La Fibromialgia es una enfermedad Neurogénica


En los actuales tiempos, todavía se desconoce que ocasiona la fibromialgia, que parte del organismo es la que deja de funcionar bien y, por ello, hace que se produzca esta dolorosa enfermedad.

Hace algún tiempo, se creía que esta enfermedad ocasionada sus síntomas debido a un trastorno psicogénico. Sin embargo, le investigaciones han determinado últimamente que la fibromialgia ocasiona que los neurotransmisores funcionan mal, lo que ocasiona una afección neuropática y un desequilibrio neuroquímico.

Por lo tanto, se está considerando que la fibromialgia es una enfermedad neurogénica. Ciertamente, todavía esto no explica que origina esta enfermedad, pero pareciera que con este avance ya falta poco para descubrir este gran misterio

El Dolor Neuropático y la Fibromialgia


En el año 1994, se definía al dolor neuropático como "iniciado o causado por una lesión primaria o disfunción del sistema nervioso". Sin embargo, ya para el 2008, esta definición fue modificada y se indica que el dolor neuropático es una "enfermedad del sistema nervioso somatosensorial”.

En cualquiera de estas definiciones, la fibromialgia encaja por completo en las mismas. Esto se debe a que esta afección, si bien no tiene lesiones que se puedan verificar en alguna parte del cuerpo, la FM tiene la función neurológica alterada del organismo en la médula espinal y el cerebro. Por ello, se puede considerar que esta tiene una disfunción del proceso inhibitorio central del control del dolor y es por ello que el paciente tiene casi un sinfín de síntomas.

Relación entre la fibromialgia y sensibilización central


Está claro que la fibromialgia tiene mecanismos y vías asociadas con la sensibilización central. Ciertamente, esta enfermedad sigue vías similares a las de otros síndromes de dolor neuropático, como el síndrome del intestino irritable, la cistitis intersticial y el síndrome de dolor regional complejo.

Además, absolutamente todos los nervios de los pacientes con fibromialgia son más sensibles de lo que deberían ser, especialmente los que se encuentran en el cerebro y la médula espinal.

Por otro lado, muchos pacientes tienen dificultades con la concentración, e incluso manifiestan hipersensibilidad a la luz, los olores o los sonidos. Asimismo, algunos tienen síndromes de dolor neuropático adicionales o luchan contra la disfunción autonómica, como los síntomas vasovagales.

Densidad de las fibras nerviosas en los pacientes con Fibromialgia


Asimismo, en 2014, estudios descubrieron que en la piel de los pacientes con fibromialgia que tenían una menor densidad de fibras nerviosas epidérmicas, en comparación con aquellas personas que no padecen de esta enfermedad.

De hecho, es probable que la neuropatía de fibra pequeña sea otro factor que contribuye al dolor de la fibromialgia. Además, es posible que aún haya más evidencia de que la condición tiene raíces neurogénicas.

Por lo tanto, los medicamentos que se usan hoy en día para tratar la fibromialgia, como los antidepresivos y los antiepilépticos, ya están enfocados en objetivos neurológicos.

Sin embargo, considerar la fibromialgia como un trastorno de sensibilización central, hace posible desarrollar más opciones de tratamiento para esta enfermedad.

Fibromialgia y la inflamación


La fibromialgia no tiene relación con la inflamación. Ciertamente, antes esta enfermedad solía llamarse fibrositis la cual significa “inflamación del tejido fibroso”, pero, numerosas investigaciones revelaron que esta enfermedad no presentaba inflamación alguna y es por ello que se le cambia el nombre fibromialgia la cual significa “tejido fibroso y dolor muscular”.

Pero, si la fibromialgia no es una enfermedad inflamatoria, ¿por qué ahora se está hablando en las investigaciones sobre inflamación?

Esto se debe a que actualmente existen estudios que están investigando a fondo sobre él en la mansión que se pudiese ocasionar por la fibromialgia y pareciera que puede jugar un papel muy importante y pudiera con ello comprenderse mejor este padecimiento.

¿Existe o no inflamación con la fibromialgia?


Anteriormente, se indicaba que la fibromialgia no era una inflamatoria debido a que no presenta inflamaciones tradicionales, las cuales se presentan en las articulaciones cuando se hinchan o se sienten calientes.

