¿Cómo ayudar a una persona con fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual ocasiona múltiples dolores a nivel músculo esquelético, fatiga, dolores a nivel abdominal, problemas de concentración, dificultades para dormir entre otros muchos síntomas y dolencias.
No solo afecta físicamente a la persona, sino que también le afectará a nivel emocional. De hecho, las personas con FM pueden sufrir de graves cuadros de depresión, ansiedad y estrés.
Asimismo, muchas personas lo juzgan por supuestamente “verse bien” cuando en realidad está sufriendo enormemente de grandes e insoportables dolencias. Por ello, tienden a sentirse peor por no ser comprendido por la sociedad que le rodea.
Es por ello que si tienes algún familiar, pareja, amigo o ser querido con esta terrible enfermedad debes comprenderlo y ayudarlo.

¿Cómo ayudar a una persona con fibromialgia?

Si comparte tu vida diaria con un paciente con fibromialgia, te brindamos algunos tips para que sepa cómo atenuar su sufrimiento y así darle una mejor calidad de vida.
1.- Tal vez tú no veas que esa persona esté enferma o se vea con malestar, pero eso no quiere decir que no tenga fibromialgia. Seguramente, ese familiar con FM se vea “sano” pero internamente tiene una gran cantidad de síntomas que lo carcomen por dentro. Por lo tanto, sé compresivo con este y no lo juzgues por algo no ves.
2.- Pudiera ver que ese familiar tal vez para ti no hace mucho esfuerzo. Sin embargo, debido a su gran malestar y fatiga, realmente está haciendo el mejor de sus esfuerzos. Es por ello que debes recordar que cualquier actividad para ti, por muy sencilla que sea, la persona con FM implica un esfuerzo aún mayor. Así que apóyalo y dale más ánimo para que siga esforzándose y nunca lo critiques.
No fuerces a hacer alguna persona con fibromialgia a hacer alguna actividad o salir a algún lado. Seguramente se debe sentir muy agotado o debe estar pasando por alguna crisis de dolor intenso. Por lo tanto, que salga de su hogar puede ser muy abrumador para este.
3.- Ayúdalo a evitar el estrés, está demostrado que a mayor estrés la persona que padece de fibromialgia se le puede elevar más sus dolencias y grandes malestares. Por lo tanto, provoca siempre brindarle un ambiente agradable y tranquilo en su hogar para que se sienta bien y no aumenten sus malestares.
4.- Acepta todos los cambios que experimenten. Desgraciadamente la fibromialgia es una enfermedad muy desgastante y por ello las actividades que hacían antes juntos, ya no pueda hacerlas. Así que compréndelo, acéptalo y apóyalo.
5.- Busca información sobre esta enfermedad. Si no sabes nada, es muy necesario que sepas que le pasa a ese ser querido y así tener conocimientos por todo lo que está pasando. De esta manera, sabrás actuar conforme a los síntomas que esté presentado este paciente con FM.

6.- La personas con fibromialgia pueden olvidar las cosas con facilidad. De hecho, este es uno de los síntomas de esta enfermedad, que por cierto se llama “fibro niebla”. Por ello, ayúdalo a anotar las cosas importantes y, especialmente, compréndelo y tenle mucha paciencia.

Fibromialgia una enfermedad silenciosa

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual ocasiona múltiples dolores a nivel músculo esquelético, fatiga, dolores a nivel abdominal, problemas de concentración, dificultades para dormir entre otras muchos síntomas y dolencias.
La FM puede atacar a cualquier tipo de persona de cualquier edad o sexo. Sin embargo, la padecen son las mujeres mayores de 40 años de edad.
A pesar de las múltiples investigaciones, todavía no se ha determinado por qué se produce esta enfermedad. Ciertamente, ciertos hechos bastantes traumáticos pueden ocasionar que aparezca esta enfermedad.
Debe ser por circunstancias muy fuertes, tanto física como psicológicamente, como un accidente automovilístico o una violación. Este tipo incidentes producen un estrés tan grande que desgraciadamente dejan como secuela esta lamentable enfermedad.
Fibromialgia es una enfermedad silenciosa... Desgraciadamente, el paciente sufre de mucho dolor y no hay ninguna evidencia física que haga evidenciar que ocasiona tanto dolor.
Efectivamente, existen unos puntos en el cuerpo del paciente con FM que son hipersensibles, al ser apretados siente más dolor de lo esperado. Ciertamente, estos puntos son llamados puntos gatillo y están situados en el cuello, hombros, espalda, brazos, cadera, y piernas.

Fibromialgia una enfermedad silenciosa

Las personas que padecen de esta enfermedad viven todos los días a todas horas con dolor. Deben estar siempre bajo un tratamiento constante porque sino tanto dolor no le permite desarrollar su vida cotidiana.
La FM causa un dolor y un fatiga increíbles, lo cual afecta enormemente el desempeño de las actividades diarias. De hecho, estos tienen una respuesta mayor al dolor y pueden experimentar dolor por estímulos no dolorosos como puede ser una simple caricia.
Además, la persona puede padecer de grandes dolores de cabeza o faciales, que hacen que tenga dificultades para concentrase, dificultades para recordar, así como problemas para concentrarse.
Puede padecer de una gran fatiga, esto ocasionado a tiene problemas para conciliar el sueño. O, por el contrario, poder dormir pero este tipo de sueño no sea el necesario para recuperar las energías necesarias. Por ello, a pesar que el paciente pudo dormir sus horas necesarias, despierta totalmente exhausto porque su sueño no fue reparador.
Definitivamente, no es una forma fácil de vivir. Constantemente la persona tiene un gran dolor en su interior, silencioso, que solo ella puede sentirlo, padecerlo y que nadie más puede sentirla o verla.
Es por ello, que la sociedad no logra entender al paciente con fibromialgia. Son muy pocos quienes la padecen, pero de la misma forma son pocas las personas que conocen de la existencia de la misma.
Esto hace que el paciente se sienta peor de lo que se siente, esto debido a que nadie le entiende o comprende por lo está pasando. No le queda de otra que acostumbrarse a tanto dolor, el cual nunca desaparece por completo.
Simplemente, la fibromialgia es una enfermedad silenciosa.

Fibromialgia una enfermedad real pero incomprendida


La fibromalgia es una enfermedad crónica que fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud en el año 1992, como una realidad clínica. Ya han pasado casi treinta años desde que la OMS le dio la categoría de enfermedad internacional.
Durante este tiempo los especialistas y médicos de diversas áreas han realizado una gran variedad de estudios a los fines de tener una mayor compresión de la misma. Así, tenemos que los especialistas han logrado identificar muchos aspectos o características, los cuales nos permiten tener nociones dicha enfermedad.
Entre estos aspectos más resaltantes tenemos que dicha enfermedad o síndrome afecta alrededor del 5% de la población mundial.
De igual forma, se ha logrado determinar que el sexo femenino es potencialmente más propenso de padecer la misma. Sin embargo, ello no quiere decir que los hombres se encuentren totalmente seguros de sufren de la misma.
Se ha logrado establecer muchos métodos o tratamiento a los fines de aliviar los síntomas que genera esta enfermedad.
A pesar de ello, los especialistas no han logrado establecer un tratamiento o medicamento que erradique o cure a los pacientes que sufren de la misma.

