Causas de Fibromialgia en los niños

La fibromialgia es una enfermedad crónica muy difícil de diagnosticar. Además, no se sabe cuál es su origen o que hace que esta se active.
Esta enfermedad se caracteriza debido a que el paciente padece de graves dolores a nivel músculo esquelético, los cuales no producen o son producidos por alguna inflamación.
En resumen, la FM es todo un desafío. Y puede ser un reto aun mayor cuando quien la padece es un niño...
Los niños con fibromialgia se quejan de su malestar, pero muchas veces no se les toma la atención necesaria. A eso se suma que cuando se les ve, no tienen ninguna marca o signo que indique están enfermos. Por si no fuera poco, al realizarle pruebas de laboratorio pueden no mostrar signos de enfermedad.

Síntomas de fibromialgia en los niños

Al igual que los adultos, los niños tienen similares dolores cuando padecen de fibromialgia. Principalmente, estos tienen los característicos dolores en los puntos sensibles por los que se caracteriza esta enfermedad.
Estos puntos sensibles causan mucho dolor y sensibilidad en un total de 18 lugares, los cuales se consiguen a lo largo del cuerpo. De hecho, cuando estos on presionados, duelen por encima de lo habitual.
En el caso de los niños, al menos tienen sensible 5 puntos de los 18. Asimismo, estos dolores han tenido que estar presentes por al menos tres meses.
Además de todo esto, también puede presentar alguno o varios de estos síntomas:
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Agotamiento persistente
  • Cansarse rápidamente de cualquier actividad
  • Trastornos del sueño
  • Dificultad para dormir durante la noche
  • Despertarse por la mañana con cansancio
  • Rigidez matutina
  • Dolor abdominal
  • Entumecimiento en las manos y los pies
  • Sensibilidad al frío o al calor

Causas de fibromialgia en los niños

Como se expuso anteriormente, no se sabe con certeza que causa la fibromialgia, así sea en un niño.
Posiblemente, si en la familia de este haya algún pariente que haya padecido esta enfermedad., es  probable que alguien de ese ámbito también la padezca o la vaya a padecer.
Sin embargo, pueden haber otros desencadenantes que puedan ocasionar esta enfermedad, tales como:
  • Traumas físicos muy impactantes como un accidente automovilístico.
  • Traumas psicológicos muy graves como un secuestro o una violación.
  • Infecciones muy grandes o enfermedades no bien tratadas.
  • Lesiones muy traumáticas.

Para un niño, la fibromialgia es demasiado debilitante y por ello suelen faltar mucho a la escuela. Además, puede que el niño que luego será un adolescente, este aislado socialmente a causa de esta enfermedad, ocasionando que no tenga amigos y se sienta más triste y aislado debido a su enfermedad.
Es por ello, que debe prestarle todo el apoyo posible, tanto de especialistas como de sus familiares. Nunca subestimar sus síntomas, ni pensar que lo está inventando todo, simplemente ser compresivo por todo el dolor que está pasando.

Fibromialgia en niños

En ocasiones, ocurre que algunos niños hacen que tienen algún malestar para que no vayan a la escuela o no hagan algo que se les ordenó hacer. Pero, dependiendo de su desempeño, te darás cuenta que no está fingiendo y que realmente tienen algún tipo de malestar.
Poco a poco te vas fijando que no participa en juegos, está constantemente cansado y que no puede dormir. Además, se queja constantemente que le duele alguna parte de su cuerpo ¿qué le puede estar pasando?
Ocurre que en los niños también se puede presentar la fibromialgia y que, al igual que un adulto, esta es difícil de diagnosticar.
La fibromialgia en niños es muy complicada de diagnosticar y este puede sufrir mucho más que un adulto. Además, muchas ocasiones ocurre que el adulto que por fin fue diagnosticado con FM, recuerda que ya tenía estos padecimientos desde muy joven o pequeño.
Pero, claro, recordemos que cuando éramos niños, justamente por nuestra inmadurez, no se les presta la atención. Simplemente, pensamos que el niño es flojo o que inventa muchas cosas, pero se debe tener mucho cuidado con estas conclusiones.
¿Cuáles son los síntomas que presentan los niños con fibromialgia?
Uno de los síntomas que más resalta y se empieza a ver que algo malo está pasando, es que el niño duerme sus horas completas de sueño. Sin embargo, este manifiesta que no ha descansado y que se siente cansado.
Otro síntoma alarmante, es que el niño simplemente no hace nada, siempre está muy cansado, a pesar que no realiza ninguna actividad agotadora como un deporte. De hecho, siempre lo verás acostado y constantemente se quede dormido.
Y sin hacer nada, como se dijo antes, siempre se queja que está adolorido. Ciertamente, estos dolores mayormente los tiene en las manos, los hombros y la espalda.
Además, suele enfermar con facilidad, pueden tener resfriados, diarreas, estreñimiento, e incluso colon irritable. Incluso, puede padecer de infecciones urinarias las cuales no se quitan o no desaparecen con facilidad con la ayuda de medicamentos.
¿Qué hacer ante estos síntomas con el niño y si realmente tiene fibromialgia?
Antes que nada, se debe verificar si el niño no está siendo influenciado por factores externos, factores, psicosociales. Esto se descarta con la ayuda de un psicólogo infantil.
Una vez descartado esto, se debe dirigir al médico especialista a los fines que este verifique que le puede estar pasando.
Desgraciadamente, al igual que un adulto, para dar con lo que padece el niño con fibromialgia, se debe descartar otras enfermedades, hasta llegar que le ocurre o padece.
Para la mejora del niño, debe intervenir un equipo de especialistas como son el psicólogo, el reumatólogo, hasta un rehabilitador. De hecho, estos indicaran que le ocurre al niño, como le afecta a su psique y organismo y cuales son los tratamientos posibles para la mejora de este.

¿Quién diagnostica la fibromialgia?

