Tratamientos para la Fibromialgia en Niños


La fibromialgia es una enfermedad en la cual la persona padece constantemente de graves dolores a nivel músculo esquelético y de fatiga. Realmente, una enfermedad bastante desgastante no solamente físicamente sino también psicológica y emocionalmente.

Se puede presentar a cualquier persona, tanto hombres como mujeres, de cualquier edad. Ciertamente, hasta un niño puede padecer esta lamentable enfermedad.

Sin embargo, existen múltiples terapias y tratamientos los cuales pueden ayudar al niño a sobrellevar la FM. Sin embargo, es necesario que este pequeño comprenda lo que está padeciendo y que si hace determinadas cosas, puede empeorar sus síntomas.

Pero con ayuda de un buen profesional y del apoyo familiar, este niño puede tener una vida normal sin contratiempos. Algunos de los tratamientos que necesitará el niño son los siguientes:

Educación sobre la fibromialgia


Este es primer paso más importante para cualquier paciente que padezca de fibromialgia, especialmente si es un niño. Esto debido a que debe de comprender ante lo que se está enfrentando.

Así, podrá afrontar de mejor manera los síntomas que se les puede presentar cada día y como tomar el control de su vida. De esta manera, podrá detectar que le está ocurriendo y saber cómo actuar o indicarle a su familia lo que le está ocurriendo y así ellos puedan ayudarlo.

Ejercicios para la fibromialgia


Una de las mejores formas de afrontar la fibromialgia es teniendo actividades deportivas y ejercicios acordes al malestar del niño. Ciertamente, ayuda a que el niño tenga una buena salud, que sus síntomas desaparezcan y que goce de un buen estado de ánimo.

Y si el terapeuta puede implementar ejercicios de terapia física con el niño que padezca enfermedad. En este tipo de ejercicios se incluyen estiramientos y la aplicación de calor frío en las diversas partes del cuerpo en las cuales tenga dolor y así aliviarlo.

Además, entre las mejores actividades que puede realizar un niño está la natación. También se les suele sugerir que practiquen yoga.

Terapias complementarias para la fibromialgia


Para aliviar algunos síntomas y malestares de la fibromialgia, se pueden usar terapias alternativas de la medicina convencional. Entre estas se encuentran los masajes y la acupuntura que alivian notoriamente el dolor y las molestias.

Puede impresionar la idea de que eso funcione en un niño, pero realmente le da más calidad y un mejor estado ánimo.

Medicamentos para la fibromialgia


Este es el último de los tratamientos a implementar en un niño con fibromialgia. Es preferible a agotar cualquier otro tipo de tratamiento o terapia, antes de darle medicamentos a un niño.

Sin embargo, si los síntomas son muy fuertes será necesario utilizar alguno de los siguientes medicamentos:

Analgésicos: ayudan a calmar los dolores a nivel musculo esquelético. Entre ellos están el acetaminofen y el tramadol.

Relajante muscular: ayudan a calmar las contracturas musculares que puedan causar rigidez. Entre algunos relajantes se encuentre el ciclobenzaprina.

Anticonvulsivos: ante la presencia de convulsiones, es necesario pararlas con medicamentos antes que causen algún daño neuropático. Entre algunos anticonvulsivos están la gabapentina y la pregabalina.

Antidepresivos: estos se deben evitar los más que se pueda porque tienden a crear dependencia en los pacientes que las consumen, pero si el cuadro depresivo o ansioso de un niño es muy grave, se pueden usar la duloxetina y la fluoxetina.


Comprendiendo el Proceso de Diagnóstico de la Fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad la cual produce graves dolores a nivel músculo esquelético y mucha fatiga. Hasta los momentos, todavía la ciencia no ha conseguido que produce esta terrible enfermedad.

Asimismo, todavía no existe un método, proceso o examen el cual diagnostique a la persona que padece de FM. Por si no fuera poco, este padecimiento suele confundirse, debido a que tiene muchos síntomas que tienden a parecerse con otras enfermedades.

Entre algunos síntomas de la fibromialgia se encuentra la fatiga, problemas para conciliar el sueño y dolores abdominales. Ciertamente, estos síntomas están presentes en muchas otras enfermedades.

Además, la FM también puede presentarse junto con otras enfermedades y por ello toma mucho tiempo el saber distinguir entre un padecimiento y otro. Por lo tanto, se hace muy difícil llegar a la conclusión que una persona padece de fibromialgia e incluso mucho tiempo.

