vida, así como un gran cambio su dieta.

La Alimentación en las personas con Fibromialgia


Estudios han revelado que pacientes con Fibromialgia cuando ingieren ciertos alimentos, pueden empeorar sus síntomas y dolencias que son ocasionadas por esta enfermedad.

Pero a pesar de ello, así como existen alimentos que empeoran los síntomas, hay otros que ayudan notoriamente en el bienestar del paciente.

Por lo tanto, aquí te sugerimos unos alimentos para que incluyas en tu dieta y así mejore tu organismo y tenga una mejor calidad de vida.

Vitamina D


Esta vitamina es esencial para contrarrestar los síntomas de la fibromialgia. Ciertamente, la deficiencia de esta vitamina puede ocasionar mayores dolores a nivel músculo esquelético.

Además, niveles bajos de vitamina D hace que el paciente con FM necesite una dosis mayor de analgésicos.

Esta vitamina a la puedes conseguir en alimentos como los huevos, el pescado, el aceite de hígado, cereales fortificados, productos de soya, ostras, entre otros.

Agregue muchas frutas y verduras a su dieta


La mayoría de las frutas, verduras y vegetales tienen antioxidantes que ayudan a mejorar y normalizar su cuerpo.

Te puede interesar: Desayuno para Fibromialgia

En los casos de fibromialgia, estos antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que dañan las células del cuerpo.


Consuma alimentos con Omega 3


El Omega 3 ayuda a los pacientes con FM a reducir inflamación, los dolores en las articulaciones, la rigidez en las mañanas y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Este excelente componente lo consigues en la linaza, las nueces y especialmente en los pescados grasos como el salmón.

Alimentos que deben evitar las personas con fibromialgia


Te acabamos de indicar cuales alimentos son beneficiosos para tu salud. Pero, ahora te señalaremos cuales alimentos debes evitar consumir para que tus síntomas de la fibromialgia no empeoren.

Evita aquellos alimentos con aditivos químicos


Algunos aditivos alimentarios como el aspartamo y el glutamato monosódico, son químicos que pueden aumentar las dolencias en los pacientes con fibromialgia.

Ciertas investigaciones han demostrado que, al eliminar estos químicos de la dieta, hace que se reduzcan los síntomas de la FM.

Te puede interesar: Qué alimentos son buenos para la Fibromialgia

Elimina la cafeína


Uno de los síntomas que caracteriza a la fibromialgia, es que el paciente tenga alteraciones en el sueño. Por ello, durante el día las personas que padecen de esto, ingieren grandes cantidades de café a los fines de no quedarse dormido durante el día.

Pero, la realidad es que en vez de ayudar a quedarse despiertos durante el día, afecta el sueño durante la noche. Por lo tanto, no ingiera bebidas que contienen cafeína, puede suplirlo por té verde descafeinado.

Kayleigh Méndez
Ya lo dijo alguna vez Hipócrates "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina" y a pesar que lo dijo hace muchísimos años atrás antes de Cristo, esto se encuentra más presente que nunca.

Se padezca de esta enfermedad o no, es muy importante que se cuide la alimentación para que puedas vivir una vida plena y sin contratiempos, sin dolores, futuras afecciones y demás.

Por lo tanto, debemos tener cuidado con lo que comemos e incluso prescindimos de comer.