Cuando se empieza a padecer de fibromialgia, realmente el pacientte no sabe que efectivamente está padeciendo esta enfermedad. Por lo tanto, para frecuentar a un médico general y dependiendo de las molestias o dolores que padezca, será remitido a la especialidad que amerita.
Sin embargo, pueda que al médico que visite, no tenga un mayor conocimiento sobre la FM. Es por ello, a medida que se está buscando el diagnóstico, se generen más confusiones a los fines de determinar la enfermera que padeciendo realmente.
Ciertamente, cualquier médico puede estudiar e informarse sobre esta enfermedad. Pero, un especialista en el cual conoce de la fibromialgia y puede tratar adecuadamente al individuo que la padezca.

¿Quién diagnostica la fibromialgia?

El médico especialista que sabe a profundidad sobre la fibromialgia y sabe cuáles son los tratamientos a realizar, es el reumatólogo.
El reumatólogo es aquel especialista en el cual generalmente trata casos de medicina interna. De hecho, este médico se especializa en las enfermedades reumáticas.
Este médico trata sobre las afecciones a nivel músculo esqueléticas, sector en el cual los pacientes con FM sufren sus dolores característicos. Asimismo, este médico encarga de tratar las enfermedades que afectan las articulaciones y otras enfermedades conectivopatías, las cuales presentan numerosos síntomas variados.
Es por ello,que el reumatólogo es el experto en tratar aquellas enfermedades que son bastantes complejas. De esta manera, trata enfermedades las cuales no se ven con frecuencia, como el lupus, vasculitis, polimiositis y por supuesto la fibromialgia.
Al dirigirse a este especialista, se puede tener una identificación más oportuna y adecuada de la fibromialgia. Así, se evita que la enfermedad evolucione y se complique, ocasionando al paciente más sufrimiento e incluso gastos innecesarios en medicamentos y consultas a diversos médicos.

Los Reumatólogos y una investigación tardía

Tristemente, la mayoría de los pacientes con fibromialgia, tienden a pasar muchos años sin saber qué es lo que está pasando con su cuerpo. Realmente, esto es realmente frustrante.
Además, debido a la incertidumbre o tardanza en el diagnóstico de la enfermedad, los pacientes no llevan el tratamiento acorde a sus necesidades. Por ello, muchos han sido afectados por un mal tratamiento.
Sin embargo, a pesar de esta tardanza, logran a llegar con el especialista acorde que en este caso, como se dijo anteriormente, es un reumatólogo. En estos casos, prácticamente este debe cambiar por completo el tratamiento que llevaba el paciente y dirigirlo a uno que lo lleve por el buen camino.

Reumatólogo y otros especialistas

si bien el reumatólogo es quien conoce y sabe cuáles son al menos la mayoría de los tratamientos, no es menos cierto que la FM puedan afectar de tal manera que sea necesaria la intervención de otro especialista.
Por ello, que síntomas como los dolores a nivel esquelético, los trate un traumatólogo, problemas con la depresión y la ansiedad, los trate un psicólogo, así como los problemas con los dolores de cabeza los trate un neurólogo.

¿Cómo saber si tengo Fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual afecta terriblemente al paciente con dolores constantes a nivel músculo esquelético. Asimismo, ocasiona fatiga, trastornos del sueño y problemas con la memoria. Y por si no fuera poco, la FM se puede provocar en el paciente depresión, ansiedad y un gran estrés post traumático.
Además, esta es una enfermedad muy difícil de diagnosticar. De hecho, los pacientes de dicha enfermedad pasan varios años y de incansables exámenes y chequeos para que le puedan indicar que padecen de la misma.
Ciertamente, la FM tiene síntomas los cuales se parecen a otras enfermedades, como el lupus, la artritis, la polimialgia, por nombrar algunas. Es por ello que se hace tan difícil su diagnóstico, ya que se debe descartar cualquier otro tipo de padecimiento.
Asimismo, no existe ningún tipo examen de laboratorio, bien sea a través de la sangre, orina, heces o cualquier otra fluido corporal por el cual se pueda determinar que la persona efectivamente sufra de fibromialgia.
Entonces, ¿Cómo saber si tengo Fibromialgia?
A pesar de las dificultades para diagnosticar la enfermedad, se debe tomar en cuenta cada uno de los síntomas y de los posibles desencadenantes de estos.
Ante todo, debe dirigirse a un médico especialista, debido a que este será la persona indicada para dictaminar si padece de FM. De esta manera, este le realizará un examen físico muy detallado, en donde revisará en especial aquellos puntos dolorosos característicos de esta enfermedad.
Te puede interesar: Fibromialgia diagnóstico de puntos dolorosos
Luego, el especialista realizará una serie de pruebas de laboratorio. De esta manera, este analizará todos los resultados a los fines de descartar cualquier otra enfermedad. Entre los parámetros que revisará están la velocidad de la sedimentación globular, los niveles de vitamina D, hemograma completo, entre otros.
Otro síntoma clave de la FM, es que el paciente siempre está cansad, a pesar de dormir las horas requeridas para restablecer su energía. Asimismo, otro síntoma clave es la falta de concentración y la memoria a corto plazo. 
Por ello, el especialista le pedirá que sea especifico sobre sus síntomas, que tanto le están afectando en su vida cotidiana. Incluso es posible que le mande a realizarse un estudio del sueño, para así descartar que sufre de insomnio o alguna enfermedad parecida.
Otros orígenes de la Fibromialgia
Otra forma de saber si tiene fibromialgia, es que esta surja después de que el paciente hay sufrido de un suceso físico o emocional muy fuerte.
Ciertamente, el hecho puede ser a consecuencia de un hecho emocional muy grande como la muerte de un familiar, un secuestro, entre otros. También se puede desarrollar esta enfermedad por un suceso físico muy impactante como haber sido víctima de un accidente automovilístico.
Además, si tiene o ha tenido antecedentes de que algún familiar haya tenido esta enfermedad, lo más probable es que la pueda padecer usted.
Por lo tanto, debe darle a su médico tratante toda la información que tenga de su historial médico. Con todo esto, le ayudará su especialista cuál es la causa de sus dolencias y así poder darle el mejor tratamiento.

