Desayunos para fibromialgia

Siempre hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Ciertamente, no sólo es una frase que dicen por decir, sino que revela una gran realidad.
El tener un buen desayuno ayuda a nuestro organismo tener un óptimo estado de salud, tanto para tener un buen metabolismo, así como mantenernos en buena forma. Además, el haber desayunado adecuadamente, ayuda a no comer en exceso o a deshoras.
Asimismo, para que el desayuno sea saludable, se debe adaptar a la forma del individuo, tanto por su contextura, edad, sexo y si esta padece de algún tipo de enfermedad o patología. De esta manera, se le aporta al organismo los nutrientes que éste amerita, en cuanto a vitaminas y minerales que aportan las proteínas, vegetales, frutas, carbohidratos, grasas y azúcares que son consumidas.
En este caso particular, hacemos referencia a la fibromialgia, la cual es una enfermedad crónica la cual genera grandes dolencias y fatiga al paciente que la sufre. Ciertamente, el individuo que sufre de FM puede cambiar sus hábitos alimenticios debido al gran malestar que siente, y es por ello que pueda que no consuma los alimentos que necesite y puede empeorar su condición.
Es por ello, que el presente artículo te presentaremos unos desayunos prácticos y sencillos para que puedas comer sabroso y variado y, a su vez, aportar los nutrientes necesarios para combatir con la fibromialgia e incluso bajar la intensidad de los síntomas que padeces.

Tortillas de avena

Nada es más sencillo que juntar ingredientes, mezclar y ponerlos en una sartén. Así de sencilla es esta receta.
Mezcla una taza de avena de tu preferencia, un huevo y media taza de agua, mezcla con la ayuda de un batidor o un tenedor. Luego, de mezclar homogéneamente los ingrediente, coloca un poco de la mezcla en una sartén, el grosor va a depender de la cantidad de mezcla que coloques. Lo cocinas de ambos lados y listo.
Esta simple receta aporta muchas proteínas las cuales ayudarán a que tengas más energías. Además, hará que no te sientas cansado y mejore tus síntomas de la fibromialgia.
También ayuda a controlar lo niveles de azúcar, debido a que depura al organismo de aquellos elementos negativos del mismo.
Pero, no te comas la tortilla así, puedes agregarle frutas para hacerla más divina. Así también aportas otro tipo de vitaminas para tu bienestar.
Te  puede interesar: Fruta para la Fibromialgia

Zumo de limón con semillas de Chía

Calienta una taza de agua, agrégale el zumo de limón y una cucharada de semillas de chía.
El limón es uno de los cítricos que más aportes vitamínicos tiene. Además de se conocido por aportar mucha vitamina C, también aporta vitaminas A, B1, B2 y B3, las cuales ayudan a mantener una buena vista, tener una piel sana, fortalecer los huesos y formar glóbulos rojos.
Por otro lado, la chía aporta mucho omega 3, la cual es una grasa sana que ayuda a tener un buen funcionamiento del organismo. De esta manera, es beneficioso debido a que mejora los procesos de inmunidad, inflamación y coagulación de las células sanguíneas.