Causas de la Fibromialgia

La Fibromialgia (FM) es una enfermedad que tiene un problema base: cambios hormonales y neurológicos. Sin embargo, no existe una causa real y clara sobre los factores que hacen que aparezca esta enfermedad.

Si es persistente la aparición de la FM tras traumatismos o infecciones crónicas. De hecho, se ha tenido registro de que ha aparecido esta enfermedad tras mucho estrés emocional. Entre los desencadenantes se ha visto situaciones como problemas familiares fuertes, abusos sexuales, acoso laboral e incluso pérdida del trabajo.

Además, algunas personas están predispuestas a padecer fibromialgia por una base fisiopatológica. De esta manera, esto se debe a trastornos de las moléculas que se encargan de transmitir los estímulos nerviosos.

Como se han presentado alteraciones a nivel del sistema nervioso central así como del periférico, actualmente los tratamientos se enfocan en estas áreas.

La Fibromialgia y el Hipotálamo
Estudios recientes se han percatado que el hipotálamo se hiperactiva provocando un efecto en cadena a las glándulas suprarrenales y pituitaria. De esta manera, se estimula el sistema nervioso, circulatorio, inmunitario, músculos esquelético y digestivo.

Debido a esta saturación de información en todo el organismo, este se pone en un estado de alerta y lo que hace que haya estas dolencias y agotamiento que produce la fibromialgia.

Recuerde que el hipotálamo es una región muy importante del cerebro, fundamental para la coordinación de los órganos del individuo. Además, es el encargo de regular la liberación de hormonas las cuales mantienen la temperatura corporal y establece el equilibrio de conductas como la alimentación, ciclo del sueño, ingesta de líquidos, agresión, apareamiento, entre otros.

Asimismo, influye en el sistema nervioso simpático y el sistema inmunitario, que es justamente de allí donde surgen muchos síntomas de la fibromialgia.

Por lo tanto, aquellas personas que sufren de FM padecen de dolor, fatiga, dolores de cabeza, ganglios inflamados, pérdida de memoria y poca concentración debido a que el hipotálamo libera ciertos agentes químicos que tensan los músculos. De esta manera, se disminuye la energía, se latera la circulación de la sangre y se disminuye la atención.
Es por ello que un hipotálamo afectado no responde adecuadamente y satura el organismo con hormonas que hace que aparezcan más síntomas.

Además, fracasan las glándulas suprarrenales, las encargadas de producir cortisol que a su vez suprime el sistema inmunitario. Por ello el hipotálamo asume que se está en mayor peligro, activándose mucho más y haciendo está presencia más crónica.

Entonces al durar mucho tiempo estas presiones, el cuerpo crea una memoria celular sobre todas estas amenazas. Por lo tanto, cada vez que se presentan estos síntomas, se activa esta memoria química y el hipotálamo vuelve otra vez con estas alertas, produciendo síntomas más intensos.


Pero estos son sólo estudios que todavía no han concluido en demostrar que ciertamente esta es la causa de la FM.