Grados de discapacidad de la Fibromialgia


La Fibromialgia se presentar en un grupo determinado de personas, sin embargo, la intensidad o grado de sus episodios suelen variar de acuerdo al paciente. Ciertamente, los síntomas suelen ser comunes en los pacientes, sin embargo, los efectos de esta enfermedad suelen ser distintos en cada paciente.
De hecho, estos síntomas o efectos puede variar por diversos aspectos, tales como, la edad, el sexo, la efectividad de los tratamiento, entre otros aspectos.
Debido a esto, tenemos que los especialistas de acuerdo al nivel de los síntomas o efectos que padece el paciente establecieron un sistema de clasificación.
Asimismo, es importante resaltar que en esta clasificación los especialistas han indicando el nivel o grado de dificulta que tiene los pacientes para vivir su día a día. De igual forma, se estableció el nivel de incapacidad que puede presentar para desarrollar una actividad remunerada.
Así, tenemos que actualmente los especialistas han establecido el siguiente sistema de clasificación:
Leve
En este grado el paciente puede presentar brotes o episodios de dolor, los cuales perfectamente son tratables o controlables con los medicamentos recetados.
Ello así, el paciente no puede desarrollar sus actividades habituales y laborables sin presentar mayores inconvenientes.
Conforme lo anterior, podemos concluir que el paciente no presenta ninguna grado de discapacidad o invalidez para desarrollar sus actividades laborales.
Moderada
De acuerdo a los especialista los síntomas de la enfermedad pueden intensificarse, razón por la cual establecieron un siguiente nivel.
En los pacientes que se encuentra en este grado suelen poder realizar sus actividades diarias o laborales, pero con cierto grado de dificultad.
Así, tenemos que muchos pacientes suelen ser poco efectivos o eficientes en sus laborales, razón por la cual se puede empezar a pensar en cierto grado de discapacidad o invalidez.
Severa
De acuerdo a los especialistas es el ultimo nivel que puede presentar un paciente de Fibromialgia.
Aquellos pacientes que se encuentran en esta fase presentar un nivel de dificultad muy fuerte para desarrollar cualquier actividad, sea personal o laboral.
En esta fase ya podemos hablar propias de invalidez o discapacidad del paciente.
Invalidez o discapacidad
La anterior clasificación atiende netamente a los criterios establecidos por los médicos y especialista conforme los criterios médicos.Sin embargo, debemos aclarar que si bien es de gran importancia dichos criterios, no son determinantes a los fines de establecer la invalidez o discapacidad de una persona para trabajar.
En ese sentido, tenemos que aclarar que la discapacidad o invalidez de una persona que padece de esta enfermedad atiende igualmente a criterios de orden legal. De hecho, tenemos que estos criterios son establecidos por los ordenamientos jurídicos de cada país, los cuales pueden variar.
Así tenemos que algunos países determinan la incapacidad de los pacientes de fibomilagia de acuerdo a la incapacidad de realizar cual labor. Mientras otros determinan su invalidez de acuerdo a la efectividad y eficacia para realizar las laborales para las cuales fueron contratados.
No obstante lo anterior, en la actualidad tenemos que muchos países se han sumado a establecer que los pacientes que sufren de fibromialgia, de acuerdo a sus síntomas, deben ser considerados para ser beneficiarios de una pensión o ayuda por invalidez.


¿Cuál examen se debe hacer para saber si tengo fibromialgia?

Sin lugar a dudas, la fibromialgia es una enfermedad bastante misteriosa. A pesar, de los grandes avances científicos, todavía no existe una explicación sobre qué la causa o de qué proviene.
Además, no existe una prueba, examen o procedimiento que ayude a determinar en un solo proceso que una persona padece de FM. De hecho, es mediante el conjunto de varios exámenes, tanto de laboratorio, físicos e incluso hasta resonancias magnéticas y el descarte de varias enfermedades, que el medico puede llegar a la conclusión que se está frente a esta extraña enfermedad.
Incluso, se pudiera decir que la fibromialgia es una enfermedad de imitación. Ciertamente, todos los síntomas que presenta el paciente, se asemejan a otras enfermedades y es por ello que es tan difícil de diagnosticar.
Ante todo, la persona que esté padeciendo esta patología, debe tener mucha paciencia con los médicos que están haciendo todo lo posible para poder determinar cual es la enfermedad que lo aqueja. Además, que seguramente deba visitar a médicos de distintas especialidades a los fines de descartar cualquier otro tipo de padecimiento.
Entonces, usted se preguntará ¿cuál examen se debe hacer para saber si tengo fibromialgia? Pues la respuesta a esta gran duda se responde a que debe hacerse una serie de procesos y exámenes, para poder determinar que efectivamente padece de fibromialgia.

¿Con quién o cómo empezar?

Ante todo, como la FM consiste en una enfermedad que causa grandes dolores a nivel músculo esquelético y articulaciones, debe dirigirse a un reumatólogo, el cual es un especialista en este tipo de dolencias en los sectores antes mencionados.
Este médico realizará su historial médico y le preguntará si algún familiar tiene o ha tenido esta enfermedad. De hecho, este dato es muy importante, debido a que si tiene algún antecedente familiar de la FM, es probable que usted la pueda estar padeciendo.