Desconocimiento de la enfermedad

Actualmente, existen muchos avances en los estudios realizados para comprender esta enfermedad crónica. En virtud de ello, es que se entiende que esta enfermedad consiste en una alteración en la estructura o funcionamiento del cuerpo que se caracteriza por brotes o episodios de intenso dolor.
Básicamente, es conocido por una gran parte de la población que esta enfermedad genera episodios de intenso dolor, los cuales suelen afectar la vida del paciente.
Ahora bien, si bien es cierto que los brotes o episodios de dolor son la principal característica no es el único síntoma que puede general. Ciertamente, las personas que padecen de esta enfermedad suelen presentar otros síntomas, entre los cuales debemos destacar la depresión, ansiedad y los problemas para conciliar el sueño.
Estos síntomas son importantes resaltar en virtud que los propios pacientes y sus círculos familiares, pueden desconocer que los mismos constituyen un síntoma de la enfermedad.
Así, tenemos que muchas personas desconocen los efectos de estos síntomas sobre el paciente, y, como consecuencia, no entienden el padecimiento de los afectados.

Fibromialgia una enfermedad real pero incomprendida

Ahora bien, por una parte tenemos que las personas suelen desconocer estos síntomas “adicionales”, y por otra que no “saben” reconocer las características de los mismos. Así, la combinación de estos dos factores suele ser perjudicial para el desarrollo y cuidado del paciente.
De hecho, en virtud de este desconocimiento tenemos que los pacientes no suelen tener la atención médica debida. De igual forma, se genera una falta de compresión en el desarrollo de la vida del paciente.
Ello como consecuencia, que al no entender que un paciente de fibromialgia puede padecer de ansiedad, depresión y problemas de sueño debe ser visto de otra forma.
Esto no quiere decir que padecer de fibriomialgia debe generar una discriminación a los pacientes. Sin embargo, es importante que todos sepan hasta que punto puede afectar el desarrollo de sus actividades habituales.
En conclusión, la fibromialgia es una enfermedad real... Pero incomprendida...


Día Internacional de la Fibromialgia

Todos los 12 de mayo se celebra el día internacional de la fibromialgia. Sin embargo, este día no solo se conmemora a las personas que padecen de esta enfermedad. De hecho, también fue designado como el día del Síndrome de Fatiga Crónica y de la Sensibilidad Química Múltiple.
Fue impuesto este día debido a que se homenajea a Florence Nightingale, quien nació un 12 de mayo de 1820. Ciertamente, ella fue una gran mujer por la cual se inspiraron para crear la fundación de la Cruz Roja.

Florence Nightingale, su gran labor y la fibromialgia

Florence Nightingale nació en Inglaterra y llegó a ser la supervisora de las enfermeras en un hospital en Londres en el año 1853. De esta manera, implantó una nueva organización y técnicas para la atención de los pacientes.
Estas nuevas innovaciones consistían en simplemente implementar unas técnicas basadas más a nivel científico. Antiguamente, la asistencia hospitalaria se fomentaba de acuerdo a los dogmas religiosos y la cordialidad.
Posteriormente, entre los años 1854 al 1856, Nightindale logró mejorar las condiciones sanitarias de un hospital de campaña en Turquía. De este modo, se hizo famosa por la mejoras a pesar de los recursos limitados y los prejuicios de los médicos que atendían a los soldados. Además, organizó el servicio de enfermeras durante la Guerra de Crimea, para así atender oportunamente a los soldados británicos.
Debido a esta popularidad, volvió a Inglaterra, siendo una gran activista para lograr una reforma del sistema sanitario de la milicia británica. Lo cual logró gracias al apoyo que recibió de la reina Victoria.
No solo eso, debido a estas gestiones, también se cambié el sistema sanidad tanto civil como militar de la India. Asimismo, consiguió crear en 1860 la primera escuela de enfermería a nivel mundial.
Sin embargo, a la edad de 35 años de edad, empezó a padecer una misterio enfermedad que la postró en una cama por el resto de su vida. De hecho, se cree que fue debido al gran esfuerzo que hizo durante la Guerra de Crimea.
La enfermedad que padeció indicaba que padecía de mucho dolor, pero sin saber de donde provenía. Nunca se llegó a determinar que era lo que tenía, sin embargo se sospecha que lo llegó a padecer fue fibromialgia.

Día Internacional de la Fibromialgia y de la Enfermería

Justamente este 12 de mayo no solo se conmemora el día de la fibromialgia, sino también de la enfermería. Este día se procura tratar de enseñar y concienciar a las personas de la existencia de esta terrible enfermedad.
En el año 1991, la Organización Mundial de la Salud reconoció como enfermedad a la fibromialgia. Además, este padecimiento afecta al 0,5 % de la población mundial, siendo de este porcentaje el 80% son mujeres.
Pero a pesar de todos los avances científicos, aún no se determina que ocasiona esta enfermedad, ni se ha desarrollado una cura completa para curar por completo al paciente.

¿La fibromialgia es una enfermedad autoinmune?

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual el paciente sufre de dolores a nivel músculo esquelético. Sin embargo, se desconoce su origen por completo o que la causa.
Pero de algo parece ser que están seguros, la fibromialgia no es una enfermedad autoinmune. Ciertamente, actualmente, la FM no está clasificada como enfermedad autoinmune.
Lo que pudiera suceder es que una enfermedad autoinmune se presente junto a la fibromialgia. Por ejemplo, que un mismo paciente sufra de lupus y FM, que por cierto tiene síntomas muy parecidos.
Te puede interesar: Enfermedades Autoinmunes que se confunden con la Fibromialgia
Recordemos que las enfermedades autoinmunes son aquellas en donde el mismo sistema inmunológico ataca los tejidos de su propio organismo. Sin embargo, pueden variar el tipo de enfermedad dependiendo de cómo y dónde afecte al paciente.
Muchos confunden que la fibromialgia es autoinmune debido a las irregularidades que padece el organismo.

¿La fibromialgia es una enfermedad autoinmune?

Como se dijo anteriormente, actualmente la FM no es catalogada como una enfermedad. Sin embargo, antes se le relacionaba con la artritis, específicamente con la artritis reumatoide, la cual es una enfermedad autoinmune. Pero, conforme fueron avanzando las investigaciones, se evidenció que es una enfermedad totalmente desligada a ello.
Ciertamente, existe un elemento o síntoma por el cual se determina que la FM no es autoinmune y es la inflamación.
Cuando el organismo detecta una batería o virus, el sistema inmunológico se activa para eliminarlo. En el caso de las enfermedades autoinmunes, el mismo organismo ataca sus propios tejidos, lo que causa un daño y, además, una inflamación en el lugar.
Sin embargo, en los casos de la fibromialgia, puede haber inflamación, pero es muy baja. En las enfermedades autoinmunes este síntoma de la inflamación es muy elevada.
Asimismo, si bien el paciente con FM padece de grandes dolencias, sus tejidos u órganos no tienen evidencia de un daño mayor. Lo cual si ocurre en las enfermedades autoinmunes.