Ciertamente, enfermedades como la artritis y el lupus, evidencian un claro cuadro inflamatorio fácil de diferenciar con respecto a la fibromialgia.

Actualmente, investigaciones recientes han estudiado las afecciones del dolor y han indicado que la fibromialgia es una falsa miopatía inflamatoria.

Sin embargo, los y medicamentos antiinflamatorios como los corticosteroides y los antiinflamatorios no esteroideos, no tienen ningún tipo de efecto a los fines de aliviar los dolores ocasionados por la fibromialgia.

Entonces, ¿realmente existe o no inflamación con la fibromialgia?

Estudios sobre la inflamación en casos de fibromialgia


Es el caso que, en el año 2017, fue publicado un estudio en el cual se dedicó a analizar 92 proteínas diferentes que se relacionan con la patología de inflamación, y, para sorpresa de muchos, en los casos de pacientes con fibromialgia se evidenció que efectivamente había inflamación.

Además, demostró que los pacientes con fibromialgia presentan una inflamación En el sistema nervioso central, es decir en el cerebro y en los nervios de la médula espinal asimismo presentan una inflamación sistémica.

Curiosamente, el sistema nervioso central tiene su propio sistema único, el cual está separado del resto del organismo. De esta manera, este estudio también encontró altos niveles de quimiocinas, las cuales son moléculas inmunes.

De hecho, en un estudio anterior del año 2010, fue uno de los primeros en sugerir que la capa delgada del tejido colectivo que rodea la mayoría de las estructuras internas, se inflama debido a la fibromialgia. Por ello, se especula que esta inflamación es la que ocasiona la sensibilización central y es por ello que el paciente siente tanto dolor y los otros síntomas que padece a causa de la fibromialgia.

Sin embargo, a pesar de todos estos adelantos, estos estudios no son compulsivos y todavía se sigue investigando a fondo la relación de la fibromialgia con la inflamación y que otros elementos son los culpables de ocasionar este padecimiento.

La Fibromialgia y el Sueño


La fibromialgia es una enfermedad crónica en la cual el paciente sufre de varios síntomas entre los que resaltan el dolor a nivel músculo esquelético, fatiga, dolores abdominales, problemas de memoria, ansiedad, depresión, entre otros.

Entre sus múltiples síntomas, se manifiesta en las personas que padecen esta enfermedad que tienen problemas relacionados con el sueño o por falta de este. De hecho, es uno de los padecimientos que más frustra a quienes padecen esta enfermedad.

Problemas de sueño con la fibromialgia


Todos aquellos pacientes con fibromialgia desarrollan problemas con el sueño. Sin embargo, todavía no está muy claro si los dolores que padece la persona son los culpables de no poder dormir bien o si duermen y este sueño no es totalmente reparador por culpa de la fibromialgia. Cualquiera de los dos casos, no cabe duda que a falta de sueño reparador o por ausencia del sueño, los síntomas de esta enfermedad empeoran.

Ciertamente, los pacientes se encuentran en un eterno ciclo en que debido al dolor no duerme bien y que por ausencia de un sueño reparador se les ocasionan mayores dolores. Además, esto ocasiona una gran depresión y estrés en el paciente.

Las etapas del sueño


No necesariamente el dormir varias horas quiere decir que la persona va a despertar totalmente descansada, lo cual se presenta mucho en los pacientes con fibromialgia. Por ello, no importa tanto la cantidad del sueño, sino la calidad del sueño.

Es importante que el paciente tenga un sueño profundo, en el cual las ondas son lentas, en este tipo de sueño se le denomina como sueño delta.

Es muy importante lograr tener sueño delta, debido a que en esta etapa del sueño el cuerpo se relaja por completo y así éste procede a restaurar los tejidos, la musculatura y la energía del cuerpo.

Por ello, si no se logra tener este sueño profundo el cuerpo no termina de recuperarse y es por ello que la persona despierta totalmente agotada, como si no hubiese dormido nada.

Consejos para poder tener un sueño reparador


Para poder llegar a la fase delta del sueño, es muy importante que siga estos consejos, para así descansar completamente y su organismo se recupere de su jornada del día.

