¿Qué es la Fibromialgia?


La Fibromialgia es una enfermedad crónica, también conocida por las siglas “FM”, la cual genera un dolor intenso en los músculos, ligamentos y tendones. Generalmente se caracteriza por presentar dolor en unos puntos determinados y con un dolor generalizado a nivel músculo esquelético. 

Ciertamente, se parece mucho a los dolores que ocurren a nivel articular, pero la fibromialgia no aparece en esta zona del cuerpo.

Síntomas de la Fibromialgia


En si la fibromialgia es una enfermedad en la cual la persona tiene una anomalía para poder apreciar correctamente los dolores. De hecho, ciertos estímulos que no son dolorosos, las personas con FM aprecian estos como dolorosos.

Te puede interesar: ¿Cómo curar la Fibromialgia?

Asimismo, apartando el dolor, las personas con fibromialgia tienen mucha rigidez en todo el cuerpo, en especial al momento despertarse. Además, sienten mucha inflamación en manos y pies, la cual no está muy bien delimitada, es decir no perciben en donde y hasta donde llega el dolor que sienten.

Por si no fuera poco, sienten muchos hormigueos que tampoco pueden determinar exactamente. Especialmente sienten este síntoma en las manos. Mayormente, esta enfermedad se presenta en las mujeres.

Realmente, la FM es todo un misterio para la medicina, ya que los síntomas pueden ser muy amplios. Incluso se puede presentar colon irritable, bruxismo, alteraciones en el sueño e incluso vejiga hiperactiva.

Causas de la Fibromialgia

Desgraciadamente, no se sabe el origen de la fibromialgia. Sin embargo, mediante varios estudios, se han podido determinar cuáles factores puede desencadenar esta enfermedad.

Te puede interesar: Opiniones sobre “Del Dolor a la Libertad”

En algunos casos aparece esta enfermedad sin ninguna causa aparente. En cambio otras, aparece esta enfermedad como consecuencia de una infección o debido a que tuvo algún tipo de accidente.

Asimismo, la FM puede aparecer después de que surja otra enfermedad, como puede ser el lupus o la artritis.


Como tal estas anomalías no hacen que aparezca la fibromialgia, sino más bien hacen que esta enfermedad despierte en el individuo. Ciertamente de alguna manera la persona tiene esta enfermedad oculta, una vez que se “despierta", limita la capacidad de interpretar los estímulos a los que se está expuesto.

Diagnóstico de la Fibromialgia

Para diagnosticar esta enfermedad implica que se realice una exploración médica de la persona. De hecho, cuando aparezca en el paciente dolores, rigidez y trastornos del sueño sin ningún motivo aparente, se puede determinar que la persona padece de fibromialgia.

Tristemente no existe ningún tipo de prueba de laboratorio, de imagen o cualquier otro que confirme que se está ante la presencia de esta enfermedad. Pero, al realizar varios exámenes médicos, se puede descartar que el paciente sufra o padezca otras enfermedades como el lupus, hipotiroidismo o cualquier otra.

Sin embargo, se puede determinar que se está ante la FM cuando en la exploración médica se detectan 18 puntos del cuerpo que presentan mucho dolor. De hecho, estos puntos se llaman “puntos dolorosos a la presión” y, como lo indica su nombre, presentan un característico dolor que se encuentra en áreas musculares del cuerpo. Principalmente, se consiguen en las rodillas, pelvis, codo y alrededor del cuello.