La fibromialgia como enfermedad no autoinmune

La fibromialgia presente un sinfín de síntomas, entre las cuales se evidencia:
  • Dolores generalizados y rigidez generalizados
  • Dolor ante estímulos que normalmente no causan dolor, especialmente cuando son apretados unos puntos en el cuerpo llamados puntos gatillo.
  • Dolor a nivel músculo esquelético.
  • Trastornos del sueño
  • Disfunción cognitiva, lo que ocasiona muchas lagunas a nivel mental.
  • A pesar de dormir las horas necesarias, despierta totalmente agotado.
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Síndrome del intestino irritable


Entre otras muchos otros síntomas y es por ello que la fibromialgia es tan difícil de diagnosticar, ya que suele confundirse con otros padecimientos.

Enfermedades Autoinmunes que se confunden con la Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica muy difícil de diagnosticar. Ciertamente, debido a ello, para llegar a una determinación clara de esta enfermedad.
El paciente ha debido de pasar por muchos exámenes, estudios y análisis, lo cual le lleva mucho tiempo, hasta años para llegar a determinar qué es lo que realmente padece.
El principal síntoma que tiene la fibromialgia es el dolor a nivel músculo esquelético. De hecho, esta patología la tienen otras muchas enfermedades y por eso es que se llega a confundir.
O en caso contrario, puede que le indiquen al paciente que padece de FM, pero realmente sufre de otro padecimiento. De esta manera, existen enfermedades autoinmunes que se confunden con la fibromialgia

Enfermedades Autoinmunes que se confunden con la Fibromialgia

Las enfermedades autoinmunes son aquellas las cuales el mismo sistema inmunológico ataca los tejidos de su propio organismo. Sin embargo, pueden variar el tipo de enfermedad dependiendo de cómo y dónde afecte al paciente.
Esencialmente, todas enfermedades tienen síntomas demasiado parecidos a la fibromialgia. Apartando de los dolores músculo esqueléticos, también se presentan otras patologías como la fatiga, falta de concentración, dolores a nivel abdominal, entre otros.
De esta manera, te presentaremos algunas de estas enfermedades Autoinmunes que se confunden con la Fibromialgia

Lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune muy conocida, gracias a la serie de Dr. House.
Esta es caracterizada debido a que el paciente le brota un sarpullido en la cara, muy distintivo de esta enfermedad. De hecho, esta sale en forma de mariposa, llamada por ello erupción malar.
Al igual que la FM, causa dolor a nivel músculo esquelético y fatiga. Sin embargo, esta puede ser fatal, debido a que produce una inflamación en los órganos que ocasiona graves daños.
Pero, a pesar de la gravedad, esta con el tratamiento correcto puede manejarse sin problemas.
Al igual que la fibromialgia, es difícil de detectar, pero al aparecer la erupción antes mencionada más los síntomas, es fácil de determinar que es lupus.

Síndrome de Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré afecta directamente en los nervios, ocasionado por el sistema inmunológico. De hecho, este síndrome ocasiona que el paciente experimente parálisis progresiva.
Al principio, la persona con este padecimiento comienza a tener fatiga y debilidad en los músculos. Asimismo, le acompaña un dolor muscular junto con un hormigueo en los nervios.
Apenas se empiezan estas afecciones, este en poco tiempo, un estimado de dos a tres semanas, empeora este padecimiento. En casos muy extremos, la parálisis puede ser tan peligrosa que puede ser mortal.
La gran diferencia que tiene el Síndrome de Guillain-Barré con la fibromialgia, es la rapidez con la cual se presentan y permanecen las dolencias. Por ello, es de vital importancia saber detectar estos síntomas a tiempo.

Vasculitis

La vasculitis es una enfermedad autoinmune que aflige directamente a las venas. De hecho, afecta el revestimiento de las venas.
Al ser afectadas las venas, se le dificulta al aparato circulatorio el transportar la sangre por todo el organismo.
Al igual que la FM, la vasculitis produce fatiga y dolor a nivel músculo esquelético. Sin embargo, es más manejable que esta enfermedad.

Se puede determinar que se trata de vasculitis con un análisis de sangre, el cual revele que existe un elevado número de anticuerpos.

Remedio Milagroso para la Fibromialgia


Antes que nada, a los fines de no ilusionarte, no existe un remedio milagroso para la fibromialgia. Ciertamente, tras cambiar hábitos y mejorar la calidad de vida, se puede lograr sobrepasar la FM y pasar del dolor a la libertad.
La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual el paciente sufre de fatiga, dolores a nivel músculo esquelético, entre otros síntomas. De esta manera, le afecta en su día a día, tanto para realizar sus actividades cotidianas, como a nivel psicológico, provocándole cuadros graves de depresión o ansiedad.
Todavía la ciencia no determina que causa esta terrible enfermedad. Además, no existe todavía ningún medicamento o tratamiento el cual cure por completo la fibromialgia... O al menos eso es lo que dicen.
Seguramente, padeces de esta enfermedad o algún ser querido y estás desesperado en saber que puede curar este mal. Estas buscando por todo el internet, porque ya de ir de un médico a otro sientes que ya estás perdiendo tu tiempo y especialmente tu dinero.
Además, de sufrir constantes dolores, el pasar de una terapia a otra, el tomar varias pastillas solo para sobrellevar el dolor y ver que el esto no tiene fin.
Asimismo, las mujeres son las que más padecen de esta enfermedad, que a parte de los dolores comunes de la FM, sienten dolores más intensos cada vez que le viene la menstruación.
Tanto dolor agobia, haciendo que el paciente entre a una gran depresión o ansiedad muy grande. Simplemente, tanto dolor fatiga y llegas a pensar lo peor.
No soportas tanto dolor o ver a ese ser querido sufriendo tanto y tu sin poder hacer nada. Por ello, has colocado “remedio milagroso para la fibromialgia” y ha aparecido este blog lleno de informaciones sobre la fibromialgia... Y no solo eso, te ofrecemos la cura definitiva para la fibromialgia.
La FM tiene cura, pero como se dijo anteriormente, no se trata de un remedio milagroso. De hecho, es un tratamiento natural y definitivo, en el cual debe ser constante y disciplinado para llevarlo a cabo.
No tiene nada de complicado y, lo mejor, que no tiene efecto secundarios.
Te aseguro que a todo médico al cual has ido te han dicho que la fibromialgia no tiene cura. Pero, por favor no permitas que ellos te quiten tus esperanzas.
De verdad existe una solución para que por fin puedas tener una excelente calidad de vida. Existen muchas personas que lo han logrado, entre esas estoy yo.
Es por ello, que me he dado la tarea describir todo este blog para ayudarte en todas las dudas que tengas sobre esta terrible enfermedad.
Y además, darte la misma herramienta que me ayudó a superar todo esto. Esa herramienta se llama “Del Dolor a la Libertad”
De hecho, este es un libro el cual se descarga en formato PDF, el cual explica todo lo que debes de hacer a los fines de lograr la cura definitiva de la fibromialgia.
Ciertamente, cuando logres hacer todo lo que indica este libro y el gran objetivo de curar la fibromialgia, digas que este libro es el verdadero remedio milagroso que tanto estabas buscando.
Pero te repito, no es una cura milagrosa, donde te tomas algo y estilo panacea te cure todo de inmediato. Debes ser constante, seguir paso a paso cada uno de los consejos, recomendaciones y estilo de vida que te ayudará a superar todo esto.
Debes tener paciencia, ser constante y disciplinado. La clave es que no desesperes e irás viendo los resultados en poco tiempo.
Espero que quieras saber en qué consiste todo este método y así lograr salir de la FM .
Este libro cuya cura definitiva te ofrezco, se encuentra en formato pdf y así lo puedas obtener rápidamente y en la comodidad de tu casa.
Ya es tiempo que vuelvas a tener una vida tranquila, normal y sin tanto dolor.
Puedes adquirir aquí el fabuloso libro del dolor a la libertad y así sanar y recuperar tu vida o la de tu ser querido.
Accede aquí para poder obtener el gran método que cambiará tu vida