  • Establece un horario para dormir, procura dormir a la misma hora todos los días, sin excepción. Así, su organismo se habitúa y fácilmente cuando llegue esa hora sentirás sueño. También aplica con la hora para despertar, procura siempre despertar a la misma hora.
  • Usa tu cama sólo para dormir. No te pongas a ser otro tipo de actividades como ver la televisión, leer, comer, revisar su teléfono e incluso trabajar.
  • Evita comer de dos a tres horas antes que ir a dormir y que preferiblemente estas comidas antes de ir a la cama sean ligeras.


Relación entre la Fibromialgia y las Hormonas


En la actualidad, todavía no se ha determinado qué es lo que ocasiona la fibromialgia. Sin embargo, existen múltiples investigaciones están procurando poder resolver este gran misterio.

Entre estos estudios, existe uno que indica la posible relación entre la fibromialgia y las hormonas. Para ser más precisos, indican que es posible que los pacientes que tengan desequilibrio hormonal pudiesen tener un factor que contribuye a desarrollar este padecimiento.

La relación hormonal y la fibromialgia


Si ciertamente no sabe con precisión que ocasiona la fibromialgia, se ha verificado que esta aparece debido a un trauma físico muy grave, también por un trauma mental e incluso por una infección viral.

Cualquiera de estos eventos, puede generar un impacto en el organismo de la persona de dejar de por vida los síntomas de la fibromialgia. De tal manera, que el sistema nervioso central procesa los mensajes de dolor que pueden ocasionar un desequilibrio hormonal.

Desequilibrio hormonal y la Fibromialgia


De hecho, estudios han demostrado que los pacientes con fibromialgia tienen niveles anormales de dopamina, serotonina y noradrenalina en sus cerebros. Esencialmente, estas hormonas se encargan de regular los comportamientos cotidianos de cada persona, como el apetito, el estado de ánimo, el sueño y hasta la reacción ante cualquier situación estresante.

Asimismo, esas mismas investigaciones indican que también hay un desequilibrio de las hormonas como el estrógeno y el cortisol. Precisamente, estas pudieran estar más ligadas en contribuir a la aparición de la fibromialgia.

Los cambios hormonales inciden en la fibromialgia


Lo que más llama la atención, es que las mujeres siempre son más propensas de padecer fibromialgia y los hombres. Ciertamente, entre el 85 y 90 % de los casos con fibromialgia son las féminas quienes la padecen.

Las mujeres tienen, como bien sabemos, cambios importantes durante su vida en materia hormonal, por lo tanto, no es de extrañarse esa conexión que hacen los científicos entre la fibromialgia y los desequilibrios hormonales.

Los cambios hormonales en las mujeres


Indiscutiblemente, las mujeres deben pasar por tres grandes procesos hormonales los cuales, seguramente, pudiesen en algún momento incidir en la aparición de la fibromialgia.

Pubertad


Aquí las niñas pasan a ser mujeres gradualmente, ya que su cuerpo empieza a desarrollarse y empieza su periodo. De esta manera, algunas empiezan a padecer de dolores abdominales, migrañas y varias molestias y dolores generales por tantos cambios.

Embarazo


durante el embarazo, la mujer empieza a generar una gran cantidad de hormonas en el organismo. Por ello, pueden llegar a padecer mareos, náuseas y dolores de cabeza.

Mayormente, las mujeres que padecen de fibromialgia y quedan embarazadas, se les llega a disminuir e incluso a eliminar cualquier tipo de síntomas que esté relacionado con la fibromialgia.

Menopausia


Los investigadores creen que los síntomas de la fibromialgia en la mujer durante la menopausia se manifiestan debido a la disminución de los estrógenos. Debido a esto, éstas pueden padecer de depresión, ansiedad e insomnio.

¿Dolores de gripe o de Fibromialgia?


Tanto la fibromialgia como la gripe tienen dos síntomas muy parecidos que son los dolores músculo esqueléticos como la fatiga. Y cuando viene la temporada de frío, las personas con fibromialgia pueden padecer de gripes y no saber si dolores son de una afección u otra.

Además, aproximadamente la mitad de los pacientes con fibromialgia sienten indicios parecidos a la gripe, que precede al desarrollo de sus síntomas. Entonces, ¿cómo saber si los dolores son de gripe o de fibromialgia?, aquí te diremos algunos tips para diferenciar una afección de la otra.

