Fibromialgia Tratamientos Alternativos



No existe algún tratamiento en específico que cure por completo la fibromialgia. Ciertamente, existen tratamientos y medicamentos que solamente ayudan a calmar los dolores, pero no que curen por completo esta enfermedad.

Sin embargo, existen tratamientos alternativos que se utilizan a los fines de tratar la FM e incluso el síndrome de fatiga crónica y ha brindado muy buenos resultados para los pacientes.

Pero, es muy importante resaltar que cada organismo es distinto del otro. Por lo tanto, habrá tratamientos que  funcionarán correctamente en ciertas personas, pero en otras estos mismos tratamientos no funcionarán en absoluto.

Es por ello, que te presentamos diversos tratamientos a los fines de combatir los dolores, molestias y otros síntoma que ocasiona la fibromialgia.

Acupuntura



Este tipo de tratamiento consiste en colocar agujas sobre las terminaciones nerviosas de tu cuerpo. Aunque suene muy doloroso, si las agujas son adecuadamente colocadas, realmente no causarán ningún tipo de malestar, dolor, daño, ni hematoma.

Según explicaciones de los expertos que aplican este tipo de tratamiento, el colocar estás agujas en determinados puntos sobre terminaciones nerviosas del organismo, ayudará al liberar el dolor centrado en los puntos concretos.


Te puede interesar: Fibromialgia y la Acupuntura

Estos puntos son llamados acupuntos y existe uno en concreto en la espalda que es el más característico en las personas que padecen fibromialgia. Ciertamente, existen varios acupuntos a lo largo del cuerpo y que están interconectados los unos con los otros.

Para los especialistas de este tipo de tratamiento explican que estos puntos están unidos por una energía la cual ellos llaman “Qi”. Sin embargo, para los médicos convencionales, explican que al pulsar estos puntos, estos son activados por la circulación de la sangre y es por ello que hay este tipo de bienestar al cuerpo.

Masajes



Un masaje bien realizado por un especialista, puede ayudar notoriamente a las dolencias de aquel paciente con fibromialgia. Asimismo, mejora notoriamente la circulación y con ello desciende el nivel de estrés.

Además de brindar un gran alivio en las zonas con dolor, brinda un gran bienestar y una relajación total en todo el cuerpo. Los pacientes aseguran que cuando salen de estas sesiones de masajes, sienten un alivio al instante e incluso siente el cuerpo más ligero.

Para aquellas personas que padecen FM, se les recomienda pequeños masajes que duren poco tiempo. Pero, a su vez, deben ser repetidos varias veces durante la semana o el mes, dependiendo de lo constante que sea el dolor o malestar.

Hipnosis


Este tipo de tratamiento es muy poco utilizado, pero aplicado correctamente se puede notar la diferencia. La persona con fibromialgia que es tratada con hipnosis, puede notar una gran diferencia y un gran bienestar en su cuerpo, tanto es así que incluso hay personas que se someten a un auto hipnosis a los fines de seguir sintiéndose mejor.


Te puede interesar: Consejos para reducir la fatiga y el dolor de la fibromialgia

Especialmente, reaccionan mejor aquellas personas que están bajo mucho estrés o ansiedad. Sin embargo, este tipo de profesionales es difícil de conseguir, ya que en este medio existen muchos farsantes y realmente no realizan bien este tipo de tratamiento.

Yoga y Tai Chi


Estas dos tipos de terapia ayudan enormemente a la relajación y por ello se quitan los síntomas de la fibromialgia. Especialmente, con las técnicas que se aprende de respiración, se consigue este gran bienestar para su organismo.

Al principio, la serie de ejercicios o posiciones que te enseñan estas dos disciplinas pueden resultar agotadores. Sin embargo, poco a poco tu cuerpo se va fortaleciendo y mejorando su condición física y así tus molestias y dolores van desapareciendo.

Ciertamente, el Tai Chi ayuda a mejorar el sueño, en cambio el yoga llega a reducir el dolor hasta más de un 30%.


Nazareth Villanueva
Todas estas terapias son buenas y si se saben combinar son muy efectivas. No he probado la hipnosis, pero veré en que me podría beneficiar.

De momentos me va muy bien con el yoga, todavía no consigo un lugar donde practicar el tai chi. Le recomiendo a todos que practiquen yoga, te ayuda en muchos aspectos de tu ser interior y exterior, padezcas de esta enfermedad, cualquier otra o no tengas ningún tipo de padecimiento, es una de las actividades más completas que conozco hasta ahora.

La acupuntura ataca muy bien en los puntos con más dolor, mientras que los masaje me terminan de relajar.