Menú para la Fibromialgia

Dependiendo de la dieta que tenga una persona, ésta puede incidir de manera positiva o negativa a su organismo. Ciertamente, puede ese goce de una buena salud, como que se genere algún tipo de enfermedad o, si se padece alguna, esta empeore.
En el caso de la fibromialgia, si se tiene buenos hábitos alimenticios, se puede mejorar la sintomatología que padezca el paciente. De esta manera, se logrará mejorar la calidad de vida del individuo con fibromialgia.
Síntomas como la fatiga, las diversas dolencias e incluso la depresión, son síntomas que teniendo una buena alimentación, se logren disminuir e incluso eliminarlos. Esto ocurre debido a que una buena dieta aporta las vitaminas, minerales y otro tipos de nutrientes que necesita el cuerpo para tener unos huesos y músculos en óptimo estado y con ello se disminuye o se quitan por completo los dolores que provoca la fibromialgia.
Para tener una buena dieta, necesario saber equilibrar los alimentos que se consumen. De hecho, las proteínas ayudan a tener un buen aporte de vitamina B y omega 3, sin embargo, el necesario a su vez ingerir vegetales y frutas que ayuden aportar otras vitaminas y minerales como el potasio, el silicio, el zinc y el selenio. Por otro lado, es necesario que ingerir lácteos o algunos de sus derivados, a los fines de que ayuden a aportar calcio.
Con este adecuado aporte de nutrientes, se mejora la salud del paciente con fibromialgia y con ello su calidad de vida. Así se tendrá las energías necesarias para poder combatir el día a día.
De esta manera, te sugerimos a continuación un buen menú para la fibromialgia. Consideramos que está bien equilibrado para que aporte los nutriente necesarios para combatir esta enfermedad.
Es muy importante resaltar que es solo un ejemplo de dieta, y que si deseas alguna más detallada de acuerdo a tus necesidades y/o dolencias, es importante que acudas a un especialista y así adapte un menú más acorde a tu organismo.

Menú para la Fibromialgia

Día 1

Desayuno: Cereal (avena preferiblemente) con leche deslactosada, de almendras o arroz y 05 nueces o almendras.
Almuerzo: Pizza vegetariana, no uses harina de trigo para la base, limpia y desmenuza una coliflor, agrégale huevo, lo pones sobre la bandeja como si fuera la masa. Luego agrega salsa de tomate, champiñones, cebolla, tiras de pimentón y aceitunas negras. Y un buen queso parmesano.
Merienda: una manzana.
Cena: Sopa de pollo de miso o vegetales.

Día 2

Desayuno: Tortilla de avena con fresas. Puedes ver la receta de las tortilla de avena aquí.
Almuerzo: Sopa de frijoles o lentejas, con arroz y ensalada de rábano, lechuga y tomate.
Merienda: Una pera.
Cena: media pechuga de pollo con vegetales al vapor como zanahoria, brócoli y papa.

Día 3

Desayuno: Zumo de limón con chía y una rebanada de pan integral tostado con mantequilla de maní.
Almuerzo: Calabacín (zapallo, zucchini) con carne molida y papas al horno. Ensalada de lechuga, durazno y nueces.
Merienda: Una manzana.
Cena: Salmón a la plancha con ensalada de vegetales de lechuga, tomate, cebolla aderezado con limón.

Día 4

Desayuno: Cereal (avena preferiblemente) con leche deslactosada, de almendras o arroz y 05 nueces o almendras.
Almuerzo: Ensalada de arroz integral con mayonesa ligera, atún y huevo cocido. Además, acompáñalo con espárragos.
Merienda: Una pera.
Cena: Raviolis de vegetales con media taza de arroz, preferiblemente integral.

Día 5

Desayuno: Tortilla de avena con duraznos. Puedes ver la receta de las tortilla de avena aquí.
Almuerzo: Pisto o Ratatouille (calabacín, berenjena, tomate y cebollas al horno) con pollo a la plancha.
Merienda: Una pera.
Cena: Ensalada cesar con pollo desmenuzado.

Día 6

Desayuno: Zumo de limón con chía y una rebanada de pan integral tostado con mantequilla de maní
Almuerzo: Pescado (merluza, bagre o salmón) al ajillo con puré de papas y vainitas (ejotes) al vapor.
Merienda: Una manzana.
Cena: Sopa de pollo de miso o vegetales

Día 7

Desayuno: Cereal (avena preferiblemente) con leche deslactosada, de almendras o arroz y 05 nueces o almendras.
Almuerzo: carne en tiritas con vegetales salteados (cebolla, pimentón, zanahoria, calabacín) con arroz.
Merienda: Una pera.
Cena: Algún pescado (salmón, merluza, bagre) a la plancha con vegetales al vapor.

Desayunos para fibromialgia

Siempre hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Ciertamente, no sólo es una frase que dicen por decir, sino que revela una gran realidad.
El tener un buen desayuno ayuda a nuestro organismo tener un óptimo estado de salud, tanto para tener un buen metabolismo, así como mantenernos en buena forma. Además, el haber desayunado adecuadamente, ayuda a no comer en exceso o a deshoras.
Asimismo, para que el desayuno sea saludable, se debe adaptar a la forma del individuo, tanto por su contextura, edad, sexo y si esta padece de algún tipo de enfermedad o patología. De esta manera, se le aporta al organismo los nutrientes que éste amerita, en cuanto a vitaminas y minerales que aportan las proteínas, vegetales, frutas, carbohidratos, grasas y azúcares que son consumidas.
En este caso particular, hacemos referencia a la fibromialgia, la cual es una enfermedad crónica la cual genera grandes dolencias y fatiga al paciente que la sufre. Ciertamente, el individuo que sufre de FM puede cambiar sus hábitos alimenticios debido al gran malestar que siente, y es por ello que pueda que no consuma los alimentos que necesite y puede empeorar su condición.
Es por ello, que el presente artículo te presentaremos unos desayunos prácticos y sencillos para que puedas comer sabroso y variado y, a su vez, aportar los nutrientes necesarios para combatir con la fibromialgia e incluso bajar la intensidad de los síntomas que padeces.