No hay una prueba que termine la existencia de la fibromialgia


Como dijimos anteriormente, la fibromialgia no tiene ningún tipo de análisis de laboratorio por medio del cual pueda verificar que se está ante enfermedad. Tampoco, puede verse o detectarse mediante rayos X o por algún tipo de resonancia magnética.

Hasta el momento, los estudios sobre esta enfermedad, parece establecer que la FM cambia la forma en el que la médula espinal y el cerebro procesan el dolor. Por ello, se cree que los métodos de diagnóstico no son eficaces para la detección de este padecimiento.

Te puede interesar: Diagnóstico de la Fibromialgia


Debido a que no existe ningún método para la detección de la fibromialgia, el médico especialista desde evaluar el conjunto de síntomas está teniendo el paciente. Asimismo, dependiendo de la gran cantidad de síntomas que tenga como se presentan, debe ir descartando otras enfermedades hasta llegar a la conclusión que se está ante la FM.

Asimismo, también son muy importantes de verificar los puntos de dolor.

Los puntos de dolor o puntos sensibles de la fibromialgia


Si bien esta enfermedad tiene una gran cantidad de síntomas, hay unos síntomas característicos que sólo se presenten en esta enfermedad. Ciertamente, estos síntomas llamados los puntos de dolor o puntos sensibles, los cuales son unos puntos 18 que se encuentran en diversas partes del cuerpo que, al ser presionados, el paciente experimenta un dolor mayor de lo habitual.

Sin embargo, dependiendo del malestar de la persona, habrá veces que esta no sentirá el mismo dolor en los puntos sensibles que en otras oportunidades. Además, incluso va a depender de la presión que se ejerza sobre estos puntos.

Te puede interesar: Fibromialgia diagnóstico de puntos dolorosos


Por lo tanto, actualmente no se toma mucha importancia sobre estos puntos de dolor, porque éstos pueden cambiar dependiendo del malestar que tenga el paciente.

¿Qué pruebas puede utilizar el médico para diagnosticar la fibromialgia?


A pesar de las complicaciones, el médico puede solicitar varios tipos de pruebas y análisis a los fines de descartar otras enfermedades y llegar a la conclusión de que se está ante la fibromialgia.

Mayormente, el médico necesitará varios exámenes de sangre entre los cuales necesitará una hematología completa, verificar los niveles de vitamina D, comprobar la velocidad de sedimentación globular y emplear análisis de la función tiroidea.

Asimismo, el médico realizara una exploración física muy minuciosa de las articulaciones y los músculos. Por otro lado, necesitará un examen neurológico para verificar que otras causas pueden estar ocasionando los síntomas.

Incluso si tienes problemas para conciliar el sueño, el médico también requerirá que te realices un estudio del sueño.

El Síndrome de las Piernas Inquietas y la Fibromialgia


El Síndrome de las Piernas Inquietas es un trastorno del cual afecta a nivel del sistema neurológico. Ciertamente, éste se manifiesta a la necesidad de mover constantemente las piernas debido a que el paciente tiene sensaciones muy con todas.

Curiosamente, uno de cada tres casos de personas que padecen de fibromialgia, sorprende el síndrome de las piernas inquietas. De hecho, se presenta más en los pacientes con FM, que aquellas personas que no padecen de este padecimiento.

Síntomas del Síndrome de Piernas Inquietas


Entre los síntomas característicos del síndrome de piernas inquietas, se encuentran las siguientes:

- La sensación de que algo se monta, se trepa o se arrastra sobre las piernas.

- La percepción de dolor, ardor y especialmente hormigueo.

-Estos síntomas mejoran cuando se mueven las piernas.

- Está sensaciones se presentan más en la noche que durante el día.

- Si tiene problemas para poder dormir o incluso para mantenerse despierto.

- La necesidad de mover las piernas mientras se está sentado o acostado.

- Se presentan estos síntomas mayormente cuando la persona está bajo mucho estrés o ansiedad.

- Suele haber movimientos involuntarios de las piernas.

Te puede interesar: Síntomas de la Fibromialgia

Relación entre el Síndrome de las Piernas Inquietas y la Fibromialgia


Mayormente, los trastornos del sueño que padecen Las personas con fibromialgia, están relacionadas con el síndrome de piernas inquietas. De hecho, estas manifestaciones de este síndrome durante el sueño, las horas de descanso y hace que se empeoren los síntomas de la fibromialgia.

