Diagnóstico de la Fibromialgia

El diagnóstico de la fibromialgia es realmente un proceso muy difícil, debido a que no existe una prueba que pueda determinar de forma clara y precisa que el paciente padece de esta enfermedad.
De hecho, los síntomas de la fibromialgia se pueden confundir con otras enfermedades. Además que esta sintomatología puede variar de una persona a otra.
Cuando se realiza el diagnóstico, al paciente se le pregunta cuáles son sus síntomas y cómo estos afectan su día a día. Asimismo, se le hace un chequeo físico para verificar si no hay signos de otro tipo de enfermedad. Un claro ejemplo, se verifican si las articulaciones no están inflamadas, porque en el caso de que estén así, el paciente pudiera de estar padeciendo de artritis, en vez de ser fibromialgia.
Primero, se debe Descartar otras Enfermedades

Si el médico sospecha que el paciente tiene fibromialgia, primero deberá de descartar otras enfermedades que también causan los mismos síntomas. Entre las enfermedades que se puede topar el médico, tenemos las siguientes:
Artritis reumatoide: es una condición en la cual el dolor se ocasiona a la inflamación de las articulaciones. Mayormente la fibromialgia es confundida con esta patología.
Esclerosis múltiple: esta enfermedad ocasiona que el sistema nervioso central, es decir el cerebro y la médula espinal, no reaccione correctamente, afectando al movimiento y al equilibrio.
Síndrome de fatiga crónica: esta patología ocasiona que el paciente tenga un cansancio por un largo periodo de tiempo.
Pruebas Necesarias para el Diagnóstico de Fibromialgia.
Para el descarte de otras enfermedades, primeramente, se debe realizar exámenes de orina y sangre. Asimismo, se realizan estudios de imagen como las radiografías y resonancias magnéticas.
Por lo tanto, si se llegasen a encontrar con algún tipo de síntomas o patologías, podrían determinar qué es lo que está padeciendo el paciente. Además, se puede descartar si realmente la persona padece de fibromialgia.
Además, como la fibromialgia se caracteriza por los graves dolores que padece la persona, el médico le pedirá a este que describa como son los dolores que siente. De hecho, el lugar y la intensidad que sienta el dolor, es clave para determinar si se está realmente ante esta enfermedad.
Para llegar a la conclusión que se está ante la fibromialgia, se debe cumplir ciertos criterios. De hecho, estos son claves para saber si realmente se está ante esta enfermedad. Los criterios para diagnosticar esta enfermedad tenemos:
- Dolor severo de 3 a 6 áreas diferentes del cuerpo.
- Dolor leve en más de 7 lugares diferentes.
- Sintomatología que se mantiene por lo menos 3 meses.
- Que no se encuentre una explicación clara de por qué tiene esos síntomas.
Recomendaciones
A los pacientes que posiblemente sospechen que están ante la fibromialgia, deben de tener mucha paciencia. De hecho, son muchas los exámenes, chequeos, preguntas y demás a los cuales estará expuesto.

Los médicos deben de estar muy seguros que están ante esta enfermedad, únicamente descartando otras. Por lo tanto, no existe un sistema único o más directo para determinar este resultado.