La Fibromialgia no ocasiona tos ni congestión


Un claro síntoma de la gripe es que se tapa la nariz, empiezas a toser e incluso te arde la garganta, en fin presentas mucha congestión a nivel de tu boca o nariz.

La fibromialgia no tiene ningún tipo de síntoma como este o que se le parezca. Por lo tanto, si padeces de tos, dolor de garganta o secreción nasal, claramente estos son síntomas de gripe.

La fibromialgia no causa fiebre


Cuando padeces de fiebre, se debe a que tu cuerpo está lidiando con algún tipo de infección. Ciertamente, cuando padeces de gripe, tu cuerpo empieza a luchar con ese virus que ingresó para poder eliminarlo.

En el caso de la fibromialgia, se desconoce que lo origina, sin embargo, no han evidenciado lo investigadores algún tipo de agente externo que la cause. Por lo tanto, cuando tienes fiebre se debe a la gripe y no por la FM.

¿Cómo evitar la gripe cuando se padece de fibromialgia?


Lo mejor es evitar la gripe que tratarla, pero a muchas personas con fibromialgia les preocupa que una vacuna contra la gripe provoque un brote de síntomas de fibromialgia. Sin embargo, investigaciones han revelado que no existe un vínculo conocido entre las vacunas y la fibromialgia.

Por el caso contrario, hay otros estudios que han sugerido que la fibromialgia podría estar relacionada con las vacunas para la rubéola o la enfermedad de Lyme. Pero, no hay la información necesaria para concluir tales afirmaciones.

Si todavía estas preocupado por las posibles reacciones a la vacuna contra la gripe, no debes preocuparte. Si llegas a tener alguna reacción, estás serán leve y no tan fuertes como cuando padeces de una gripe, además durará mucho menos que cuando padeces todo el cuadro gripal.

Asimismo, la prevención siempre será la mejor aliada. Por lo tanto, si padeces o no padeces de fibromialgia, es mejor colocarte la vacuna anual y especialmente si:
  • Estás embarazada
  • Tienes más de 50 años de edad
  • Padeces otros problemas de salud crónicos, como diabetes o inmunidad comprometida.
  • Si estás a cargo de niños pequeños o adultos mayores


Fibromialgia: la enfermedad que padece Lady Gaga


Hace algún tiempo atrás, la cantante del tema Bad Romance, Lady Gaga, confesó a través de su cuenta de Twitter que padecía una enfermedad llamada fibromialgia.

Mucho después de dicho anuncio, en el año 2017, Netflix sacó un documental llamado “Five Foot Two” en cual muestra a una Lady Gaga totalmente diferente, en la cual se ve que es víctima de un dolor constante que no la deja hacer vida normalmente.

Mediante este documental, la cantante de Poker Face relata cuál es su agonía y como lucha cada día para poder llevar su vida tan agita pese a esta enfermedad. No solo eso, quiere ser la voz de muchos que también sufren de fibromialgia y que no son tomados en serio o que creen que es algo inventado por ellos.

Posibles causas que originaron fibromialgia a Lady Gaga


Lady Gaga confesó que hace mucho tiempo atrás, fue víctima de una agresión sexual, de la cual sufrió mucho y le generó mucho miedo y estrés.

Además, eso se le suma el estrés casi constante que vive al prepararse para prepararse en cada espectáculo, las giras que hace a nivel mundial, las prácticas. En fin, toda su vida como estrella de la música.

No solo eso, también está la presión social, la exposición ante las cámaras, sus fans, la prensa. En fin, la presión terminó desbordándose en esta enfermedad, la fibromialgia.

Ciertamente, muchas veces a tenido que suspender conciertos o giras porque el dolor no la deja actuar, no la deja ser ella misma y se le dificulta hacer cualquier cosa. De hecho, en varias oportunidades ha indicado que es posible su retirada de la música.

La lucha de Lady Gaga para que se conozca más sobre la fibromialgia


Ciertamente, ella quiere ser un micrófono para aquellas personas que no pueden ser escuchadas, quiere que el mundo le de la importancia debida a esta terrible enfermedad. De hecho, ella indica que:

tomar la lucha con fuerza no sólo para aumentar la conciencia, sino para ampliar la investigación hacia otros que sufren” como ella “para que se pueda ayudar a generar una diferencia”.

