Fibromialgia diagnóstico de puntos dolorosos


En la actualidad es casi del dominio público que la fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por un intenso dolor muscular acompañado de espasmo o movimientos involuntarios.
Así, la combinación de estos síntomas provoca en el paciente un cansancio extremo, ello sin contar la falta de un sueño reparador.
Ahora bien, si bien es cierto que conocemos cuales son los síntomas que aquejan a los pacientes de este síndrome, no es tan sencillo de comprender.
Del diagnóstico de la enfermedad
Esta enfermedad desde su inicio no ha sido bien recibida por la comunidad médica. Ello se puede evidenciar, simplemente con el hecho que fue considerada como una enfermedad a finales del siglo XX.
De hecho, no fue sino a partir de la década de los noventa que tanto los pacientes como el personal médico tuvieron conocimiento de los criterios que deberían emplearse a los fines de diagnosticar esta enfermedad.
Entre los principales criterios que se toman en cuenta a los fines de diagnosticar esta enfermedad tenemos los llamados puntos dolorosos.
Los Puntos Dolorosos
Estos puntos dolorosos o sensibles son aquellas áreas del cuerpo que son vulnerables a sufrir dolor por el tacto.
Conforme a este criterio de diagnóstico, los pacientes deben presentar entre 12 a 18 puntos de dolor o puntos sensibles. Ciertamente, solo por el hecho de presionar estas zonas, también conocidas como “gatillos dolorosos”, le generan al paciente un dolor insoportable.
Estos “gatillos dolorosos”, pueden presentarse el cualquier parte del cuerpo, desde el tronco hasta las extremidades.
Ubicación de los Puntos Dolorosos
Los llamados puntos sensibles pueden presentarse en distintas zonas del cuerpo, tales como:
1. En las cervicales bajas o en las vértebras del cuello.
2. En la segunda costilla.
3. Codos.
3. Rodillas.
4. Parte inferior del cráneo.
5. Trapecio
6. Parte inferior del cuello
7. Hombro.
8. Las nalgas.
9. Parte superior del muslo.
10. Debajo de los músculos de la cadera.
Importancia de reconocer los puntos dolorosos
Esta sensibilidad al dolor provocada por estas áreas o puntos representan de gran ayudar tanto a los pacientes como a los especialistas a los fines de diagnosticar esta enfermedad.
Ciertamente, el hecho que paciente reconozca los síntomas a través de reconocimiento de los puntos de dolor contribuyen a diagnostico temprano y consecuente atención médica.
Otros criterios de diagnóstico
Actualmente, los estudios sobre esta enfermedad han permitido determinar otros síntomas o criterios a los fines de diagnosticar la fibriomialgia.
Si bien es cierto que tanto los pacientes como los especialistas están de acuerdo en que la principal característica de esta enfermedad es el dolor intenso. Debemos precisar que, actualmente existen otros criterios a considerar para reconocer o diagnosticar la enfermedad.
Así, tenemos que resulta necesario que los pacientes deben presentar como mínimo cinco puntos sensibles o de dolor.
De igual forma, resulta indispensable que el paciente presente, entre otras cosas, los siguientes síntomas:
1. Alteración antes los cambios atmosféricos.
2. Intensificación de los síntomas ocasionado por el estrés.
3. Cansancio.
4. Inflamación.
2. Sueño no reparador.

Felipe Montero
Leí por allí que si bien los puntos gatillos con los síntomas claves para determinar que se padece de fibromialgia, estos no son constantes. Es decir, en total son unos 16 puntos, algunos pacientes pueden tener entre 7 y 10 puntos que es el promedio, sin embargo estos dolores no son constantes.

Por ejemplo, puede ocurrir que hoy no le duela nada, pero mañana le duelan 7 puntos o 5 puntos, otro día que le duelan otros puntos que no son los que tenía antes y así sus cambios constantemente.

Me imagino que se harán un seguimiento cada día para así determinar que realmente están ante la fibromialgi.