Tortillas de avena

Nada es más sencillo que juntar ingredientes, mezclar y ponerlos en una sartén. Así de sencilla es esta receta.
Mezcla una taza de avena de tu preferencia, un huevo y media taza de agua, mezcla con la ayuda de un batidor o un tenedor. Luego, de mezclar homogéneamente los ingrediente, coloca un poco de la mezcla en una sartén, el grosor va a depender de la cantidad de mezcla que coloques. Lo cocinas de ambos lados y listo.
Esta simple receta aporta muchas proteínas las cuales ayudarán a que tengas más energías. Además, hará que no te sientas cansado y mejore tus síntomas de la fibromialgia.
También ayuda a controlar lo niveles de azúcar, debido a que depura al organismo de aquellos elementos negativos del mismo.
Pero, no te comas la tortilla así, puedes agregarle frutas para hacerla más divina. Así también aportas otro tipo de vitaminas para tu bienestar.
Te  puede interesar: Fruta para la Fibromialgia

Zumo de limón con semillas de Chía

Calienta una taza de agua, agrégale el zumo de limón y una cucharada de semillas de chía.
El limón es uno de los cítricos que más aportes vitamínicos tiene. Además de se conocido por aportar mucha vitamina C, también aporta vitaminas A, B1, B2 y B3, las cuales ayudan a mantener una buena vista, tener una piel sana, fortalecer los huesos y formar glóbulos rojos.
Por otro lado, la chía aporta mucho omega 3, la cual es una grasa sana que ayuda a tener un buen funcionamiento del organismo. De esta manera, es beneficioso debido a que mejora los procesos de inmunidad, inflamación y coagulación de las células sanguíneas.

Frutas para la Fibromialgia

Las frutas son los alimentos que más diversidades tienen, tanto por sus tamaños, como por sus colores, formas, sabores y texturas. Además, son los que más nutrientes aportan a nuestro organismo.
Ciertamente, las frutas por lo general contienen la vitamina C, el cual es un gran antioxidante. Además, que protege a las células y tejidos de nuestro organismo.
Para los pacientes con fibromialgia es importante consumir muchas frutas, ya que estas ayudan a disminuir las dolencias y fortalecer el sistema inmunológico. De esta manera. el paciente gozará de una mejor salud, tendrá menos fatiga y dolencias y podrá afrontar mejor su vida cotidiana.
Es por ello, que te diremos aquí cuales son las mejores frutas para la fibromialgia. Conocerás sus virtudes y como estas ayudan a fortalecer el organismo del paciente que padece de FM.

Manzana

Esta fruta contiene una gran cantidad de componentes, entre los cuales se encuentran:
  • Vitamina C, B y E
  • Potasio
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Hierro
  • Calcio

Además, es una de las pocas frutas que aporta una gran cantidad de proteína. Asimismo, posee fibra natural y aminoácidos.
Gracias a todos los aportes que tiene, ayuda evitar el estreñimiento, la diarrea, la acidez y mejora el tracto digestivo. Una de las principales dolencias que se le presenta a los pacientes con fibromialgia es justamente estas molestias a nivel abdominal. Por lo tanto, una manzana al día ayudará a quitar estas molestias.
Igualmente, controla la presión arterial, limpia las arterias e hidrata. Una excelente fruta que abarca muchos aspectos positivos al organismo
Una de los síntomas que se presentan en las personas con fibromialgia son las laguna mentales y problemas para concentrarse. De hecho, la manzana ayuda a acabar con estos males, debido a que es un gran antioxidante y mejora notoriamente a la memoria.

Limón

Esta fruta tiene una gran concentración de vitamina C. Lo cual lo hace un limpiador del organismo, debido a que tiene propiedades antisépticas. De esta manera, elimina cualquier residuo o toxina de la sangre, riñones e hígado.
Además, a diferencia de lo que se cree, puede controlar el pH del tracto digestivo. De esta manera, también ayuda a los pacientes de fibromialgia a evitar la acidez, hinchazón abdominal, gases intestinales o cualquier dolencia o malestar que pueda generar este padecimiento.
Por sus efectos limpiadores, ayuda a tener una piel limpia, fresca y radiante. Además, que es un gran antibiótico y antioxidante que ayuda a verse y sentirse mejor.

Pera

Otra con grandes beneficios para el organismo, debido a que tiene muchos componentes y entre están:
  • Vitamina C y B.
  • Potasio
  • Sodio
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Yodo
  • Hierro
  • Calcio

Además, posee fitoesteroles con unos antioxidantes vegetales.
Debido a todos los componentes que contiene, tiene una gran acción anti inflamatoria. De esta manera, ayuda al paciente con fibromialgia a combatir las dolencias ocasionadas a nivel muscular.
Al igual que la manzana, posee grandes beneficios que ayuda a regularizar el tránsito intestinal. Con ello los pacientes con FM evitan tener molestias en esta zona abdominal.
Tiene mucho agua, la cual ayuda a hidratar y es un gran diurético. Así, se ayuda a eliminar las toxinas del organismo, aliviando cualquier tipo de dolencia
También posee fibra que ayuda a eliminar el colesterol y el ácido úrico.

¿Qué alimentos son buenos para la Fibromialgia?

La fibriomialgia es una enfermedad la cual ocasiona diversos síntomas al paciente, entre los cuales tenemos los brotes o episodios de dolor, cuadros de inflamación, depresión entre otros. Ello así, los médicos y especialistas han desarrollado diversos métodos o tratamiento para minimizar sus síntomas.

 En la actualidad existe un consenso entre los especialistas, los cuales indican que es muy importante la alimentación para enfrentar los síntomas de esta enfermedad, así como para evitar su evolución. Ciertamente, la alimentación juega un papel muy importante en la salud de los pacientes, razón por la cual no es motivo de sorpresa que en la actualidad se presente este consenso.

Ello, por cuanto la alimentación que requiere un paciente que padece de fibromialgia es totalmente distinta a la alimentación de una persona sana. En ese sentido, debemos destacar que una adecuada alimentación contribuye a aliviar algunos síntomas de la fibromialgia, específicamente los relativos a los dolores e inflamación. De hecho, es tan relevante el tema de la alimentación para esta enfermedad, por cuanto así como existen alimentos que contribuyen a mejorar los síntomas, existen otros que pueden agudizarlos.

 Así, tenemos que los pacientes que padecen de fibromialgia deben tener una alimentación con altos consumos de verduras y fibra, evitando en la medida de lo posible la ingesta de azucares procesadas. Todo ello a los fines de evitar el proceso inflamatorio que desarrolla esta enfermedad.

  ¿Cuáles alimentos o nutrientes requiere un paciente de fibromialgia?

 Tal como indicamos anteriormente un paciente con fibromialgia requiere de una alimentación distinta al resto de las personas, así tenemos: -En relación a las proteínas, lo recomendado por los especialistas es que el paciente debe consumir un mayor porcentaje de proteína vegetal a la animal. -

En relación a los azúcares, se recomienda que el paciente consuma pocos alimentos o debida con azúcares procesados.

 -En relación a las grasas, se deben tener mucha precaución con el consumo de alimentos que aumente el colesterol del paciente.