Puntos característicos de la Fibromialgia

Lo siguiente que hará el médico es hacer un examen físico, esto a los fines de verificar si tiene algún tipo de hematoma o si tiene algún punto sensible.
Ciertamente, este pudiese ser el examen determinante para evidenciar que tiene fibromialgia. Esto se debe, a que las personas con esta enfermedad tienen unos puntos en su cuerpo que al ser presionados, tienen mayor dolor de lo habitual.
Estos puntos se consiguen en el cuello, los hombros, los codos, la cadera y las rodillas. Son un total de 11 puntos, pero si de ellos le duele más de 8, lo más probable es que este padeciendo de esta enfermedad.

¿Qué otras enfermedades se parecen a la Fibromialgia?

La fibromialgia es confundida porque existen varias enfermedades que se parecen a esta. Entre ellas tenemos a la artritis, al lupus, el hipotiroidismo, la polimialgia reumática, osteoartritis, espondilitis anquilosante, entre otras.
Su médico debe entonces descartar cada una de ellas, hasta poder llegar a la conclusión que padece de fibromialgia.

Grados de fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza principalmente por el hecho que el paciente padece episodios o brotes de intenso dolor. Ciertamente, esta enfermedad suele ser identificada por dichos brotes o episodios, los cuales pueden variar de acuerdo a cada persona.
De hecho, dependiendo de nivel de los síntomas que padece cada paciente, suele ser clasificada o dividida dicha enfermedad.
Criterios de clasificación
Los especialistas de esta rama han establecido unos parámetros o criterios a los fines de determinar los grados o el nivel de fibromialgia que padece el paciente.
Los principales criterios o elementos que se considera para diagnosticar el nivel de fibromialgia del paciente, obedecen a impacto que presenta los síntomas en él.
De esta manera, los especialistas han considerado los síntomas que se genera en el paciente, tanto a nivel físico como psicológico, a saber:
- Impacto de los episodios
- Ansiedad y depresión
- Calidad de sueño
- Dificultades a nivel cognitivo
- Otras dificultades
Niveles de Fibromialgia
Actualmente los especialistas, conforme con los criterios antes indicados, han establecido tres niveles que se pueden presentar, los cuales son Leve, Moderada y Severa.
Leve
En este nivel de la enfermedad los episodios brotes de dolor son controlables con ayuda de medicamentos o fármacos. De esta manera, la persona puede realizar sus tareas actividades habituales sin problemas, tanto laborales como cotidianas.
De igual forma, el paciente puede tener sueños reparadores, ello se debe, a que a este nivel los medicamentos o fármacos suelen controlar los síntomas de esta enfermedad. Asimismo, la ansiedad o depresión puede ser perfectamente controlable con medicamentos o fármacos.
De igual forma, el paciente puede desarrollar o sufrir crisis eventualmente por los esfuerzos físicos, estrés, la ansiedad, cansancio, entre otros factores.
Moderada
A este nivel, los episodios o brotes de dolor, comienzan a aumentar el número de crisis al año y su duración. De igual forma, tenemos que los efectos o síntomas de la enfermedad pueden ser controlados con medicamentos, aunque no tan efectivo como en el nivel leve.
El paciente puede realizar las actividades diarias con mucho esfuerzo, lo cual puede afectar su desempeño laboral. Además, la calidad del sueño del paciente se ve mermada, en virtud que los medicamentos no son tan efectivos como antes.
Asimismo, los cuadros o niveles de ansiedad y depresión se elevan, sin embargo, los medicamentos son efectivos. De igual forma, se empiezan a manifestar síntomas a nivel cognitivos debiendo el paciente realizar un esfuerzo para disminuir los mismos.
En general el paciente ve mermado su calidad de vida, en virtud de los síntomas, lo cual puede llegar hasta el punto de una incapacidad laboral.
Severa
En este nivel los brotes o episodios de dolor han aumentado tanto en duración, intensidad y constancia.
El paciente presenta muchas dificultades para realizar las tareas diarias, tanto a nivel laboral como personal. Debido a ello, le resulta imposible realizar una actividad remunerada de forma común, dado que requiere de un gran esfuerzo para concluir las mismas.
La calidad de sueño es prácticamente nula, el paciente siente una fatiga constantemente, lo cual merma su rendimiento diario.
Los medicamentosos y fármacos no resultan tan efectivos, en realidad no mejoran ni controlan los síntomas de la enfermedad.
La ansiedad y la depresión se vuelven común e influye en las relaciones personales del paciente.

Pensión de Invalidez por Fibromialgia

La fibromialgia es una de las enfermedades más difíciles de diagnosticar. Esto se debe a que para llegar a ella, se debe descartar que el paciente no sufra de otras enfermedades.

Además, que a simple vista, el paciente físicamente no aparenta estar padeciendo de alguna molestia o dolor, debido a que no se evidencian hematomas, cicatrices, algo que indique que haya algún tipo de lesión por la cual la persona siente tanto dolor. Desgraciadamente, pasa en muchas ocasiones que no se le crea a la persona que padece de FM y llegan incluso a creer que está mintiendo sobre sus síntomas.

Sin embargo, ya se ha demostrado que es una enfermedad que discapacita al individuo que la padece. De hecho, en diversos países, la fibromialgia es considerada una enfermedad por la cual se le puede otorgar una pensión por invalidez a quien la padezca.

¿Qué se debe tener para tramitar la pensión por invalidez?
Para que la institución encargada pueda tramitar la pensión por invalidez, debe recabar todas las pruebas que demuestren que padezca de esta patología. Entre los documentos que debe tener, se encuentran:

- Todos los registros médicos que tenga que descarten otras enfermedades.

- Las pruebas de laboratorio pertinentes.

- Informes en los cuales se evidencie las opiniones de los médicos tratantes.