Ambas condiciones se relacionan debido a que éstas producen alteraciones en el sistema nervioso y en el cerebro. De hecho, ambos padecimientos ocasionan contracciones musculares, esto ocurre debido a que se presentan niveles anormales de neurotransmisores.

Desgraciadamente, para ambos padecimientos no existe una cura definitiva. Al igual que la fibromialgia, el síndrome de piernas inquietas solamente existen medicamentos para anular sus efectos y no para curarlos definitivamente.

Te puede interesar: Fibromialgia PDF

Mecanismos para mejorar el síndrome de las piernas inquietas y la fibromialgia


Tanto la fibromialgia como el síndrome de las piernas inquietas, necesitan ser tratadas con medicamentos y tratamientos distintos. Sin embargo, existen mecanismos que puedes implementar a los fines de reducir los síntomas y molestias de ambos padecimientos.
Entre estos mecanismos tenemos los siguientes:

- Tener una buena alimentación balanceada.

- Hacer ejercicios regularmente y sin excederse.

- Entres estas actividades, realizar ejercicios de estiramientos.

- Tener un horario para dormir.

- Reducir el estrés.

- No fumar.

- Evitar o reducir el consumo de alcohol y cafeína.

- Tomar baños con agua caliente.

Como se dijo anteriormente, el síndrome de las piernas inquietas tiene medicamentos distintos con respecto a la fibromialgia. De hecho, se deben tomar con cautela porque pueden producir mareos, vómitos, dolores musculares, visión borrosa e incluso depresión.

Por lo tanto, si crees padecer este síndrome o fibromialgia, lo más recomendable es que te evalúe un médico especialista y sigas todas las pautas que te indique.

Ideas Erróneas sobre la Fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad la cual provoca dolores a nivel músculo esquelético y fatiga. Actualmente, no se sabe que ocasiona realmente esta enfermedad y por ello muchas veces suelen haber informaciones erróneas sobre la fibromialgia.

Ciertamente, existen muchos mitos y falsas creencias sobre esta enfermedad. Por lo tanto, quienes padecen esta enfermedad y les diagnostica es que padecimiento, empiezan a creer cosas que realmente no son así.

Entre las ideas erróneas que se tienen sobre la FM, se tienen las siguientes:

Que no es un problema real de salud


Muchos creen que quienes padecen de fibromialgia, simplemente están exagerando sus síntomas o que son unos hipocondríacos. Pero, esto no es así, esta enfermedad es muy real y realmente afecta notoriamente el estado físico, psíquico y emocional del paciente.

Existen investigaciones en los últimos tiempos que verifican la realidad de este padecimiento. De hecho, las personas con fibromialgia procesan el dolor de forma diferente, debido a que el cerebro y la médula espinal la procesan de manera distinta.

Es por ello que estas personas experimentan un dolor más agudo a cualquier estímulo, que pudiera parecer exagerado, pero no lo es. Ciertamente, quienes tienen este padecimiento tienen problemas neuroquímicos y fisiológicos muy serios y alarmantes.

Que existe una dieta que ocasiona la fibromialgia

Existen creencias las cuales aseguran que, al comer las ciertos y determinados alimentos o incluso aditivos, pudieran ocasionar que se parezca de fibromialgia. Entre estos alimentos están el azúcar, las harinas refinadas, los productos lácteos, los sustitutos del azúcar y el glutamato monosódico.

A pesar de las creencias, no existe ningún tipo de estudio o investigación que realmente demuestre que estas creencias sean realmente correctas. Ciertamente, existen investigaciones que han demostrado los beneficios de evitar ese tipo de alimentos y como mejora la calidad de vida.

Te puede interesar: Menú para la Fibromialgia

Sin embargo, como se dijo anteriormente, no hay nada que demuestre que algún alimento cause o que la persona se contagie de fibromialgia. Por otro lado, investigadores más bien están buscando qué conexión tiene el consumo de gluten o los síntomas que presenta fibromialgia, pero todavía no hay nada concluyente.

Lo único relacionado entre la alimentación de la fibromialgia, es que las personas que padecen de este padecimiento tienden a ser obesas o tener sobrepeso, lo cual empeoran la calidad de vida del paciente. Por lo tanto, el adelgazar y el tener una dieta balanceada mejora la salud de la persona y a disminuir los síntomas de la fibromialgia.

Que la fibromialgia tiene una rápida curación

muchos pacientes creen, al igual que otras enfermedades, que la FM se puede curar de un día para otro. Pero, lamento decirte, que no es tan fácil como se cree.