 -En relación a los minerales tenemos que un paciente requiere un consumo elevado de calcio, magnesio, selenio, iodo y zinc, debido a que presenta altos déficit de los mismos.

 - De igual forma, es importante que paciente mantenga un consumo de vitaminas, entre las cuales debemos destacar las vitaminas E y C, omega 3 y 9. Así, conforme los parámetros antes indicados tenemos como alimentos la cúrcuma, aguacate, aceite de coco, manzanas, brócoli, pescado, huevo, ajo, sésamo y legumbres.

 Ello en virtud, que estos alimentos presentan muchos beneficios para el paciente en tema de inflamación, desintoxicación, anti oxidantes.

 En ese sentido, debemos recomendar para los pacientes de esta enfermedad que mantengan un control rígido de la alimentación.

  ¿Debería consultar un especialista?

 Como podemos observar la alimentación de los pacientes que padecen de fibromialgia es de gran importancia, sin embargo la misma representa un alto nivel de complejidad. Así, tenemos que la alimentación no sólo se resuelve con el hecho de consumir los alimentos recomendados, sino además lograr un balance entre todos estos alimentos.

 Hecho que representa un nivel de complejidad, ello sin considerar que existen paciente que pueden presentar alergia con ciertos alimentos. Por las razones antes indicadas es que se recomienda que el paciente acuda ante un nutricionista para establecer un régimen alimenticio.

Jengibre para la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual le causa mucho dolor al paciente. Ciertamente, los dolores se manifiestan en las articulaciones, pero estás no son afectadas sino los músculos alrededor de estas. A pesar de este tipo de dolencia, no se genera ningún tipo de inflamación en el cuerpo. 

Asimismo, se generan grandes dolencias a nivel esquelético en las zonas del cuello, los hombros, los brazos, la cadera y las piernas. Especialmente, el paciente con FM sufre de mucha sensibilidad en los llamados “puntos gatillo” los cuales al ser presionados, causan un gran dolor.

Beneficios del Jengibre

 El jengibre es una raíz que tiene muchos beneficios para quien la consume. Especialmente, para aquellas personas que padecen de fibromialgia. Esta humilde, pero poderosa raíz, tiene propiedades medicinales la cual resalta que es un buen calmante. Asimismo, el jengibre es usado para condimentar comidas como sopas y salsas. Una simple taza con infusión de este condimento, puede traer una sensación de calma y relajación. Lo que es cierto, es que el jengibre es una gran fuente de vitaminas y minerales. De hecho, aporta magnesio, potasio, manganeso y vitamina C.

 Además, este ayuda a liberar los gases intestinales, lo cual ayuda a aliviar y relajar el sistema digestivo. Asimismo, al ser consumido a través de infusión, estimula una buena circulación sanguínea, esto debido a que genera un calor bastante relajante. Es que ciertamente, el jengibre es un poderoso analgésico natural que puede aliviar casi cualquier malestar. De hecho, contribuye a quitar la sensación de vómitos y náuseas.

 Por si no fuera poco, el jengibre es capaz de neutralizar la proliferación de cáncer. Ciertamente, esta raíz tiene un gran grado de toxicidad a las células que pudieran ocasionar cualquier tipo de cáncer.

  Jengibre para la fibromialgia

 Aquellos pacientes con fibromialgia que han probado el jengibre o lo integran a su dieta, han visto grandes mejoría a su salud. Ciertamente, lo principal que sienten es una disminución de las dolencias y un gran estado de relajación. Además, ha reportado que bajan notablemente aquellas dolencias a nivel estomacal.

De hecho, esto ocurre debido a que aumenta la mucosa del estómago y así se evita estas dolencias en esta área. Asimismo, ayuda a que desaparezca los dolores ocasionados por la osteoartritis, así como la inflamación de los músculos, los cuales son síntomas característicos de la FM. Incluso, el jengibre puede actuar más efectivamente que cualquier medicamento que haya sido recetado. Por lo tanto, integra el jengibre a tu dieta.

Te recomendamos tomar una taza de infusión de jengibre todos los días en ayunas. Realmente la sensación de bienestar es increíble desde la primera taza. Sin embargo, te advertimos que si sufre de hipertensión, no puedes ingerirlo o su consumo debe ser muy bajo. De todas maneras, te recomendamos siempre ante cualquier duda, que consultes con tu médico de confianza.

Relajante muscular para la Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que presenta una variedad de síntomas, siendo el principal o el más relevante los brotes o episodios de dolor. Ciertamente, esta enfermedad se caracteriza por sus cuadros de dolor, razón por la cual los especialista han optados por recurrir a diversos tratamientos para mitigar este síntomas.

 Así, tenemos que actualmente un paciente puede recibir tratamientos diversos, desde cambio de alimentación, rutinas diarias, medicamentos o fármacos. En la actualidad, cada día es más común que los pacientes reciban como tratamiento con medicamento o fármacos. No obstante, debemos precisar que hasta los momentos no existe un medicamento en especifico para tratar la enfermedad en propiamente.

Razón por la cual, lo médicos utilizan distintos medicamentos para tratar los síntomas que genera la enfermedad. Entre estos medicamentos o fármacos tenemos los relajantes musculares, los cuales tienen como principal objetivo aliviar el dolor que produces los episodios o brotes de dolor. 

Principales relajantes musculares

Existen muchos relajantes musculares en el mercado que pueden ser receptados para tratar esta enfermedad. Ello así, debemos indicar que la ciciobenzaprina, ha resultado muy éxito para los pacientes con fibromialgia, ayudando con los dolores y espasmo musculares.

 Asimismo, tenemos otros relajantes musculares de mayor impacto, tales como el paracetamol y la codeína. No obstante, estos fármacos presentan un gran riesgo para el paciente debido al alto nivel de dependencia que puede general. De igual forma, tenemos que el ibuprofeno suele ser utilizado con otros medicamentos para aliviar los espasmos.

Ventajas de los relajantes musculares

 Estos fármacos o medicamentos representan un gran aliado para los pacientes que padecen de fibromialgia. Ello por cuanto, no sólo alivian los dolores que padecen los pacientes, sino además pueden llegar a controlar los espasmo que sufren. De igual forma, tenemos que este tratamiento puede llegar a tranquilizar a los pacientes ante los efectos de la enfermedad. Aunando al hecho, que el efecto de este tratamiento es rápido y seguro para el padecimiento del paciente.

  Desventajas de los relajantes musculares

 Si bien es cierto, que para los pacientes que padecen de esta enfermedad los relajantes son de mucha ayuda, tenemos que señalar que no todo es pura ventajas. Ello así, se recomienda que el paciente evite acudir a los fármacos o medicamentos sin haber recurrido a un médico. De igual forma, tampoco es recomendable que utilice estos medicamentos en exceso por los posibles efectos adversos que puede padece el paciente.

  Entre los principales efectos adversos tenemos:

1. Incidencia en el sistema nervioso. Los relajantes musculares afectan el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

 2. Su efecto se despliega en todo el cuerpo y no sólo en la parte afectada.

 3. Puede general mareos, confusión o vómitos.

 4. El paciente afectar el sistema respiratorio del paciente.

 5. Como consecuencia de sus efectos el paciente puede sufrir accidentes domésticos o laborales.

 Ello así, visto los problemas que pueden presentar el paciente recomendados que este tratamiento se realice bajo un estricto control médico.