¿Cuáles son los criterios para otorgar la discapacidad?
El Órgano de la Administración Pública encargado en cada país tiene cada uno sus criterios propios. Sin embargo, todos tienen algunas características en común.
En principio, este revisará su caso si es o no procedente y si es notoriamente comprobable la fibromialgia. Además, los requisitos para reclamar una discapacidad debido a la FM son extensos. 
Entre los requerimientos que piden están los siguientes:
- Los síntomas deben ser severos y estar presentes durante al menos tres meses.
- Que se haya documentación la cual descarte cualquier otro tipo de enfermedad o patologías.
- Declaraciones del paciente y médicos en las cuales indique que la enfermedad le restringe en sus actividades diarias.
- Que ciertamente la fibromialgia le impida realizar su trabajo.
- Verificar que tenga al menos 11 de los 18 puntos sensibles característicos de la FM, que van desde arriba y debajo de la cintura, y en ambos lados del cuerpo.
- Verificar que tenga al menos 6 síntomas de la fibromialgia en el momento. Entre ellos se encuentran: la fatiga, dolores a nivel músculo esquelético, problemas con la memoria, no descansar o despertar agotado a pesar de dormir durante un tiempo prudencial, síndrome del intestino irritable, depresión, ansiedad, entre otros.

¿Cuáles son las complicaciones que pueda haber para otorgarle la pensión por invalidez a causa de la fibromialgia?
Ciertamente, el Órgano de la Administración Pública encargado necesita los informes médicos. Pero debe darse cuenta que este organismo no le otorgará la pensión sólo por estar padeciendo de esta enfermedad. 
De hecho, este determinará si el tipo de FM la cual padece le ocasiona unos síntomas los cuales hacen que lo discapacite para poder realizar su trabajo.
Hay casos en los cuales se evidencia que la persona tiene y está padeciendo de fibromialgia. Sin embargo, tiene unos síntomas, que a pesar que los tiene, todavía puede ser capaz de trabajar sin problemas.

Fibromialgia, Enfermedad del Alma

La fibromialgia es una enfermedad la cual afecta al afectado con grandes dolencias nivel músculo esquelético, que a su vez provoca mucha fatiga y trastornos en el sueño. Además, experimentan dolores en los músculos, ligamentos, tendones y otros tejidos fibrosos del organismo.
Últimamente, muchas personas en estos días están experimentando y lidiando con los síntomas de la fibromialgia. De hecho, no solo las causas físicas, sino también las emocionales.Ciertamente, se cree que cada enfermedad tiene una causa emocional, que más allá de cuerpo, sino más arraigado al alma de la persona. Además, también se cree que es posible que una vez que se ubica esa molestia en el alma o aquella causa emocional, la enfermedad puede ser curada. Desgraciadamente, hay muy poca información sobre las causas emocionales de la fibromialgia.
Aquellas personas que sufren de FM, tienen vidas muy estresantes y tensas, debido al trabajo, la familia, la sociedad, en fin la cantidad de actividades y responsabilidades de cada una de estas personas. Debido a esta acumulación de estrés, no se tiene la capacidad de equilibrar la actividad con el descanso.
Debido a ello, se tiende a tener menos paciencia e incluso tolerancia ante los demás y las circunstancias que puedan ocurrir. Es por ello, se crea un dolor interno, allí plasmado en el alma.
De esta manera, al estar en el alma, se va generando una resistencia reprimida a nuestras circunstancias, un anhelo de retroceder. Por consiguiente, la tolerancia por los hechos ocurridos, bien sea en nosotros mismos o en nuestro alrededor, se vuelve inexistente o casi invisible. Así, se afecta el sistema nervioso y causa trastornos del sueño y dolor.Otra característica casi principal de la fibromialgia es la fatiga. De hecho, la fatiga representa el afán de una persona en rendirse, un cansancio por tener que hacer frente a cosas que ya no se quiere o ir más allá de sus límites.
En sí, la fibromialgia se considera que la persona quien la padece tiene una pérdida del propósito en su vida, a lo que conlleva a  una pérdida en su alma, en su espíritu. Ciertamente, es como si el deseo de participar y entrar en la vida se hubiera agotado, haciendo que la persona ya no tenga motivación o interés de hacer o ser alguien en la vida.De esta manera, el dolor actúa como una distracción para lidiar con un dolor emocional más profundo, que está allí impreso en el alma. Por consiguiente, el dolor restringe movimiento del cuerpo, siendo que el movimiento físico permita la expresión de las emociones. Al estancarse las emociones, las que salen o surgen son aquellas que intentan expresarse y lo hacen a través del dolor.El dolor puede consumir todo y hacer que se pierda el contacto con quien es la persona como tal. Además, impide que se pueda enfocar la persona en problemas en los que prefería enfocarnos.
En fin, la fibromialgia es una enfermedad del alma, ya que mediante el dolor trata de indicar que nuestro ser está estancando y que las verdaderas emociones o metas de la persona están allí atrapadas...

Fibromialgia y las emociones negativas


La ira y la tristeza son emociones negativas que no traen nada positivo a nuestras vidas. Además, si eso lo ocasiona nuestra vida cotidiana, inmersa en el estrés de los sucesos que nos ocurren cada día, pues puede ser algo realmente frustrante.

Si, además, estas emociones negativas se manifiestan en una persona con fibromialgia, hace que los dolores de esta aumenten. Además, este hecho ha sido demostrado en varios estudios realizados a personas con FM y que están bajo mucho estrés y se le presentan estas emociones negativas.

Ciertamente, investigaciones han observado que muchos pacientes con fibromialgia experimentaron emociones negativas como la ira y la tristeza debido a su condición. Además, estos pacientes manifestaban que el estrés que experimentaban diariamente aumentaba el dolor.

A pesar que innumerables estudios han demostrado que las emociones negativas y el dolor se asocian mutuamente, lo que hace que se refleje el dolor a causa de sentimientos negativos, todavía no hay ningún estudio que haya examinado y demostrado que las emociones negativas son las causantes de amplificar el dolor.

Otros estudios han evidenciado que los pacientes con fibromialgia responden con más dolor que las personas sanas a una variedad de factores estresantes físicos. Sin embargo, los factores estresantes psicológicos y especialmente emocionales tienen como tal muy pocos estudios que se relacionen con la FM.