Esta enfermedad es bastante compleja y todavía no existe ningún medicamento que logre curar por completo esta enfermedad. Sin embargo, lo único que tiene efectivos resultados, es que la persona cambie su estilo de vida.

Esta es la única “curación” efectiva para sobrellevar esta enfermedad. De hecho, si se hace correctamente, los síntomas se reducirán notoriamente, dejando las molestias por completo.

Para ello, e invitamos a leer un poco más “Del Dolor a la Libertad” y así saber cuáles son las pautas efectivas para sobrellevar esta enfermedad e incluso no sentir más los síntomas de la misma.

Consejos para sobrellevar la Fibromialgia


Quienes padecen de fibromialgia, le cambia la vida por completo. De hecho, ya nada vuelve a ser lo mismo.

Pero como todo en la vida, debes afrontarlo, ver lo que te hace bien y lo que te hace mal, y simplemente cambiar su estilo de vida para así sobrellevar mejor a esta enfermedad. Ciertamente, como todo, tendrás días buenos así como tendrás días malos. El todo es saber cómo seguir adelante, descubrir que cosas te pueden ayudar para sobrellevar mejor estos días.

Por ello, aquí te daremos unos consejos para sobrellevar la Fibromialgia

Toma un buen baño con agua caliente


Tomar un buen baño con agua tibia después de un día largo y arduo, puede ayudarte a calmarte y relajarte. Pero, no solo eso.

De hecho, existe algo llamado balneoterapia, la cual consiste en tomar un baño con agua caliente para tratar la fibromialgia. De esta manera, se disminuyen los dolores y la rigidez que pueda tener el cuerpo.

La balneoterapia ayuda tanto debido a que el agua caliente disminuye la tensión muscular, así como el dolor y promoviendo de esta manera la relajación. Además, tomar un baño con agua caliente casi siempre es una muy buena experiencia, bien sea en un spa o en el baño de tu casa.

Te puede interesar: ¿Cómo empieza la fibromialgia?

Sin embargo, es muy importante que no te pases mucho tiempo en el agua caliente. Lo que ocurre es que si te pasas mucho tiempo inmerso sobre el agua, pueda que te enfoques mucho en tus dolores y lo mal que te estás sintiendo y esto puede ocasionar que sientas peor.

Por ello, date una ducha breve o inmersión corta en la bañera de tu casa o en un spa.

Que te hagan un buen masaje


Los masajes son muy buenos y ayudan a relajarte por completo. Ciertamente, la masoterapia ha sido utilizada como una muy buena terapia para ayudar a los pacientes con fibromialgia.

Además, las investigaciones han demostrado que la masoterapia mejora combatir el dolor, la depresión y la ansiedad en personas con fibromialgia. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque a algunas personas con FM les puede empeorar los dolores.

Para que te apliquen estos masajes, debes buscar a una persona que sepa y esté del conocimiento sobre esta enfermedad. Por ello, empezará a dar los masajes de manera suave, hasta que vaya poco a poco aumentando la intensidad que se adapte a tu necesidad.

Escucha música


Se dice que la música puede llegar a las bestias, lo cual es muy cierto debido a que sin lugar a dudas cambia el ánimo de quien la escucha.

Te puede interesar: ¿Qué tiempo dura la Fibromialgia?

Y es que la música tiene un efecto que estimula a las emociones. De esta manera, en los pacientes con fibromialgia se logra reducir el dolor e incluso a mejorar la movilidad.

Cualquier música te puede ayudar, simplemente debes poner la música que más te gusta, oír y disfrutar. Además, la música que produce ondas delta, pueden ayudar a conciliar mejor el sueño debido a que estas inducen a un tipo de ondas cerebrales.


¿El ejercicio ayuda o empeora a la fibromialgia?


Ciertamente, la fibromialgia ocasiona mucho dolor y fatiga a quien la padece. Por lo tanto, lo que menos quiere hacer el paciente es hacer cualquier tipo de actividad o ejercicio.

Además, se tiene un gran temor de que se haga cualquier actividad y esto ocasione que se empeore la FM. Sin embargo, el hacer ejercicios es muy importante para quienes padecen esta enfermedad.

De hecho, muchas investigaciones han demostrado que aquellas personas que padecen fibromialgia y practican algún tipo de ejercicio, hace que se reduzcan los dolores, mejoren las funciones corporales y así se tengan una mejor calidad de vida.

¿Seguro el ejercicio no me hará daño?