Los 100 síntomas de la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad la cual se caracteriza por tener múltiples síntomas. Es por ello, que es considerado un padecimiento crónico.

 Tan grave es esta enfermedad, que los síntomas que presenta puede aparecer a nivel abdominal, neurológico, cognitivo, emocionales, a nivel perceptivo, entre muchos otros.

 Es por ello, que te presentamos los 100 síntomas de la fibromialgia los cuales acompañan a esta terrible enfermedad.

  Dolencias Generales

1.- Alergia a ciertos medicamentos, pastillas, jarabes y/o alimentos

 2.- Alodinia, dolor a cosas que no son dolorosas normalmente

 3.- Astenia (cansancio y debilidad física)

 4.- Anquilosamiento (Rigidez al despertar o después de permanecer mucho tiempo en una misma posición)

 5.- Amigdalitis y laringitis frecuentes

 6.- Aumento o pérdida inexplicable de peso

 7.- Boca seca

 8.- Bruxismo, rechinan los dientes

 9.- Calambres y espasmos nocturnos

 10.- Costocondritis, dolor a nivel del torax ocasionado por la inflamación del cartílago que une a las costillas con el esternón

 11.- Deficiencia de magnesio

 12.- Disminución de fuerzas en las piernas

 13.- Disminución de la agudeza auditiva

 14.- Disminución del rendimiento físico

 15.- Disnea, falta de aliento

 16.- Dolor al masticar

 17.- Dolor en al menos 11 de los 18 “puntos gatillos”

 18.- Dolores en las articulaciones

 19.- Dolor en la articulación tempo-mandibular (aquella que hace de bisagra en la mandíbula) 

20.- Dolor de oídos o picazón en las orejas

 21.- Dolor generalizado por todo el cuerpo

 22.- Dolor en la zona sinusal

 23.- Dolores de cabeza constantes

 24.- Dolores espontáneos a nivel muscular y en los ligamentos y tendones

 25.- Enfermedad celíaca, intolerancia al gluten

 26.- Entumecimiento

 27.- Escalofríos

 28.- Falta de fuerza para poder emitir correctamente la voz

 29.- Fenómeno de Raynaud, el cual cambia la temperatura y el color de las orejas, nariz y dedos.

 30.- Hipersensibilidad a ciertos olores de la vida cotidiana

 31.- Hipersensibilidad a cualquier ruido

 32.- Inadaptación al esfuerzo

 33.- Masticación difícil, dificultad para morder alimentos grandes

 34.- Niveles bajos de vitamina D, que ocasionan fatiga y dolor muscular

 35.- Palpitaciones o ritmo cardiaco irregular y rápido

 36.- Parálisis o debilidad severa de un brazo o una pierna

 37.- Parestesias, hormigueos en las extremidades

 38.- Pérdida de cabello

 39.- Pérdida de fuerza en las manos

 40.- Piel muy seca, que puede llegar verse y sentirse como escamas

 41.- Presencia de otra enfermedad reumática

 42.- Problemas de tiroides

 43.- Prolapso de la válvula mitral (válvulas principales del lado izquierdo del corazón) 

44.- Respiraciones irregulares

 45.- Sensación de desmayo, que en cualquier momento puede desvanecer

 46.- Sensación de necesitar apoyo para poder caminar

 47.- Sensación de comezón y necesidad de rascarse

 48.- Sensación de tener el conducto auditivo tapado

 49.- Sensación de tener mucosidad en la faringe

 50.- Sensibilidad a la humedad, bien sea en ambientes secos o húmedos

 51.- Sensibilidad a la presión atmosférica

 52.- Sensibilidad a la temperatura ambiental

 53.- Sensibilidad en el cuello dental, donde se une el diente con la encía

 54.- Sensibilidad extrema en el cuero cabelludo

 55.- Síndrome de las Piernas Inquietas, la necesidad sin control de mover las piernas

 56.- Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple

 57.- Sofocos

 58.- Sudor abundante

 59.- Vértigos, sensación de estar girando o no tener contacto con el suelo

 60.- Zumbidos en los oídos

  Dolores a nivel Abdominal o Tracto Digestivo

61.- Calambres abdominales

 62.- Disfagia, dificultad para tragar

 63.- Endometriosis, que causa dolor en la parte inferior del abdomen, irregularidades menstruales e infertilidad

 64.- Síndrome de la vejiga irritable, pérdidas de orina al menor esfuerzo

 65.- Síndrome del Intestino Irritable

  Alteraciones en el Sueño

66.- Cambios en los horarios de sueño

 67.- Despertar constantemente

 68.- Dificultad para poder conciliar el sueño

 69.- Sueño no reparador, a pesar de dormir las horas necesarias, se despierta como si no hubiera dormido

 70.- Sueño excesivo

Problemas Cognitivos

71.- Desequilibrio o inestabilidad, se siente una mala coordinación en el cuerpo

 72.- Dificultad para conciliar el sueño o permanecer mucho tiempo dormidos

 73.- Dificultad para expresarse o comunicarse

 74.- Dificultad para levantar o bajar los brazos

 75.- Dificultad para relajarse

 76.- Dificultad para subir o bajar escaleras

 77.- Disminución del rendimiento intelectual

 78.- Fibroniebla o niebla cerebral

 79.- Problemas de concentración

 80.- Problemas de memoria

 81.- Sensación de confusión

  Síntomas en el Aparato Reproductivo o en la Sexualidad

 82.- Baja de la libido

 83.- Cistitis, molestias al orinar, se tiene una gran necesidad pero solo se orina un poco 

84.- Dismenorrea, menstruaciones muy dolorosas

 85.- Vulvodinia, dolor muy fuerte en la vulva, de tal manera que molesta demasiado al tener relaciones

  Síntoma en la Visión

86.- Dolor en los ojos y en los músculos oculares

 87.- Fotofobia, gran molestia e incluso dolor al ser expuesto a destellos de luz 88.- Ojos secos, ocasionando comezón y enrojecimiento

 89.- Problemas en la visión

 90.- Sensibilidad al utilizar lentes

 91.- Visión doble, borrosa o cambiante

Problemas emocionales o a nivel de la Psique

92.- Angustia

 93.- Ansiedad

 94.- Aumento de dolor después de periodos de estrés o ansiedad

 95.- Baja autoestima o sensación de que no se es valorado

 96.- Crisis de llanto

 97.- Crisis de pánico

 98.- Depresión Humor cambiante

 99.- Irritabilidad

 100.- Niveles bajos de serotonina, sustancia que regula nuestro estado de ánimo

¿Cómo aliviar el dolor de la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual provoca episodios de intenso dolor, problemas emocionales y cognitivos. Asimismo, como consecuencia de los diversos síntomas de esta enfermedad, el paciente ve reducido su capacidad en realizar actividades comunes.