Además, parece ser que los pacientes con fibromialgia son hipersensibles a los factores estresantes emocionales cuando son comparados con otras personas sin esta enfermedad. Asimismo, la ira puede ser el detonante incluso del dolor crónico. Así lo han visto aquellos estudios sobre la ira y el control de la ira.

Especialmente, las mujeres con fibromialgia son las que experimentan emociones negativas con mayor frecuencia y con una intensidad mayor. Y no solo eso, sino que también trataron y manejan sus emociones de maneras menos saludables.

De hecho, las mujeres con FM han tenido más dificultades para identificar y describir sus emociones y, especialmente, reprimen más sus emociones, por lo que su organismo funciona peor y se intensifica aún más el dolor.

Asimismo, existe un estudio en el cual se pusieron las misma cantidad de mujeres, las cuales recordaron por primera vez una situación neutral y luego recordaron una situación en la cual se le generaba un sentimiento de ira y luego otra de tristeza, sin un orden en específico.

Posteriormente, los investigadores estudiaron como se reflejaba sus respuestas al dolor, enfocado más que nada a su nivel de tolerancia. De esta manera, se descubrió que las emociones negativas experimentadas en la vida diaria pueden aumentar el dolor por encima de los niveles de dolor ya elevados en las mujeres con fibromialgia.

Es por ello, que las emociones negativas pueden llegar a ocasionar un dolor mayor. Que ciertamente las mujeres con FM son más sensibles y es por ello que deben evitar cualquier tipo de situación que haga que se manifiesten estas emociones negativas.

Fibromialgia con la ansiedad y la depresión


La fibromialgia siendo una enfermedad que genera un dolor intenso en las personas que la padecen, suele ser tratada desde el punto de vista farmacológico. Así, las personas que padecen de esta enfermedad suelen recibir una combinación de medicamentos o fármacos para aliviar sus dolores.
No obstante lo anterior, dichos medicamentos no son suficientes para aliviar todos los síntomas o dolencias de esta enfermedad.
En ese sentido, los especialistas iniciaron diversos estudios en relación a la referida enfermedad, entre ellos desde el punto de vista psicológico.

La Fibromialgia y la psicología humana

En los estudios realizados se ha determinado que los pacientes que padecen de fibromialgia tienen mayores de probabilidades de sufrir trastornos psicológicos.
De igual forma, entre las distintas líneas de investigación se ha llegado a afirma que la fibromialgia puede ser causada por problemas neurológicos, psicológicos o de índole psiquiátrico.
En ese sentido, han señalado que existen personas con característica propias que las hacen más susceptible de padecer de esta enfermedad. De igual forma, en los estudios realizados, han considerado que la fibromialgia se constituye como un trastorno de la psiquis humana.
Asimismo, han afirmado que los problemas de índole psicológicos de la personas se pueden somatizar y traer como consecuencia el desarrollo de la fibromialgia. No obstante lo anterior, la rama dominante ha establecido que la fibromialgia es una enfermedad fisiológica y no puede ser considera una enfermedad psicológica.
Sin embargo, no se encuentra en debate que las personas que sufren de esta enfermedad suelen padecer de ansiedad y depresión.

Ansiedad y depresión

La depresión y la ansiedad son muy comunes en los pacientes que padecen de enfermedades crónicas como la fibromialgia.
Siendo unas condiciones médicas de gran complejidad, que debe ser atendida por especialista, dado que la misma es como consecuencia de un desequilibrio químico.
Es de gran importancia que se recurra a los médicos especialista, en virtud que, los síntomas de estas enfermedades, pueden ser confundidos fácilmente con los síntomas propios de la fibromialgia.
De igual forma, los síntomas de estas enfermedades puede formase paulatinamente en el tiempo, pasando desapercibidos. Así, en la actualidad, la depresión y ansiedad,  son unos de los temas más estudiados en relación a esta enfermedad.

Tratamientos para la ansiedad y la depresión

Ciertamente, los estudios han determinado, que la ansiedad y la depresión se presentan en pacientes con fibromialgia.
Por ello, los especialistas a los fines de comprender el vínculo que existe entre la fibromialgia y los trastornos psicológicos, continúan sus estudios. No obstante, no han podido esclarecer si existe un vínculo más allá entre estas enfermedades, es decir, un vínculo distinto a causa y efecto.
De hecho, tenemos que los especialistas en la rama de psicología han tratado de controlar esta enfermedad desde este punto de vista.
Así, los especialistas en la rama de la psicología recomiendan que dichas enfermedades sean tratadas cognitivas y conductualmente.
Recomendando a los pacientes realicen ejercicios, dietas, técnicas de relajación, actividades satisfactorias, terapias, todo ello a los fines de mejorar su calidad de vida. De igual forma, acompañan estos métodos con fármacos o medicamentos.