No te preocupes, es normal tu temor. Ciertamente, con tantas limitaciones por el dolor, lo que menos quieres hacer es cualquier actividad empeore tu condición y eso es comprensible.

Claro está, no vas a empezar a hacer ejercicio de gran impacto. Ni se te ocurra intentar correr una maratón.

Tienes que ir poco a poco, con actividades de poca intensidad y que vayas llevando a tu ritmo. De esta manera, evitarás que se empeoren tus síntomas propios de la fibromialgia.

Te puede interesar: Ejercicios para la Fibromialgia

Es importante que hagas los ejercicios gradualmente, para así no esforzar mucho a tu cuerpo. Por ejemplo, empieza caminando por poco tiempo y ve aumentando este tiempo de caminata a medida que pasan los días y así vas habituando a tu cuerpo a que se adapte a este simple ejercicio.

Si de casualidad se aumenta el dolor, entonces disminuye la cantidad de tiempo o de intensidad del ejercicio. Todo es habituar al cuerpo a esta nueva rutina.

¿Cuáles ejercicios puedo hacer?


Como te dijimos anteriormente todo es hacer un ejercicio actividad de manera paulatina y así adecuar a tu cuerpo a este nuevo desafío, el cual tendrá óptimos beneficios para tu organismo.

Entre los ejercicios que puedes hacer están:

- Caminar

- Nadar

- Ejercicios aeróbicos en el agua

- Ir en bicicleta

- Yoga

- Taichí

- Bailar

Todos estos ejercicios tienen un bajo impacto y pueden ayudarte a tener una buena actividad física sin lastimarte u ocasionarte más dolor. Lo ideal es hacer ejercicios tres veces a la semana, con sesiones de 30 minutos cada día.

Asimismo, también puedes solicitar la ayuda de un fisioterapeuta el cual tenga conocimiento sobre la fibromialgia. De esta manera, te indicará una rutina de ejercicios que se adapte a ti y a tus necesidades, sin lastimarte.

Te puede interesar: La Fisioterapia en la Fibromialgia

Por otro lado, también pueden ayudarte aquellos ejercicios que fortalezcan tu musculatura. Ciertamente, un entrenamiento de resistencia con pesas, bandas elásticas y el uso de máquinas puede ser muy beneficioso para tu organismo. Así, fortaleces tus músculos, reduces el dolor y mejora tu calidad de vida.

Los padecimientos que se confunden con fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad muy difícil de diagnosticar, debido a que todavía no existe ninguna prueba o examen que determine este padecimiento. Realmente, todavía, pese a múltiples investigaciones, no se sabe con certeza que ocurre o que pasa en el organismo para que se provoque la FM.

Esta enfermedad tiene muchísimos síntomas, los cuales se parecen muchos a otros tipos de padecimientos. Ciertamente, estos padecimientos se confunden con la fibromialgia.

La única forma de determinar que se padece de esta enfermedad, es descartando con otros padecimientos. Claro está, esto debe hacerlo un médico especializado como lo es un reumatólogo, quien hará las pruebas pertinentes hasta llegar a una conclusión.

Además, no sólo se puede padecer fibromialgia sino que también se puede padecer de varias enfermedades al mismo tiempo. De esta manera, se hace más difícil llegar a esta enfermedad.

Te puede interesar: Fibromialgia, ¿Cómo detectar esta enfermedad?

Entre los padecimientos que se confunden con la fibromialgia, tenemos los siguientes:

Hipotiroidismo



Se parece con la fibromialgia debido a que también provoca una baja producción de hormonas tiroides. Por ello, la persona que padece de esta enfermedad padece de dolores en todas partes del cuerpo.

Además, tanto el hipotiroidismo como la fibromialgia, tienen síntomas similares como la depresión, el estreñimiento, la pérdida de memoria y fatiga.

Artritis Reumatoide


La artritis reumatoide se caracteriza por presentar problemas en las articulaciones. De hecho, estas se vuelven rígidas e hinchadas, lo que ocasiona unos dolores a nivel articular muy fuertes.

Dichos dolores, también se presente en la fibromialgia. Existe otra enfermedad la cual manifiesta estos mismos síntomas que es la Osteoartritis, la cual solamente se presenta en una edad muy avanzada y destruye el revestimiento de las articulaciones. Mientras que en la artritis reumatoide y en la fibromialgia, se presentan a cualquier edad.

