Fibromialgia y Aborto


La fibromialgia es una enfermedad que afecta gravemente al individuo, debido a que éste sufre grandes dolores a nivel músculo esquelético y es caracterizado por un dolor crónico generalizado.

Asimismo, la FM puede afectar tanto física como emocionalmente. De hecho, las alteraciones psicológicas pueden influir durante todo el proceso de la enfermedad.

La Fibromialgia y los síntomas durante el embarazo


Además, esta enfermedad principalmente afecta a las mujeres. Por lo tanto, cuando la mujer con fibromialgia queda embarazada, sus síntomas pueden empeorar, pero también pueden mejorar e incluso casi desaparecer.

No existen estudios que determinen que a una mujer le vaya a mejorar o empeorar sus síntomas. Tampoco se sabe con certeza porque pueden ocurrir estos dos escenarios tan distintos.

Cuando empeoran los síntomas de la fibromialgia durante el embarazo


El embarazo de por sí tiene muchos síntomas fisiológicos que causan grandes molestias y dolores en la mujer. Además, si es una mujer con FM, los síntomas pueden ser peores, bien sea los síntomas ocasionados por el embarazo o los propios de esta enfermedad.

Las mujeres embarazadas con fibromialgia presentan una mayor fatiga, mayores alteraciones del sueño, grandes dolores de espalda, deterioro de la memoria y una gran depresión, que se puede presentar durante y después del embarazo.

Te puede interesar: Síntomas de la Fibromialgia

Desgraciadamente es una mezcla de dolencias que va aumentando a medida que va progresando el embarazo, siendo el último mes el peor.

Además, se presenta la anemia, que es habitual que se encuentre en algunas de las embarazadas, que provoca que aumente la fatiga y especialmente en las mujeres con fibromialgia.

Por si no fuera poco, el cambio de la forma y el peso del cuerpo de la mujer embarazada, también hace que aumente el dolor de los puntos sensibles caracterizados por la fibromialgia.

Es esta acumulación de dolor y extenuación al cual está expuesto el cuerpo, que se presente como una gran amenaza, no solo para la mujer sino para el bebé que se está formando.

El embarazo y las situaciones psicológicas


Las hormonas segregadas por el embarazo y también las que se generan debido al estrés, pueden causar complicaciones mientras se va desarrollando el bebé y que pudieran ocasionar un aborto espontáneo.


No sólo eso, la ansiedad pueda que conmocione mucho a la futura madre y no sepa que decisiones tomar por su propia salud y la de su futuro hijo. Es por ello, que se genera más estrés al cuerpo pudiendo de la misma forma ocasionar un aborto.

La Fibromialgia y el Aborto


Se han realizado estudios en los cuales han comparado mujeres con FM y otras sin esta enfermedad, y desgraciadamente se verificó que, en la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas con fibromialgia corrían un riesgo mayor de tener un aborto espontáneo, prematuridad, polihidramnios y retraso en el crecimiento intrauterino.

Además, esto aumenta si la mujer es fumadora, debido a que se presenta una rotura prematura de las membranas que sostienen al feto.

Te puede interesar: Embarazarse después de un aborto

Asimismo, hay una estrecha relación entre la fibromialgia y los abortos debido a la depresión que padecen las mujeres con esta enfermedad. Ciertamente, existe una relación entre los síntomas de la depresión y que después haya un aborto espontáneo.

En conclusión, tanto la fibromialgia como el embarazo, debido a sus síntomas en conjunto, pueden empeorar los síntomas de la FM, ocasionar problemas durante el embarazo e incluso hay más probabilidades de que haya un aborto espontáneo.


Valeria Iñiguez
Toda mujer con fibromialgia debe pensar muy bien si desea pasar por tantas cosas, tanto el que se empeore los síntomas de la enfermedad, como el que e pueda exponer la vida del futuro bebé.

Ciertamente, es muy traumático los embarazos cuando tienen circunstancias que los hace de alto riesgo y estoy segura que una de esas causales está que la persona padezca de fibromialgia.

Además, está el riesgo que en algún momento ese futuro hij@ padezca de fibromialgia. De verdad son muchos riesgos.