 De hecho, podemos hablar que el paciente ve mermado su calidad de vida como consecuencia de esta enfermedad. No obstante lo anterior, tenemos que en la actualidad se han determinado que existen muchos métodos para aliviar dichos síntomas. Así, tenemos que como principales métodos para aliviar el dolor los siguientes:

  Cuidado personal

 En este aspecto es muy importante una alimentación balanceada. Si bien, la alimentación en general no se encuentra asociada a los dolores en sí, una alimentación inadecuada por fomentar el estrés y la ansiedad en los pacientes. Lo cual es importante evitar, por cuanto el estrés y la ansiedad incrementan el dolor de esta enfermedad así, como el resto de los síntomas. Se recomienda incluir alimentos con lato contenido de vitamina B, para contrarrestar el dolor.

 Evitar las drogas o estimulantes El consumo de sustancias psicotrópicas o estupefacientes, las bebidas alcohólicas incluso la cafeína deben ser vetadas o disminuidas. Ello es con motivo que, dichas sustancias, al igual que una alimentación inadecuada, fomentan el estrés y la ansiedad del paciente. Y tal como incidamos anteriormente no resulta recomendable que esto ocurra.

  Descanso

 Para un paciente que padece de fibromialgia es muy importante que procure un buen descanso. Ello es importante, en virtud que las personas que padecen de esta enfermedad sufren de fatiga. De igual forma, debemos resaltar que un mal descanso alimenta el estrés de las personas generando una mayor frecuencia e intensidad de los brotes de dolor. Se recomienda que el paciente descanse, como mínimo 7 en las noches, y procure dos siestas, las cuales en conjunto no deben superar de dos horas.

  Ejercicio

 Una rutina de ejercicios es uno de los mejores métodos para recuperar la calidad de vida que pierdes como consecuencia de esta enfermedad. Es importante recordar que la actividad física produce endorfina la cual contribuye a mejorar el estado de ánimo del paciente.

 Ahora bien, si bien es cierto que el paciente al inicio puede presentar mucho dolor como consecuencia del dolor el mismo disminuirá con el tiempo. Así, tenemos que no solo mejorar el estado de animo del paciente sino su calidad de sueño. Se recomienda realizar actividades cardiovasculares, tales como camina, sin embargo dicha actividad debe realizarse con prudencia. De igual forma, el paciente puede practicar yoga para aliviar los síntomas de esta enfermedad.

  Técnicas alternativas

 Algunos pacientes afirman que el recibir masajes o acupuntura son métodos efectivos para aliviar el dolor. Ahora bien, si bien no son métodos tradicionales, tenemos que en realidad dichas tecinas ayudan a los pacientes con los episodios del dolor. Así, tenemos que considerar que dichas técnicas son relajantes y estimulantes para el paciente.

  Medicamentos

 En la actualidad todos los especialistas tratan a los pacientes receptando medicamentos o fármacos para contrarrestar los síntomas de la Fibromialgia.

  Estos medicamentos pueden muy variados, sin embargo se dividen en:

 - Analgésicos. Tienen como finalidad disminuir el dolor que sufre el paciente, siendo los más comunes el ibuprofeno, el naproxeno o la aspirina.

 - Antidepresivos. Dichos fármacos tiene como objetivo combatir los posibles efectos psicológicos que el paciente puede desarrollar.

 - Antiepilépticos. La receta de estos medicamentos es poco frecuente pero en la actualidad algunos pacientes recomienda su aplicación.

 Es importante que el paciente evite la automedicación, por cuanto puede generar consecuencia contradictoria al paciente.

La Hepatitis C y la Fibromialgia

La Hepatitis C y la Fibromialgia son enfermedades las cuales tienen muchas similitudes. De hecho, se presentan y tienen síntomas las cuales se parecen mucho. Ciertamente, la hepatitis C se transmite a través de la sangre infectada. Sin embargo, la fibromialgia todavía no se sabe que lo provoca o cómo se transmite y todavía los especialistas siguen en investigaciones para determinarlo.

 Entre las hipótesis que manejan los especialistas, creen que la persona que se infecta de hepatitis C también puede llegar a desencadenar que esta termine padeciendo de FM. Esta teoría se debe a que últimamente existen muchos casos de personas que padecen de ambos padecimientos. Además, otros estudios apuntan que la fibromialgia está presente en más personas con hepatitis C que como una enfermedad aislada.

  Sobre la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica la cual ocasiona muchas dolencias a nivel músculo esquelético al paciente. Además, genera dolores de cabeza, malestares estomacales, trastornos del sueño, anquilosamiento, entre otros malestares. Asimismo, las personas que padecen de FM tienen unos puntos en su cuerpo llamados “puntos gatillos”, los cuales al ser presionados, le genera mucho dolor al paciente.

 Lo que hace complejo el determinar el origen de esta enfermedad, es que el paciente sufre de demasiados síntomas que se presentan conjuntamente. Ciertamente, es un ciclo de dolor, fatiga, insomnio, depresión, entre otros muchos síntomas que hace difícil el rastrear el origen de esta enfermedad.

 Algunos especialistas han señalado posibles orígenes de la fibromialgia, claro está todavía no determinan si son una causa real o parte del problema. Entre los posibles desencadenantes que sugieren están:

  Evento traumático a nivel físico o psicológico.

 Que el sistema inmunológico no funcione correctamente. Alguna enfermedad infecciosa. Desordenes en el sueño. Anormalidades musculares. Desequilibrios a nivel hormonal.

  La Hepatitis C y la Fibromialgia

Como se dijo anteriormente, los especialistas apuntan que existe algún tipo de conexión entre la hepatitis C y la fibromialgia. Ciertamente, creen específicamente que la hepatitis C es un desencadenante la cual provoca el inicio de la FM. Entre las coexistencias que se encuentran entre estas patologías se encuentran:

  Síntomas muy parecidos

Tanto la fibromialgia como la hepatitis C tienen síntomas muy parecidos, entre las que resalta que ambas manifiestan dolores a nivel músculo esquelético y la fatiga. Además, cuando el paciente tiene estas dos afecciones, tienen inflamación alrededor de las articulaciones y de los vasos sanguíneos o linfáticos.

  Proteínas inmunes

 Las citoquinas son aquellas proteínas encargadas de regular la respuesta del sistema inmunológico. Dentro de estas proteínas, se encuentran unas llamadas interleucinas, las cuales son las que permiten que el individuo sienta dolor.

Ahora bien, los pacientes con fibromialgia tienen las interleucinas considerablemente elevadas. Además, investigaciones también han revelado que estas mismas proteínas también aumentan cuando el paciente sufre de hepatitis C.

  Causas infecciosas

Las enfermedades infecciosas, tienen una estrecha conexión con los pacientes con FM. De esta manera, a medida que se encuentran en el organismo del individuo, pueden causar mayores daños a nivel celular. Es por ello, que la hepatitis C tiene una extraña conexión con la fibromialgia. Si bien, hasta los momentos, no se ha evidenciado que la FM es causada por una infección, es posible que sea una manifestación de la hepatitis C.

 Hay muchas pruebas de esta relación entre estas enfermedades. Sin embargo, que efectivamente algún virus o microorganismo es la causante de la fibromialgia, o se manifieste en conjunto con la hepatitis C o sea el resultado de esta última.