Te puede interesar: Enfermedades Autoinmunes que confunden con la Fibromialgia

Síndrome de Fatiga Crónica


El síndrome de fatiga crónica ocurre cuando el paciente presenta una fatiga excesiva, lo cual hace que se sienta agotado durante todo el día. Incluso, pueden sentirse tan agotados a pesar de haber dormido o descansado adecuadamente.

En la fibromialgia, ocurre exactamente lo mismo, la persona tiene una fatiga muy grande a pesar de haber descansado un Tiempo adecuado. Además, más de la mitad de los pacientes con FM, suelen ser diagnosticados con este síndrome y por ello se dificulta más su diagnóstico.

Asimismo, ambos padecimientos también tienen síntomas de dolores de cabeza, dolores musculares y articulares y problemas de memoria.

Enfermedad de Lyme


La enfermedad de Lyme es provocada por las bacterias de la picadura de una garrapata. Este padecimiento produce dolores musculares, rigidez, dolores de cabeza y fatiga, mismos síntomas que presenta la fibromialgia.

Por el otro lado, hay quienes que padecen de FM indican que han tenido anteriormente la enfermedad de Lyme, lo cual pareciera que esta enfermedad desencadena la fibromialgia. Sin embargo, no existen investigaciones concluyentes que demuestren la conexión entre ambos padecimientos.

¿La fibromialgia puede ocasionar la caída del cabello?


Algunos pacientes con fibromialgia han indicado haber experimentado caída del cabello. Embargo, este síntoma no es propio de esta enfermedad, pero puede ocurrir que otros síntomas que genera la FM, como el estrés, sea el causante real de la pérdida de cabello o tal vez otro padecimiento.

Síntomas de la fibromialgia que afectan el cabello


Ciertamente, personas con problemas del cabello y con fibromialgia, suelen indicar que, al lavar su cabello, terminan teniendo sus manos llenas de su cabello. Y no solo eso, también presentan los siguientes síntomas entorno con su cabello:

- Presentan mucho dolor al tener el cabello recogido con colas, ganchos, o cualquier otro accesorio del cabello.

- Con la fibromialgia se presenta la alodinia, un síntoma que hace que haya dolor ante estímulos que no lo son. Por ello, cuando se tiene cabello pesado, sólo por el hecho de ser éste así causa dolor.

- También se presenta dolor o comezón en el cuero cabelludo.

- Incluso hay quienes describen que sienten su cabello como si estuviera en llamas y por ello no soportan lavar o peinar su cabello.

- Les resulta difícil mantener su cabello suave, esto debido al recrecimiento de este lo cual hace que se torne electrizado.

- Aparición de vellos difusos alrededor de la línea del cabello.

Te puede interesar: ¿A qué se debe la caída del cabello?

¿Por qué se cae el Cabello a las Personas con Fibromialgia?


Desgraciadamente, no se sabe a ciencia cierta por qué la fibromialgia ocasiona la caída del cabello. Ciertamente, todavía no hay una investigación que relacione o asocie la caída del cabello con la fibromialgia.

Todavía no se sabe si es como tal la fibromialgia que ocasiona la pérdida de cabello o es a causa de otras complicaciones que ocasiona esta enfermedad. Sin embargo, existen padecimientos que pudiesen estar relacionados con la fibromialgia o que se parezcan a esta enfermedad y que sean las causantes reales de la caída del cabello. Entre algunas de estas se encuentran:

Efluvio telógeno


El efluvio telógeno es un padecimiento el cual interrumpe el ciclo normal del crecimiento del cabello, ocasionando la caída de este. Ciertamente, esto ocurre debido a que el cabello es afectado por alguna enfermedad.

No sólo la enfermedad, sino el estrés que ocasiona las enfermedades crónicas. De hecho, este síntoma se presenta entre 3 y 9 meses después del estrés que ha ocasionado la enfermedad que aqueja al paciente.

Sin lugar a dudas, la fibromialgia es una enfermedad crónica la cual puede ocasionar el efluvio telógeno. Por ello, se desata este estrés tan grande y en consecuencia la pérdida de cabello.

Te puede interesar: La ciencia y la caída del cabello

Hipotiroidismo


El hipotiroidismo es una enfermedad la cual afecta a la glándula tiroides, ocasionando que quien la padezca tenga una baja producción de hormonas. De esta manera, afecta al sistema inmune, el cual ataca a diversos tejidos del organismo.

Entre los tejidos que afecta o ataca es el cuero cabelludo. Por ello, se presenta la caída del cabello.

Además, esta enfermedad está muy relacionada con la fibromialgia, tanto es así que se tienen al confundir ambas.