Fibromialgia asociada al trabajo


En la actualidad la Fibromialgia es reconocida mundialmente como una enfermedad crónica, la cual genera cuadros de intenso dolor a las personas que la padecen. De hecho, esta enfermedad crónica, suele ser muy compleja para los pacientes, ello en virtud que afecta su salud, tanto física como psicológica.
De igual forma, esta enfermedad suele trae dificultades en el estilo de vida de la personas, no sólo en la calidad de vida, sino en las rutinas diarias de las personas. Ciertamente, una persona que padece de esta enfermedad, ve afectado su día a día, dificultándole realizar cualquier tipo de tarea, hasta la más simple.
Ello en virtud, que si bien la principal característica de la enfermad son los episodios de dolor, concurren otros síntomas tales como fatiga extrema, ansiedad, depresión, entre otros.
Como consecuencia de estos síntomas, los pacientes no sólo presentan complicaciones en su vida persona, sino además en su vida laboral.
Invalidez permanente
En la actualidad, tenemos que algunas legislaciones han determinado que dependiendo de la intensidad de los síntomas de la fibromialgia, la misma puede constituir una causal de incapacidad para el trabajador.
Ello, como consecuencia de los episodios de dolor y de la fatiga que presentan las personas.
Aunado al hecho que estos trabajadores suelen presentando otros tipo de complicaciones, las cuales en combinación son devastadores para los pacientes. De hecho, se estima que alrededor de un 20% de las personas que sufren de esta enfermedad se encuentran incapacitados para ejercer un oficio remunerado de forma habitual.
De igual forma, se plantea que la capacidad laboral de una persona que padece de fibromialgia se reduce como mínimo un 50%. Lo cual no debe sorprendernos, dado este tipo de patología disminuye aspectos laborales indispensables de todo trabajador, tales como el rendimiento, capacidad y eficacia.
La cual se configura como una limitación para cualquier tipo de trabajo, tanto los trabajos u oficios netamente físicos hasta los intelectuales.
Así, tenemos que la jurisprudencia en algunos países han señalado que se debe determinar la invalidez del trabajador conforme sus limitaciones en habilidades como al padecimiento. Es decir, al momento de establecer si el trabajador se encuentra realmente limitado en su capacidad laboral, no solo se debe considerar el hecho que si puede realizar la actividad, se debe considerar la eficacia en su desempeño.
Ello así, debemos precisar que cada día se muestran nuevos avances en la clasificación de esta enfermedad como causal de incapacidad. Sin embargo, dicho tema no está regularizado a nivel mundial, dando uno de los mayores avances de estos los Tribunal de España.
Ciertamente, en la presente década tenemos que los Tribunales Españoles han establecido por medio de casi una docena de decisiones que la fibromilagia es una causal de incapacidad permanente.
Ahora bien, si bien es cierto que estas decisión ha sido considerada en otros aspectos más allá de sólo sufrir de fibromialgia para determinar la incapacidad. No es menos cierto, que han establecido de forma clara que los síntomas de esta enfermedad pueden generar una incapacidad permanente al trabajador.

Trastornos Psiquiátricos y la Fibriomialgia


La fibriomialgia es una enfermedad crónica que afecta a una parte de la población mundial, sin embargo, en actualidad existen ciertos aspectos desconocidos para paciente y especialistas.

Esta enfermedad al igual que cualquier enfermedad crónica trae como consecuencia un debilitamiento paulatino de las personas que lo padecen. De esta manera, puede conllevar a presentarse otros tipos de enfermedades o trastornos, afectando el estado de ánimo o la psiquis de las personas.

Así, estas “nuevas” enfermedades o trastornos psiquiátricos, para algunos suelen ser consideradas como síntomas de la enfermedad crónica. Sin embargo, no se ha podido determinar con claridad si estos trastornos psiquiátricos constituyen una enfermedad nueva o un síntoma.

No obstante, debemos precisar que la combinación entre los efectos de fibriomialgia y los trastornos psiquiátricos para los pacientes pueden ser devastadores. Por ello, no debemos descuidar los posibles trastornos a nivel psiquiátricos que pueden sufrir un paciente de fibriomialgia.

Hecho que es conocido por los especialistas, lo cual ha motivado a que muchos pacientes con fibriomialgia sean tratados con tratamientos médicos para distintos trastornos psiquiátricos.

Ello así, debemos señalar que los pacientes que sufren de fibriomialgia suelen presentar algunos trastornos psiquiátricos, tales como:

1. Trastorno depresivo
La gran mayoría de los pacientes que padece de esta enfermedad suelen sufrir de trastornos depresivos, razón por la cual pudiéramos decir que es un vínculo inevitable.
Sin embargo, los expertos no han podido determinar con claridad los trasfondos de esta relación.
Así, tenemos que los trastornos depresivos son considerados como una consecuencia de la fibriomialgia.
De hecho, muchos especialistas han concluido que los antidepresivos deben ser recetados para los pacientes que sufren de fibriomialgia, a pesar que no presente síntomas aún.

2. Trastorno bipolar
Los trastornos bipolares suelen ser asociados a los pacientes que padecen de dolores generalizados o cuadros de intenso dolor.
Ello así, siendo que la fibriomialgia tiene como principal consecuencia para el paciente es un dolor intenso, resulta inevitable que dichas enfermedad concurran en un paciente simultáneamente.

3. Sueño
Los pacientes que sufren de fibriomialgia suelen presentar serios inconvenientes al momento de tener un sueño reparador.

Así, tenemos que precisar que los especialistas consideran que el problema no se trata de la cantidad de las horas que duerme el paciente, sino a la calidad del sueño.

Ciertamente, en la actualidad los especialistas están realizando estudios en relación a la calidad del sueño, ello a los fines de mejorar los síntomas que genera esta enfermedad. De hecho, los investigadores platean que los pacientes que presenta una mejor calidad de sueño pueden mejorar la tolerancia al dolor que ocasiona esta enfermedad.

No obstante, no hay mayores avances en este aspecto.

4. Trastornos de ansiedad
Como ya sabemos la fibriomialgia suele general una gran angustia a los pacientes en virtud de los cuadros de dolor o ataques que genera la misma.
Así, tenemos que la intensidad de los ataques y el dolor presentan una fuerte relación con en el nivel de asiendad que puede sufrir un paciente.