Asimismo, se molesta muchísimo cuando la gente no cree que esta enfermedad es real. De este modo, ella indica que:

"Me irrito tanto con las personas que no creen que la fibromialgia sea real. Para mí, y creo que para muchos otros, es realmente un ciclón de ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático, trauma y trastorno de pánico, todo lo cual envía al sistema nervioso a una sobrecarga, y luego tienes dolor en los nervios como resultado. La gente necesita ser más compasiva. El dolor crónico no es una broma. Y todos los días te despiertas sin saber cómo te sentirás".


Los parásitos intestinales pueden provocar Fibromialgia


Actualmente, la ciencia no se sabe con certeza que ocasiona la fibromialgia. Hay cientos de miles de teorías sobre que puede ocasionarlo, pero ninguna a sido verificada en su totalidad.

Entre las múltiples tesis que se manejan es que los parásitos intestinales pueden provocar fibromialgia. De hecho, algunos pacientes que padecen de esta enfermedad aseguran que se la causó específicamente parásitos intestinales.

Sin embargo, existen muchos tipos de parásitos ¿cuáles pudieran ocasionar la fibromialgia?

Tipos de parásitos intestinales


Hay muchos tipos de parásitos que se pueden contraer los humanos de distintas formas. Además, dependiendo de cual sea, puede ocasionar ciertas sintomatologías e incluso diversas afecciones.

Pero, a pesar de la gran cantidad de parásitos, esencialmente se dividen en dos grandes tipos los que son intestinales:

Protozoos

Los protozoos son microscópicos y, por ello, se pueden multiplicar fácilmente dentro del ser humano. De esta manera, se desarrollan infecciones muy graves.

Además, las personas se contagian vía oral de los protozoos intestinales, consumiendo agua, alimentos o cualquier cosa que esté contaminada. Por otro lado, se pueden contagiar de protozoos de la sangre por contagio de un artrópodo vector como, por ejemplo, la picada de algún insecto portador de este parásito.

Helmintos

Los helmintos se pueden ver a simple vista, y también pueden alojarse dentro de los seres humanos cuando son adultos. Estos ingresan al organismo por vía oral e incluso a través de la piel.

Los parásitos intestinales y la fibromialgia


Todos estos tipos de parásitos pueden provocar síntomas muy parecidos a la fibromialgia. Mayormente, pueden ocasionar grande dolores abdominales y problemas de estreñimiento o incluso de diarrea, los cuales son síntomas que también tiene la fibromialgia.

Pero, a diferencia de la FM, los parásitos son fáciles de detectar con simples exámenes médicos y estudios bajo el microscopio. Además, los síntomas que generan solo duran poco tiempo y no durante años como sucede con la fibromialgia. Por lo tanto, pareciera a primera vista que estos organismos diminutos pudieran ser los causantes de esta grave afección.

Además, apenas el 2% de la población mundial padece de fibromialgia. Si fuera ocasionada por parásitos intestinales, estos se detectarían fácilmente e incluso debería de haber muchos más casos por FM, debido a que son miles de millones de personas que adquieren estos parásitos nada deseados, mucho más que el porcentaje mundial de las personas con fibromialgia.

En conclusión, es casi imposible, improbable que los parásitos intestinales pueden provocar fibromialgia. Sin embargo, no existen estudios o investigaciones sobre esta temática, bien sea para demostrar o descartar que estos organismos realmente puedan causar esta terrible enfermedad.

¿Qué hacer si tu hijo padece de fibromialgia?


La fibromialgia es una enfermedad realmente devastadora, debido a que ocasiona grandes dolores a nivel músculo esquelético constantemente y que parecieran que no fueran a terminar nunca. Además, ocasiona muchos otros síntomas como fatiga, trastornos del sueño, ansiedad, anquilosamiento, problemas de memoria, entre muchos otros.

