Fibromialgia en niños

En ocasiones, ocurre que algunos niños hacen que tienen algún malestar para que no vayan a la escuela o no hagan algo que se les ordenó hacer. Pero, dependiendo de su desempeño, te darás cuenta que no está fingiendo y que realmente tienen algún tipo de malestar.

 Poco a poco te vas fijando que no participa en juegos, está constantemente cansado y que no puede dormir. Además, se queja constantemente que le duele alguna parte de su cuerpo

¿Qué le puede estar pasando?

 Ocurre que en los niños también se puede presentar la fibromialgia y que, al igual que un adulto, esta es difícil de diagnosticar. La fibromialgia en niños es muy complicada de diagnosticar y este puede sufrir mucho más que un adulto. Además, muchas ocasiones ocurre que el adulto que por fin fue diagnosticado con FM, recuerda que ya tenía estos padecimientos desde muy joven o pequeño.

 Pero, claro, recordemos que cuando éramos niños, justamente por nuestra inmadurez, no se les presta la atención. Simplemente, pensamos que el niño es flojo o que inventa muchas cosas, pero se debe tener mucho cuidado con estas conclusiones.

¿Cuáles son los síntomas que presentan los niños con fibromialgia?

 Uno de los síntomas que más resalta y se empieza a ver que algo malo está pasando, es que el niño duerme sus horas completas de sueño. Sin embargo, este manifiesta que no ha descansado y que se siente cansado. Otro síntoma alarmante, es que el niño simplemente no hace nada, siempre está muy cansado, a pesar que no realiza ninguna actividad agotadora como un deporte. De hecho, siempre lo verás acostado y constantemente se quede dormido.

 Y sin hacer nada, como se dijo antes, siempre se queja que está adolorido. Ciertamente, estos dolores mayormente los tiene en las manos, los hombros y la espalda. Además, suele enfermar con facilidad, pueden tener resfriados, diarreas, estreñimiento, e incluso colon irritable. Incluso, puede padecer de infecciones urinarias las cuales no se quitan o no desaparecen con facilidad con la ayuda de medicamentos.

  ¿Qué hacer ante estos síntomas con el niño y si realmente tiene fibromialgia?

 Antes que nada, se debe verificar si el niño no está siendo influenciado por factores externos, factores, psicosociales. Esto se descarta con la ayuda de un psicólogo infantil. Una vez descartado esto, se debe dirigir al médico especialista a los fines que este verifique que le puede estar pasando. 

 Desgraciadamente, al igual que un adulto, para dar con lo que padece el niño con fibromialgia, se debe descartar otras enfermedades, hasta llegar que le ocurre o padece. Para la mejora del niño, debe intervenir un equipo de especialistas como son el psicólogo, el reumatólogo, hasta un rehabilitador.

 De hecho, estos indicaran que le ocurre al niño, como le afecta a su psique y organismo y cuales son los tratamientos posibles para la mejora de este.