¿Qué Tiempo dura la Fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por grandes dolores a nivel músculo esquelético. Tantas son las dolencias del paciente que cambia por completo el estilo de vida del paciente tanto a nivel emocional, como a nivel social, en cualquiera de los ámbitos familiares, laborales y sociales. Por lo tanto, surge en el paciente con FM la gran pregunta ¿hasta cuándo tendré esta enfermedad? ¿Cuánto tiempo dura la fibromialgia?

Tristemente, una vez que se empieza a padecer de esta enfermedad, puede llegar a durar para siempre. Dependiendo del organismo de cada individuo, los síntomas pueden disminuir, permanecer o aumentar.


Los grados de la Fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad que puede avanzar a distintos grados. Sin embargo, habrá momentos en los cuales los síntomas se irán agudizando y, por lo tanto, peores a cada momento.


Te puede interesar: Los grados de la fibromialgia

Para empezar, los grados estos se dividen en leve, moderado y severo. Cada grado es determinado por la cantidad de brotes o episodios de dolor. Mientras mayor sea el aumento de la duración, intensidad y constancia, mayor será el grado en que se encuentra la persona con fibromialgia.

Por otro lado, es necesario resaltar que los síntomas de esta enfermedad no son constantes. De hecho, esta se manifiesta en dos fases: la primera se denominada “llamaradas” que es cuando las dolencias están en su punto más alto. Por el otro lado, se encuentra la fase llamada “remisión” que, contrario a la otras, los síntomas o dolencias son mínimos.

¿Por qué no son constantes los dolores en la fibromialgia?



Estas subidas y bajadas en los dolores, van a depender de muchos factores. Principalmente, depende de los medicamentos que consuma o no el paciente, así como la dieta.

Por otro lado, también influye la actividad física que tenga el paciente, bien sea que se ejercita demasiado o que no hace ningún tipo de actividad. Asimismo, incide el descanso o la cantidad de hora que haya dormido o no la persona que sufre de fibromialgia.

Con los supuestos antes descritos, el cerebro manda señales a los nervios, los cuales serán los causantes de los dolores y es por ello que se manifiestan los síntomas que tiene la persona con fibromialgia.


Te puede interesar: ¿Por qué dan ataques de fibromialgia?

Justamente por estas variaciones en las dolencias, es lo que se hace difícil de diagnosticar al paciente que sufre de esta enfermedad.

A ciencia cierta, no se sabe porque vienen y van estas dolencias, pero sin lugar a dudas, influye los tratamientos a los que se someta la persona.


¿Pueden en algún momento volverse constantes los dolores en la fibromialgia?



Como se dijo anteriormente, todo va a depender del organismo y de los tratamientos y actividades que realice cada individuo. Pero si, lamentablemente en algún momento las dolencias pueden volverse constantes.


Si se llegase a presentar síntomas constantes, que no permanezcan por mucho tiempo y pareciera que no van a desaparecer, debe siempre dirigirse a su médico tratante.


Desgraciadamente, todavía no se determina cuál es el origen de esta enfermedad, ni que lo ocasiona o por qué surge, así como si es de origen congénito o hereditario. De momentos, todos los medicamentos están netamente dirigidos a aliviar las dolencias, fatiga, problemas de sueño, malestares abdominales, entre otros síntomas que le aquejan al paciente con fibromialgia.

Pero no desfallezcas ni te rindas, si adoptas una buena calidad de vida, puedes llegar a disminuir los síntomas, así como incluso desaparecerlos.


Peter Suarez
En mi caso muy particular, los dolores vienen y se van. Tengo unos días buenos que todo me va bien y no tengo dolor, solo pequeñas molestias, nada que no me permita hacer mi vida normal y cotidiana.

Sin mebargo, tengo otros días que todo el dolor es insoportable e intenso, lo único que quiero es estar en cama y no hacer nada. Pero incluso estar en la cama me siento mal y todo me molesta, duele...

No es facil de describir, solo digo que tengo días bueno o otros malos. Pero con el pasar del tiempo, ya son cada día los días malos que tengo.