Si realmente es tan terrible para un adulto que tiene conocimiento pleno de su cuerpo y de sus alrededores, así como el afrontar maduramente ante las diversas cosas que le presenta la vida, imagínense lo terrible que puede ser para un niño o joven que apenas está comenzando la vida, que no sabe que le está ocurriendo y que no saben nada, ni han escuchado hablar sobre la fibromialgia.

¿Qué hacer si tu hijo padece de fibromialgia?


Entonces, viene la gran incertidumbre de los padres ¿qué pueden o deben hacer si su hijo tiene fibromialgia?

Realmente, es una noticia, una realidad muy difícil de afrontar, debido a que quieres lo mejor apara tu hijo, quisieras curarlo y que no le pase nada malo, pero estás de atado de manos en este plano, debido a que esta enfermedad no tiene una cura total.

Antes que nada, lo más importante es mantener la calma y ser fuertes por tu hijo y por ti. Sinceramente, esta condición no es nada fácil, pero tampoco ayuda que te precipites o te alteres por esta condición. Son solo circunstancias que debes enfrentar en la vida y que seguro tu hijo y tu lograran salir victoriosos de ello.

Anota todos sus síntomas


Para empezar, puedes ir anotando cada uno de los síntomas que vaya experimentando tu hijo, todos sin excepción. De esta manera, el médico tiene toda la información posible, diagnosticará correctamente y te guiará en los tratamientos y medicamentos que necesite tu hijo.

Realiza todos los exámenes que te solicite tu médico


Por otro lado, la fibromialgia es muy difícil de diagnosticar debido a que se necesita antes descartar muchas otras enfermedades antes de llegar a la conclusión que se está ante esta enfermedad.

Por lo tanto, debes llevar a tu hijo con todos los especialistas que te indique tu doctor y que le realicen todos los exámenes y análisis necesarios. De esta manera, se descarta cualquier otra afección y se puede llegar al diagnóstico correcto y recetar el tratamiento correspondiente.

Sigue el tratamiento por completo que indique el médico


Finalmente, si se diagnostica correctamente a tu hijo que efectivamente padece de fibromialgia, sigue paso a paso los medicamentos y tratamientos de tu médico, así como sus recomendaciones.

Así puedes aliviar el gran dolor por el que está pasando tu hijo y le garantizas una mejor calidad de vida.

Además, también puedes buscar tratamientos alternativos como la acupuntura, el yoga, taichí, masajes, entre otros. Pero siempre consulta a tu médico, el siempre te guiará ante tus dudas e inquietudes y siempre procurará lo mejor para tu hijo.

Los aceites esenciales ayudan a tratar la Fibromialgia


Existen muchos tratamientos alternativos que ayudan aliviar los dolores causados por la fibromialgia. Entre estas terapias alternativas se encuentra el uso de aceites esenciales.
Los aceites esenciales son sustancias líquidas concentradas las cuales se obtienen de destilar diversas plantas. Ciertamente, estos proporcionan un sinfín de beneficios para la salud.

Además, se ha verificado que ayuda a aliviar las distintas dolencias que ocasiona la fibromialgia. Entre estas dolencias estén incluidas los dolores a nivel músculos esquelético, la fatiga, los trastornos del sueño, la depresión, dolores abdominales, entre muchos otros.

Beneficios de los aceites esenciales en la fibromialgia


Los aceites esenciales pueden ayudar a aliviar los síntomas físicos e incluso mentales que Padecen las personas con fibromialgia. Principalmente, estos aceites tienen un poder terapéutico especialmente dirigido a aliviar dolores.

Actualmente, no se tienen muchos estudios sobre la eficacia que tienen los aceites esenciales a los fines de calmar las dolencias ocasionadas por la fibromialgia. Pero, diversos pacientes con FM han manifestado que esta terapia alternativa ayuda a sobrellevar los síntomas de esta terrible enfermedad.

Por ello, te presentaremos los aceites esenciales más efectivos para aliviar las dolencias ocasionadas por la fibromialgia.

Lavanda


El aceite esencial de lavanda principalmente es usado para reducir el estrés y la ansiedad. Asimismo, es un gran relajante que ayuda a la persona a poder conciliar el sueño rápidamente.

Además, los masajes con un aceite de lavanda alivian los dolores a nivel muscular. Especialmente, alivia las molestias y dolores de las rodillas.