Fibromialgia y emociones

Todo el tiempo se trata sobre los problemas físicos que se presentan a los pacientes con fibromialgia. Sin embargo, muy poco se habla sobre los efectos y consecuencias mentales y psicológicas que afecta a las personas con esta enfermedad.
Los individuos que padecen de FM, pasan por muchas emociones intensas. Sinceramente, atraviesan por una montaña rusa emocional, donde van en picada la mayoría de las veces.
Ciertamente, esta afección lleva consigo que el paciente pueda atravesar por una depresión o una ansiedad. Además, algunos estudios sobre personas con esta enfermedad, no han podido determinar si vino primero la fibromialgia o la depresión.
Por un lado, la depresión viene en consecuencia de la fibromialgia. De hecho, el que está una persona constantemente expuesto a un gran dolor físico todo el tiempo, la falta de sueño e incluso sentirse solo debido a que su círculo social no entiende su afección. Tristemente, esta persona se encuentra sola lidiando con algo que no se ve y hace que se vaya por un camino muy oscuro.
En cuanto a la ansiedad, es normal que el paciente con FM constantemente se encuentre a la expectativa y con miedo, porque no sabe cuando vendrá el próximo dolor ni por dónde se manifestará .
No sólo eso, sino también la espera del trato que pudiera recibir de otros, les genera una gran ansiedad. ¿Será que me creen? ¿El médico realmente me ayudará? ¿Será que me están indicando el tratamiento correcto? ¿creerán que estoy inventando todo?
Además, la FM hace que se tenga una mayor sensibilidad emocional. De hecho, una simple circunstancia cotidiana del día a día, puede desencadenar  en una gran tragedia. Incluso esta reacción puede hasta no tener sentido para sí mismo y  no puede controlarla.
Por el otro lado, le puede convertir en otros momentos en una persona extremadamente fría, algo así como un ser inanimado que no siente ni padece. Como por ejemplo, la muerte de un ser querido y la persona con fibromialgia no exprese ningún sentimiento, algo parecido a un robot, sin sentimiento alguno.
Algunos creen que esta inestabilidad emocional, de alguna manera, la FM afecta el cerebro del paciente y es por ello que las reacciones emocionales no tienden a ser estables o tener un hilo de coherencia. Pero no existe alguna o investigación que demuestre esta teoría.
En conclusión, la fibromialgia no solo es un malestar físico, sino que también hay que hacer frente a las múltiples emociones que acompaña a esta enfermedad. Un día se puede sentir bien y tener la esperanza que todo mejorará, otro día molestarte por cualquier cosa, en otro instante lloras de la nada o por algo que normalmente no te conmueve o incluso puede que reaccione muy fríamente ante una circunstancia realmente difícil.

Artistas famosos con Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual afecta terriblemente al paciente con dolores constantes, fatiga, trastornos del sueño y problemas con la memoria. Además, la FM se asocia frecuentemente a la depresión, la ansiedad y con el estrés post traumático.
Ciertamente, esta enfermedad la padece cerca del 15% de la población de Estados Unidos y entre el 3 y el 6% de la población mundial. Nadie está exento de padecer esta enfermedad. Si bien la padece la mayoritariamente las mujeres, esta enfermedad no distingue entre sexo, edad, raza o clase social.
Hasta existen muchos artistas famosos luchan cada día contra esta enfermedad, que pudiera apartarlos de sus carreras artísticas. Pero, nada los detiene, más bien concientizan sobre esta patología y ayudan para que se realicen donaciones a los fines de investigar más sobre esta y desarrollar tratamientos e incluso la cura de esta terrible enfermedad.
Aquí te mencionamos algunas de estas celebridades las cuales han vivido su vida con FM y han continuado con sus vidas artísticas. Además, han contribuido para que las demás personas comprendan esta enfermedad y así eliminar estigmas dentro de la sociedad.

Morgan Freeman


El famoso actor estadounidense Morgan Freeman experimentó por primera vez este pesar después de un accidente de tráfico que puso en riesgo su vida. Ciertamente, esto ocurrió en el año 2008 debido a que un accidente automovilístico le dejó múltiples lesiones, incluyendo un brazo roto, un codo roto y daños en el hombro. 
En entrevistas a indicado que siente un dolor nervioso "insoportable" y que ahora vive con fibromialgia. De hecho, usa un único guante de compresión en su mano izquierda debido al daño en los nervios, ya que este le ayuda a que su sangre fluya, debido a que no puede mover su mano.
Además, es muy bien conocido por mantener una visión positiva de la vida, lo cual es muy importante para afrontar esta patología.
Asimismo, Freeman expresó lo siguiente sobre su enfermedad:
Debo adaptarme a lo que me ha sucedido, algo que no se va a ir por arte de magia. En vez de frustrarme por no poder hacer las cosas que antes me encantaban, busco nuevas facetas de mi interior con las que ser feliz, pues aún me quedan miles de razones por las que sonreír. He encontrado un divertimento en el Golf, y nada me hace sentir mejor que trabajar en un nuevo proyecto del cine.”

Sinéad O'Connor

La cantante irlandesa conocida por su interpretación de la canción “Nothing compares 2 U”, Sinead O´Connor, sufre de fibromialgia y por ello, se retiró de los escenarios en 2003 por los terribles dolores que tenía. Afortunadamente, este retiro duró poco, debido a que volvió en el año 2005.
Durante esta ausencia, reconoce que luchó contra la fibromialgia y vino mejorada.
Además, O´Connor indicó lo siguiente sobre la FM:

Es una enfermedad que no se puede curar, pero se puede controlar. He aprendido a resistir el dolor, con lo que esos momentos los soporto cada vez mejor, pero lo peor es la fatiga. Se debe vivir de forma relajada, y apartar el estrés totalmente.”


Lady Gaga

La mundialmente conocida cantante estadounidense de “Bad Romance”, Lady Gaga, es una las artistas famosas más joven que se conoce que padece de fibromialgia.
Asimismo, junto a Netflix, realizó el documental "Gaga: Five Foot Two", en donde se ve a una Gaga detrás de los escenarios, donde se revela su lucha contra el dolor.
Asimismo, Lady Gaga a manifestado lo siguiente sobre su lucha contra la FM:

"Mi dolor no me sirve de nada a menos que lo transforme en algo que sí lo sea. Así que espero que las personas que lo ven y que luchan contra el dolor crónico sepan que no están solos. Me está liberando ... y quiero que las personas que luchan con eso me escuchen."