Cura Natural de la Fibromialgia

La Fibromialgia es una enfermedad en la cual la persona padece de mucho dolor, pero sin saber de donde proviene. Mayormente afecta a las mujeres que tienen entre 40 y 50 años de edad.
La FM ocasiona dolores musculoesqueléticos, pero no inflama ninguna región del cuerpo, pero tiene ciertos puntos del cuerpo tienen una sensibilidad mayor al dolor. De hecho, para llegar a su diagnóstico es muy difícil, debido a que se suele confundir con otras enfermedades como la artritis.
De igual forma, se ha especulado que los pacientes presentan anormalidades significativas en el procesamiento de la percepción del dolor en el cerebro, razón por la cual, en la actualidad se están realizando estudios para determinar si el problema se trata de una reacción a los estímulos normales en la relación del cerebro/cuerpo o si se trata de una respuesta amplificada a estímulos dolorosos.
Es muy importante destacar que en estos momentos no existe una cura para la FM, sin embargo, existe una variedad de tratamientos naturales los cuales se enfocan en el control de sus síntomas, los cuales varían conforme los síntomas de cada paciente.
Fundamentalmente la Nutrición te ayudará
 La nutrición es muy útil para el estrés y eliminar las toxinas, combinados con un adecuado uso de vitaminas y suplementos. Entre los principales aspectos a considerar y consumir, tenemos:
Consuma más magnesio: la lechuga, las espinacas, los espárragos, entre otros contienen este elemento tan necesario para el buen funcionamiento del organismo.
Agrega selenio a su dieta: un nutriente importante que conseguirás en el pepino, las manzanas, las naranjas, las cebollas y el ajo.
Ingiera más calcio: inmediatamente se nos viene a lamente la leche, pero a parte de esta, también la puedes conseguir en los vegetales de hoja verde como las acelgas y las espinacas.
Mucha vitamina C te hará bien: al igual que el anterior, se nos vienen en este caso las naranjas, pero también se consigue en alimentos como las cerezas y las fresas, sin olvidar a los limones.
Rehabilitación física

Esto es de vital importancia, sin embargo recomendados ser aplicadas por profesionales o bajo la supervisión de los mismos, entre las principales tenemos: masaje, alivio miofascial, terapia de los puntos desencadenantes, terapia craneosacral, Sistemas Neuroterapeuticos Flexyx (“Flexyx Neurotherapy Systems” o “FNS” en inglés), osteopatía, ejercicios de estiramiento, ejercicios aeróbicos, terapias auxiliares, entrenamiento de la postura, terapia ocupacional y la terapia de relajación.
Acupuntura, el pinchazo que te aliviará

La acupuntura surge como principal medio alternativo para tratar los efectos de la FM.
Terapia cognitiva de conducta

La actitud del paciente se constituye como uno de los principales elementos para combatir los efectos. Por lo tanto, es aconsejable visitar a un psicólogo quien lo orientará y tratará de la forma más recomendad para las dolencias que presente y cómo puede afrontarlos.