Estudios han demostrado que aplicar esta terapia en pacientes con fibromialgia alivian los dolores casi de inmediato. Sin embargo, sus efectos solo durando una semana, por lo que es necesario volver a repetir dicho tratamiento con aceite de lavanda.

Clavo


La esencia de clavo es muy usada como anestésico a nivel dental, debido a que tiene compuesto denominado eugenol que tiene este gran poder y también de antiséptico. Por ello, puede servir para ayudar a aliviar molestias que ocasiona la fibromialgia.

Sin embargo, de este aceite esencial no se tiene estudios o investigaciones que corroboren su uso para aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Jengibre y Naranja


La mezcla de aceites esenciales de jengibre y naranja han logrado aliviar grandes dolores a nivel muscular. Asimismo, los pacientes con fibromialgia sienten mejor función física en los miembros donde se ha aplicado esta mezcla de aceites.

Pero, al igual que otros aceites, sus efectos aliviadores tienen poco tiempo de duración. Además, se debe aplicar con cuidado, debido a que, si se aplica este aceite y se expone al sol, puede ocasionarle quemaduras.


Fibromialgia y el Yoga


Los pacientes con fibromialgia deben pasar por una batalla por todos los dolores, fatiga y molestias que sientes. Por lo tanto, el que le digan de hacer ejercicios, no los anima mucho, incluso pueden llegar a temerle por miedo de ocasionarse más dolor.

Sin embargo, existen actividades y ejercicios que ayudan a aliviar tanto dolor. Entre esas actividades, se encuentra el yoga.

El yoga es un ejercicio muy completo debido a que se ejercita el cuerpo y la mente. Realmente, ayuda a flexibilizar el cuerpo y a calmar la mente. Además, reduce el estrés y la ansiedad, los cuales pueden empeorar los síntomas de la fibromialgia.

Por ello, te indicaremos unas posturas sencillas de yoga, que puedes hacer en casa y que además ayudaran a aliviar tus dolencias de esta dolorosa enfermedad.

La postura del Niño


La postura del niño le permite volverse hacia dentro y calmar la mente. Ciertamente, esto ocurre debido a que esta postura quita cualquier estímulo del exterior.

Debes sentarte sobre tus piernas flexionadas, luego, dejar caer tu tronco sobre tus piernas y dejar caer tus brazos a ambos lados.

Puedes estirar tu espalda estirando los brazos hacia adelante para estirar los hombros o redondeando lentamente la espalda.

Postura de la Montaña


A primera vista pudiera parecer que es estar simplemente de pie, pero esto no es del todo cierto.

Debes pararte erguido, con los pies juntos y abrir los dedos de los pies para enraizarte bien en el piso. Asimismo, debes vascular tu cadera, es decir, alinear tu cadera con tu comuna y rotar los hombros hacia atrás manteniendo los brazos estirados.

Con esta postura se logra estirar por completo la columna, aliviando cualquier dolencia en esta parte del cuerpo y, con la respiración profunda y lenta, se logre disminuir el estrés y la rigidez de los músculos.

Cobra


La postura del a cobra ayuda a estirar y fortalecer la espalda, así como abrir el pecho, los cuales son zonas que puede afectar notoriamente la fibromialgia.

Debes colocarte totalmente acostado boca abajo, una vez así, coloca tus manos a los lados de tu pecho. Hecho esto, respira profundamente y levanta tu torso del piso, a la altura que tus brazos queden totalmente estirados.

Pinza


Aunque no lo parezca, esta postura ofrece beneficios calmantes y relajantes. Sin embargo, dependiendo del grado de dolor que experimente, debe modificar un poco la postura de tal forma que se sienta cómodo y sin resistencia.

Simplemente estire todo su cuerpo, incluyendo sus brazos hacia el cielo, luego baje su tronco poco a poco, hasta donde su cuerpo lo permita. Si no es flexible, no es necesario que llegue por completo al piso, solo deje caer sus brazos hasta donde usted llegue y no le provoque ningún tipo de dolencia o malestar.

Pero si tiene mucha resistencia y no puede dejar sus piernas totalmente estiradas, puede ayudarse apoyándose con una pared detrás de sus piernas. De esta manera, deslice sus manos en la pared hasta llegar a esta postura.