Tratamientos para la Fibromialgia

La Fibromialgia es una enfermedad crónica la cual no tiene un tratamiento efectivo que pueda curarla por completo. Ciertamente, el paciente siente un conjunto de dolores que lo limitan enormemente para poder tener una vida normal y tranquila.

Se cree que mientras más fármacos tome la persona que padece esta enfermedad, peor será su condición. Esto ocurre debido a que los medicamentos pueden dañar aún más la salud del paciente, debido el exceso de químicos.

Además, el exceso de medicamentos provocan que la persona pueda tener una sensibilidad, padeciendo así de cualquier otra reacción adversa. Recuerde, que todo medicamento tiene efectos secundarios, unos más fuertes que otros.

Tratamiento farmacológico para la Fibromialgia


Si bien ninguna medicación puede curar la FM, esta puede ayudar al paciente para que pueda sobrellevar los grandes dolores que puede padecer. Por lo tanto, el objetivo principal del tratamiento farmacológico es aliviar el dolor del paciente.


También, los medicamentos procuran restablecer y mejorar la calidad del sueño del paciente. Además, procura eliminar la asteria y los problemas que se asocian con este. Y, lo más importante, procurar restablecer y mantener la salud psicológica y emocional de la persona.

Te puede interesar: Medicamentos para la Fibromialgia

Entre los medicamentos más usados para el alivio del malestar ocasionado por la fibromialgia están:

Analgésicos: como el paracetamol, para aliviar el dolor.

Benzodiazepinas: mejor conocidos como relajantes musculares, se usan pero deben hacerse con mucha precaución porque pueden crear dependencia.

Anticonvulsionantes: entre ellos está la gabapentina. De hecho, estos ayudan mucho al paciente debido a que disminuyen el dolor y mejoran el sueño. De esta manera, quitan un poco de cansancio y mejoran la calidad de vida del paciente.

Antidepresivos: entre algunos se encuentra la paroxetina. Mayormente son usados solo cuando la persona tiene problemas para dormir o tiene alguna patología en el estado de su ánimo.

Tratamiento no farmacológico para la Fibromialgia


La persona que padece de fibromialgia, se le cambia por completo su mundo. Por lo tanto, el paciente debe adaptarse a estos cambios a los fines de procurar tener o mantener una buena calidad en su vida.


Es por ello que entre los tratamientos que debe tener el paciente es tener una educación sobre los nuevos aspectos los cuales está padeciendo. De hecho, es aconsejable que la persona asista a terapia psicológica, para orientarle sobre sus percepciones y como le afecta su entorno. De esta manera, guiarle como debe afrontar los padecimientos los cuales está sintiendo.



Asimismo, se le recomienda al paciente con fibromialgia tener una actividad física. Ciertamente, esta es la mejor terapia que puede tener, debido a que obtiene múltiples beneficios para su salud.

Por lo tanto, es recomendable que realice algún tipo de ejercicio 2 ó 3 veces a la semana. Sin embargo, evitar ejercicios que provoquen algún tipo de dolor. Entre las actividades más adecuadas están la natación, la gimnasia y especialmente practicar algún tipo de baile.

Tratamientos alternativos para la fibromialgia


Existen otras terapias que pueden ayudar al paciente con fibromialgia sobrellevar mejor los dolores. Ciertamente, a diferencia de los métodos descritos anteriormente, estos no están vinculados con los medicamentos o con las terapias que habitualmente aplica la medicina tradicional.

Entre algunas de los tratamientos utilizados están la acupuntura, que consiste en la colocación de agujas en distinto puntos del cuerpo, especialmente en los puntos dolorosos de la fibromialgia.

Por otro lado, están los masajes que ayudan enormemente con la circulación sanguínea. No solo se baja la intensidad de los dolores, sino que baja el estrés y ayuda a la persona a relajarse.

También se encuentran el yoga y el tai chi, que si bien son un tipo de actividad física, estás estimulan el bienestar debido a que relajan, ayudan a controlar mejor tu cuerpo, así como conseguir una paz interior al ayudarte a vivir el aquí y el ahora.

Realmente, puedes conseguir muchos otros tratamientos alternativos para la fibromialgia como también están la inyección sobre los puntos sensibles, la hipnoterapia, los tratamientos con láser y la estimulación nerviosa.


Cristina Juárez
En mi caso sufro de fibromialgia, realmente, como dice este artículo, me cambió por completo mi vida. Al principio estaba totalmente deprimida, triste y angustiada por tanto dolor, de verdad es horrible, no te provoca hacer nada.

Sin embargo, mi hermana me dio ánimos y me ayudó a ir a distintos especialistas, cambié mi dieta, ejercicios, mi estilo de vida, todo..

Lo que hago ahorita es comer muy sano, evito la comida chatarra, hago natación y, a parte de mis medicamentos, regularmente voy con un acupunturista.

Me va muy bien y no siento tanto dolor como cuando me empezó la fibromialgia.